En los primeros compases de la erupción de Cumbre Vieja, fueron varias las tomas que captaron vecinos. Cada uno, de una manera diferente; desde los que se lamentan hasta los que disfrutan de una jornada de piscina.