Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BARRIO A BARRIO | Camino de La Ermite

«No nos negamos a irnos, pero lo único que pedimos es una vivienda digna»

La exalcaldesa socialista Patricia Hernández, en presencia de José Ángel Martín, ayer con los vecinos.

La exalcaldesa y portavoz del PSOE, Patricia Hernández, se trasladó en la tarde de ayer para cumplimentar la visita acordada con la asociación de vecinos Canarias Futura antes de que se advirtiera hace más de un mes de desprendimientos de piedras en la ladera, quienes les aseguraron que «no nos negamos a irnos; lo único que pedimos es una vivienda digna».

Los residentes del Camino de La Ermita, en el barranco de Santos, a punto celebrar un pleno municipal. A las cinco de la tarde acudieron los socialistas, con Patricia Hernández al frente, y una hora después el concejal de distrito Salud-La Salle y de Urbanismo, Carlos Tarife, citó a los representantes de las tres familias afectadas por el desalojo a una reunión con los vecinos afectados por el desalojo y otros responsables políticos.

Patricia Hernández llegó, se presentó a los vecinos y si alguien pensó que les iba a pasar la mano, sorprendió cuando les preguntó: «¿Ustedes saben que lo más preciado que tenemos es la vida? ¿Eso lo tenemos claro?». El planteamiento, poco ajustado a los cánones políticos, dejó descolocado a los interlocutores, que le dieron la razón a la líder socialista, quien sumó una segunda respuesta, más en la línea de la visita: «¿Qué puedo hacer yo para facilitar que ustedes se puedan marchar?».

La dirigentes socialista se mostró categórica a la hora de insistir a los vecinos que no se podía continuar en el lugar porque estaban en riesgo sus vidas, pero inmediatamente empatizó, y comenzó con la niña de 7 años de Fernando, a quien le dijo que no se preocupara, que si hacía falta ella le guardaba los juguetes en su casa o la ayudaba a recoger. Patricia Hernández les recomendó a los vecinos que hicieran las maletas para dejar las viviendas, mientras que se comprometió a gestionar con el equipo de gobierno para garantizar que las tres familias afectadas por el desalojo se marchen a un lugar en condiciones. «No se pueden ir a un hotel ni puedes estar durmiendo en una litera, sino a una vivienda digna», y en esa línea luchará para hacerlo posible.

Compartir el artículo

stats