El Ayuntamiento de Santa Cruz, en coordinación con la Policía Nacional, ha mantenido una reunión con colectivos LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales) para informar sobre los protocolos que hay que seguir en caso de posibles delitos de odio o ataques homófobos en la calle o en redes sociales, «ante las últimas amenazas recibidas a particulares y asociaciones».

En el encuentro, presidido por el alcalde, José Manuel Bermúdez (CC), estuvieron las ediles de Igualdad y Seguridad, Purificación Dávila (CC) y Evelyn Alonso (Cs), así como mandos de las policías Local y Nacional y de Protección Civil. Por parte del colectivo LGTBI participaron las entidades Chrysallis, TransGirls, Transboys, Caminar Intersex, Libertrans, Canary Pride y Algarabía.

«Santa Cruz es una ciudad tolerante y como Ayuntamiento vamos a ser inflexibles con quienes no lo son. Acabamos de terminar una campaña de sensibilización y no podemos dar ni un paso en falso en este sentido», dijo el alcalde.

La edil de Igualdad condenó «las amenazas y agresiones contra personas LGTBI». «Vivimos en una sociedad que tiene que ser abierta y diversa, en la que todas las personas deben poder expresar su identidad sexual y de género con libertad, respetando los derechos de todos», expuso.

Desde la Policía se transmitió la necesidad de diferenciar si la amenaza es un bulo o real, y ponerla en conocimiento de las autoridades de manera inmediata para iniciar los correspondiente expedientes. También se informó a los colectivos de que se ha comenzado a reforzar la presencia policial en determinados lugares, como es el Intercambiador de la avenida Tres de Mayo. «Desde la Policía Local se han recogido varias denuncias y estamos en permanente comunicación con la Policía Nacional para coordinar las acciones necesarias de protección», destacó la concejala de Seguridad.