El Ayuntamiento de La Laguna suscribió un manifiesto de apoyo y fomento de la donación de órganos, tejidos y médula ósea, iniciativa impulsada por el Área de Bienestar Social y la Asociación Canaria de Donantes de Médula (Acamed) para promover la participación y compromiso entre la población lagunera y concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de una decisión que salva muchas vidas.

La Casa de los Capitanes acogió el acto de lectura del manifiesto de manos de la trabajadora social y representante de Acamed, Nereida Ramos, acompañada del vicepresidente de la asociación, Luis Febles, y de una representación de la Corporación, presidida por el alcalde.

En términos generales, puede ser donante de médula ósea toda persona sana, desde los 18 hasta los 60 años. No obstante, desde 2018, solo se incluyen en el registro de donantes personas de hasta 40 años, que se mantendrán en la base de datos hasta que cumplan los 60. El objetivo es rejuvenecer y optimizar la composición del registro. En Canarias hay 16.761 donantes de médula ósea, con un descenso en 2020 que ha cambiado este año con hasta mil donantes registrados en una semana.