10 de enero de 2020
10.01.2020

Aumentan los humanos que hablan con sus aparatos

La mitad de las búsquedas en internet de 2020 se harán por voz y se distribuirán 8.000 millones de altavoces inteligentes para el hogar en todo el mundo

09.01.2020 | 23:14

Alexa, enciende las luces del árbol". En casa de los influencers de este país esta frase se ha escuchado estas fiestas en muchos de los vídeos que suben a las redes sociales. Conviven con sus altavoces inteligentes y los recomiendan como uno de los regalos estrella para Reyes. A casa de mi familia ha llegado esta Navidad Google Home Mini y mis tíos -de unos 60 años- se afanan en aprender las palabras mágicas (Ok, Google) para arrancar el aparato y pedirle "música de Juan Pardo". La tecnología que utiliza la voz para interaccionar con los humanos es la tendencia del año que acaba de terminar y será la gran protagonista de la nueva década.

Se estima que en 2020 la mitad de las búsquedas en internet se hagan hablando con los aparatos. Los asistentes de voz son la tecnología vinculada al consumidor que más crece desde los smartphones. El número de asistentes de voz se triplicará de aquí a 2023, y se distribuirán unos 8.000 millones de dispositivos; habrá más asistentes de voz que personas hay en el mundo, según un estudio reciente de Juniper Research.

Más del 70% de los consumidores ya utilizan en mayor o menor medida un asistente de voz en su rutina diaria, según datos de la consultora Strategy Analytics. Dispositivos como Google Home o los altavoces de Amazon habitan en los hogares de más de dos millones de españoles como una herramienta para escuchar música (90,3%), consultar el tiempo (84,1%) o conocer las noticias (66,4%). Cada vez más productos incorporan el control por voz y están diseñados para interactuar con las personas gracias a asistentes como Siri (Apple), Alexa (Amazon) o Google Assistant -en España los más usados son el de Google y el de Apple-. Amazon ya ha lanzado un microondas y un reloj de pared que hablan.

A día de hoy, una de cada cinco búsquedas se hace por voz, según los datos de Google. El gigante tecnológico advierte de que esta tendencia irá en aumento el próximo año y empresas y medios de comunicación deberán pasar de estrategias SEO -para posicionar sus noticias en los primeros puestos del buscador- a estrategias VEO (para búsquedas por voz).

Otro cambio: la huella dactilar o el reconocimiento facial darán paso a la "huella vocal". El nuevo campo a explorar es la biometría de voz, una tecnología que tiene en cuenta la pronunciación, frecuencia y velocidad de la forma de hablar de cada individuo. Con la voz se podrá desde desbloquear el móvil a autorizar pagos, según los expertos. En esta línea ya se habla del voice shopping (compras por voz) como la tendencia del futuro del ecommerce. Un 70% de los internautas adquiere productos por internet y se espera que pronto lo hagan hablando con su móvil, reloj o altavoz inteligente.

"La voz es la forma natural de comunicarnos, por lo que la inversión de las empresas por este medio seguirá en alza", apunta Santi Vernet, director ejecutivo de comunicaciones de Masvoz, compañía que ofrece servicios de comunicación a otras empresas. "Si 2019 ha sido el año de los asistentes virtuales en el hogar, 2020 traerá nuevos procesadores y chips que serán capaces de captar el lenguaje natural y reconocer sonidos en ambientes ruidosos, lo que impulsará esta tecnología", añade.

Empleo

Lograr que los aparatos se comuniquen de forma natural, como los humanos, requiere de expertos que les enseñen. De ahí que las profesiones más demandadas sean, a día de hoy, especialista en inteligencia artificial, ingenieros de robótica o expertos en ciberseguridad, tal como detalla un informa de la red social profesional Linkedin. El siguiente paso será evitar los ataques a la privacidad que puedan ocasionar estos aparatos que habitan en los hogares. Un grupo de expertos ya advirtió en verano a la Comisión Europea de la necesidad de que estos sistemas sean "respetuosos con la ley y con los derechos fundamentales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook