¿Cuál es el sueño de muchos? Posiblemente trabajar menos y ganar más dinero. Pero no todo el mundo tiene las mismas oportunidades ni el proyecto idóneo para poder hacerlo o aún no ha descubierto el secreto de cómo hacerlo. Pero hay gente como la joven de esta noticia, que ha desvelado que viaja por todo el mundo, apenas trabaja unas horas a la semana y es capaz de ganar hasta 800.000 euros al año.

Es Michelle Schroeder-Gardner, de 33 años, que genera unos ingresos pasivos de carácter millonario. Y ahora ha contado cuál ha sido su secreto para lograrlo.

Tras acabar la universidad, logró un puesto como analista financiera donde contaba con un salario de 40.000 dólares al año de media. Sin embargo, no sería este el trabajo con el que años más tarde ha logrado la independencia financiera.

Trabajando con un portátil

Esta es su historia

La historia de Michelle es una de las más curiosas e inspiradoras que podrás encontrar en las redes sociales. A pesar de ganar un salario bastante suculento, la joven debía pagar los gastos diarios, además de saldar una deuda generada por sus préstamos solicitados en su época de estudiante universitaria.

Esta fue la razón por la que no tardó en decidirse a lanzar un negocio secundario que le sirviera como apoyo para llegar a fin de mes de forma holgada. De este modo, creó un blog dedicado a las finanzas y al ahorro: "Making Sense of Cents".

Gracias a este blog ha alcanzado todos sus sueños. De hecho, se ha convertido en su fuente de ingresos principal, superando con mucho su salario anterior, y para mantenerlo ya no invierte más de 10 horas a la semana, según ha confesado ella misma.

800.000 euros anuales

En los últimos cinco años, Michelle ha ganado una media de 779.000 euros anuales gracias a esteblog. En él lanza consejos sobre cómo comenzar en el mundo de la inversión, así como qué productos financieros son más recomendables para ahorrar.

Tan solo unos meses después de abrir su blog, un amigo la puso en contacto con una empresa que buscaba a alguien que escribiera contenido patrocinado.

En sus comienzos, le pagaron 100 dólares por hacerlo. Sin embargo, poco a poco, no tardó en conocer las bases para crear mucho más dinero. Así, empezó a publicar con mayor frecuencia y añadió publicidad a su blog.

Tan solo dos años después de invertir en su blog, la joven generaba ingresos de entre 5.000 y 10.000 dólares mensuales. Cuando saldó su deuda con el banco por los préstamos de su época estudiantil, dejó su empleo para dedicarse por completo a su nuevo blog.

Tras once años, Michelle ha seguido incrementando el potencial del que ahora es su negocio principal. De hecho ha generado más de 4 millones de dólares en tan solo cinco años, según revela ella misma.