Canarias espera recibir más de 1.000 millones de euros de las ayudas directas a empresas afectadas por la pandemia aprobadas este viernes por el Consejo de Ministros, con los cuales "se responde, por parte del Gobierno de España, a una petición de esta comunidad", según ha dicho su presidente, Ángel Víctor Torres (PSOE).

La concesión de ese dinero, que es parte de un montante total de 7.000 millones de euros a repartir entre las distintas regiones del país, "es una apuesta del Gobierno de España que tengo que reconocer que necesitábamos", en la medida en que el archipiélago es "la comunidad más afectada, por el sector servicios, por el turismo, por la hostelería", cuyo peso en la economía es mayor que en otros territorios, ha destacado Torres.

El presidente del Gobierno de Canarias, que ha hecho estas declaraciones a preguntas de periodistas tras asistir a la toma de posesión del nuevo rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y poco después de que el Consejo de Ministros aprobase la medida, ha insistido en que se trata de "una cantidad muy relevante" que contribuirá a paliar los efectos de la crisis provocada por la covid-19.

Desde ese planteamiento, ha calificado este como "un día relevante, de gran alivio" para las islas y ha reiterado el hecho, además, de que con esta iniciativa "se da respuesta a una de las peticiones que hacía el Gobierno de Canarias, y que hacía yo como presidente, que era un plan específico para las islas, para los sectores que han sufrido y sufren repercusiones por la crisis sanitaria".

Y ha recordado que esa financiación estatal se suma "a los 400 millones de euros que el Gobierno de Canarias ya ha aprobado, a través de aplazamientos fiscales, ayudas directas y también al IBI turístico, para aliviar la situación que pasan las pequeñas y medianas empresas y los autónomos".

Torres ha expuesto que, conforme a lo anunciado en Madrid tras el Consejo de Ministros, Baleares y Canarias recibirán 2.000 de los 7.000 millones de euros del paquete de ayudas aprobado, pero ha avanzado que la cantidad correspondiente al archipiélago "puede estar por encima de los 1.000 millones de euros", pues para determinarla con exactitud "hay que calcular acorde al número de afiliados a la Seguridad Social que se han perdido" en cada territorio. 

Caída del 30% de la facturación

En concreto, el primer fondo de 7.000 millones, que gestionarán las comunidades autónomas, son ayudas directas no reembolsables de carácter finalista, que se podrán destinar al pago de deuda contraída desde marzo de 2020, tanto la relacionada con proveedores, como al pago de gastos fijos, suministros, salarios, arrendamientos o reducción de la deuda financiera o no financiera, siempre que la caída de la facturación sea al menos un 30% respecto a la de 2019.

Será la Agencia Tributaria la entidad encargada de proporcionar la información a las comunidades para saber si la empresa solicitante cumple con los requisitos para acceder a las ayudas y se pondrá a disposición de las comunidades autónomas una plataforma para dicho fin, según ha explicado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

A las medidas, aclaró Calviño, podrán acogerse pymes y autónomos de 100 actividades económicas diferentes, como las actividades de la industria manufacturera relacionadas con el comercio y la hostelería; comercio al por mayor y minorista; sectores auxiliares al transporte; mantenimiento aeronáutico, y actividades relacionas con la cultura y las actividades deportivas.

Estas ayudas podrán compensar, como máximo, el 40% de la caída adicional de ingresos en el caso de micropymes y autónomos (hasta 10 empleados), y hasta un 20% para el resto de empresas.

En concreto, los autónomos que tributan en módulos recibirán hasta 3.000 euros y entre 4.000 y 200.000 euros el resto de autónomos y empresas, importes que podrán elevarse tanto en Canarias y Baleares, siempre dentro de los límites de ayudas de Estado fijados por Bruselas.

La recepción de todas estas ayudas estará condicionada a que las empresas receptoras mantengan su actividad hasta junio de 2022, no tengan su domicilio en un paraíso fiscal, no estén en concurso ni hayan cesado la actividad en el momento de la solicitud, se hallen al corriente de pagos de las obligaciones tributarias y de la Seguridad Social y no repartan dividendo ni aumenten los salarios de su equipo directivo durante un periodo de dos años.

Los fondos llegarán en 40 días

Según ha explicado la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, las comunidades autónomas recibirán la transferencia de estos fondos en un plazo máximo de un mes y diez días, previa firma de convenio, aunque está pendiente de publicación la orden que estipula el monto que le corresponderá a cada una de las regiones y que se aprobará en los próximos días.

La asignación de los fondos se realizará siguiendo los mismos criterios que los utilizados para el fondo 'React EU', que se basan en el impacto de la pandemia en la riqueza de la comunidad, el impacto de la crisis en el desempleo y el impacto en el desempleo juvenil, todo ello rigiéndose por los datos actualizados a diciembre de 2020.