14 de febrero de 2020
14.02.2020

Álex García: "Puse toda la carne en el asador y me reí mucho de mí mismo"

"El personaje de Carlos tiene las características de muchos hombres de hoy en día. Es cobarde y no le gusta enfrentarse a sus problemas. Eso le hace que se meta en otros problemas mucho mayores, claro"

13.02.2020 | 23:24
El actor canario Álex García.

Le gusta esto de la promoción y las entrevistas o es la parte más estresante de su trabajo como actor?
Realmente es una locura. Te metes en unos días en los que no sabes ni qué hora es, pero forma parte de todo esto. Al final hacemos películas, teatro y series para que las vea la gente. Si no lo promocionas no los ve nadie. Entiendo que forma parte del juego.
El preestreno de la película tuvo lugar Madrid pero tendremos la suerte de que se presente oficialmente aquí, en Tenerife, donde también se rodó.
Además de ser el sitio donde se grabó, es el lugar donde nací y donde me crié, de donde soy. Estoy muy contento por eso.
Es poco habitual tener la oportunidad de poder trabajar en casa, ¿no es cierto?
Es muy especial y yo lo intento fomentar mucho. De hecho, que el estreno se haga en Tenerife es algo que he impulsado yo. Cada vez que estoy en algún proyecto desde Madrid que tiene alguna pequeña vinculación con Canarias lo intento atraer, por así decirlo. Este más todavía, claro, porque rodamos en Canarias y porque sale Tenerife en la película. Sale muchísimo y es uno de sus ingredientes. En Canarias lo vemos normal, pero cuando la gente lo ve desde fuera alucinan. Y yo siempre digo, que sí, que esa es mi tierra. Sí señor.
¿Intenta ser embajador de las posibilidades que tiene su tierra como plató de cine?
En la parte que me toca, sí. Pero la verdad, desde la propia tierra y desde la Tenerife Film Commission , ese trabajo se lleva haciendo muy bien desde hace años. Además ha funcionado. Afortunadamente no hace falta que yo, desde mi parcelita, haga mucha presión.
¿Cómo es Carlos, su personaje en Hasta que la boda nos separe?
Carlos tiene las características de muchos hombres de hoy en día. Es cobarde y no le gusta enfrentarse a sus problemas. Eso le hace que se meta en otros problemas mucho mayores, claro. Mentir te mete en marrones que nunca hubieras imaginado ni en la peor de tus pesadillas. De ahí sale toda la esencia de la película. Cuando Carlos conoce al personaje que hace Belén Cuesta no sabe que se va a enrollar con ella pero como tiene tanta personalidad ella le lleva a su terreno, por así decirlo. Resulta que es la mejor amiga de su verdadera novia y acaba organizando su boda porque Carlos no se atreve a decir la verdad. De ahí esta película, imagínate.
La de líos en los que nos metemos por cobardía...
Tal cual. De eso va la película, de las consecuencias que tienen estas pequeñas situaciones de la vida. Todos los personajes de la película tienen algo a lo que enfrentarse y ninguno lo hace. De ahí sale esta película, de un cúmulo de situaciones desastrosas que los personajes de la película no saben como asumir. Eso se convierte en comedia, el espectador se ríe mucho de todo esto pero lo cierto es que nosotros lo hemos rodado con mucha verdad y sufriéndolo mucho.
¿Cómo es rodar con un director como Dani de la Orden?
Es una gozada. Tiene mucho talento, es muy apasionado y transmite su punto de vista para cada uno de los personajes. Realmente, el talento absoluto de esta película parte de Dani de la Orden, de su capacidad para poner a los personajes en situaciones muy extremas. Es algo que no es tan habitual en las comedias románticas.
Comparte escenas con dos compañeras de lujo: Belén Cuesta, que acaba de ganar un Goya, y Silvia Alonso.
Te digo más. El lunes empiezo a rodar una película en Tenerife con Silvia y Ariadna Gil. Además, será con un director canario que además es amigo, Guillermo Ríos. Es una película que me hace mucha ilusión. Hice un anuncio con Guillermo hace unos años y he seguido toda su trayectoria. Le conozco mucho y que ahora esté haciendo su primera película conmigo es muy especial, la verdad.
¿Se siente cómodo haciendo comedia?
Me gusta mucho y poco a poco me voy sintiendo más cómodo. En esta película creo que he dado un paso adelante. La comedia necesita de mucha honestidad. Roberto Álamo me preguntaba hace poco que si me había reído de mí mismo. Y le dije que sí, he puesto toda la carne al asador y me he reído mucho de mí mismo. Para no ser un cómico, sino un actor que hace comedia, creo que me puedo sentir satisfecho por lo que ocurre en Hasta que la boda nos separe.
Por otro lado, en breve llega a la Isla con un proyecto completamente opuesto: Jauría.
Sí, el 27 y el 28 de marzo iremos al Guimerá. También de eso me siento un poco responsable porque desde que supe que habría gira me encargué de que en Tenerife se hicieran partícipes de esto. Me parece importante. Llevo 15 años haciendo obras de teatro y muchas de ellas han ido por toda España. Hemos pasado por el Cuyás y no todas han pasado por el Guimerá. Me parece muy importante que en Tenerife tengan en cuenta obras que se están viendo en toda España. Al final es una cuestión de saber, de que te llegue la información a tiempo. Cada vez que empiezo una obra de teatro que creo que es interesante le paso el dossier al Guimerá. No la vendo para que me contraten por ser canario. La vendo para que no sean los únicos de toda España que no lo hagan. Afortunadamente, tanto en este caso como con Incendios, vieron claro que tenían que ir al Guimerá. Vamos a estar dos días y no puedo estar más feliz.
¿Cómo se afronta un proyecto tan duro, basado en el sumario del juicio de La Manada?
Es duro y enriquecedor, la verdad. Es duro contar una historia así y es duro ver lo que cada espectador siente, pero para eso me dedico a esto. Los actores tenemos la necesidad de contar, de hacer a la gente partícipe. Contar historias así de duras me afectan pero me hacen crecer como persona.
¿Y qué nuevos proyectos tiene?
Estoy en una serie de Rodrigo Sorogoyen, Antidisturbios, para Movistar. Sigo también con Jauría y el próximo año ya estrenaré la película que hago con Guillermo, Solo una vez, que no es poco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook