Canarias echa el resto para promover el turismo interior