06 de diciembre de 2019
06.12.2019

Juan Tamariz: "Los naipes me atrajeron con su poder de seducción"

El Teatro El Sauzal acogerá este domingo el estreno en Tenerife de su último espectáculo: Magia potagia y aún más (19:30 horas)

06.12.2019 | 01:26
Juan Tamaríz.
Consulte la sección de Ocio: Agenda | Planes | Gastronomía

Juan Tamariz (Madrid, 1942) es sinónimo de magia. Hablar de juegos de manos, de la vida secreta oculta entre las cartas de una baraja, es también hablar de este simpático y ocurrente showman. Descubrió que lo suyo era hacer magia cuando apenas tenía cuatro años. A esa tierna edad fue con sus padres a un teatro a ver a un prestidigitador y supo enseguida que aquella sería su vida: crear fantasía. Pero Tamariz no es solo ilusionismo, es mucho de simpatía y una buena dosis de historia, la historia viva de la magia en este país. Sus manos empezaron a asomarse a la pequeña pantalla casi al mismo tiempo que la televisión nacía en España. Su pelo largo, sus inconfundibles gafas y su sombrero: Tamariz es un icono.

El Teatro El Sauzal acogerá este domingo el estreno en Tenerife de su último espectáculo: Magia potagia y aún más (19:30 horas). Será una oportunidad única para disfrutar de una propuesta renovada con sus "clásicos de siempre, nuevas magias y sorpresas inéditas", adelanta. La magia de Tamariz es la magia de la sonrisa. "Frotarse los ojos ante lo increíble, abrir la boca ante lo asombroso, reír, reír y reír ante lo surrealista, gozar ante lo milagroso y fascinante", promete por adelantado a los que acudan a verle.

¿Recuerda la primera vez que tuvo un juego de naipes entre sus manos?

Mis primeros juegos de magia, cuando aún era un niño, fueron con dados y monedas. Sin embargo, los naipes me atrajeron en seguida con su poder de seducción: eran como cromos de colores. Estamos hablando de la baraja española, claro.

¿Y cómo aprendió luego a hacer magia?.

Di mis primeros pasos en la magia con una caja de juegos de la marca Borrás, como no podía ser de otra forma. Me la trajeron los Reyes Magos, quiénes si no, cuando tenía seis años. La pedí expresamente.

Toda España le recuerda, además de como un magnífico mago, como uno de aquellos Tacañones del Un, dos, tres . Fue antes de que visitara habitualmente este histórico programa con sus inconfundibles números de cartas. ¿Guarda buenos recuerdos de aquella época?

Mi paso como no-mago en el Un, dos, tres fue muy fugaz porque la realidad es que soy un pésimo actor. No obstante, luego, ya como mago, disfruté muchos años en tan admirable programa. De hecho, siempre fui un gran seguidor del extraordinario hacer de Kiko Ledgare, del encanto de Mayra Gómez Kemp y de la sabiduría de Chicho Ibáñez Serrador, entre otros muchos de los que participaron en ese recordado concurso.

Como mago, ¿quién o quiénes han sido sus referentes?

Juan Antón fue mi maestro directo pero me influyeron mucho otros grandes profesionales como Arturo de Ascanio, que era precisamente de Tenerife. Fue un gran maestro, un maestro de maestros. Otros de mis referentes son, evidentemente, Fu Manchú y Tony Slydini. Pero he visto y admirado a cientos de maravillosos magos en mis varias vueltas al mundo. De la mayoría de ellos aprendí y aún hoy sigo aprendiendo. Por fortuna, somos un colectivo que nos llevamos estupendamente todos con todos y siempre estamos reunidos en congresos nacionales e internacionales. Organizamos reuniones y tertulias. Por cierto, no quiero dejar de mencionar aquí la celebración de las maravillosas Tertulias Mágicas Canarias. También hacemos cenas mágicas en las que los espaguetis bailan, las gambas vuelan y saltan y las aceitunas cantan.

¿Cuál es su principal miedo cuando se sube a un escenario o se somete al escrutinio de su público?

Siempre que me subo a un escenario siento alegría, no miedo. Lo que me pasa sobre el escenario es que siento mucha felicidad por compartir este arte maravilloso y poético que nos hace vivir como posibles los sueños y deseos imposibles. Además, es un gozo y una alegría que siempre intento compartir con los espectadores tratando de vivir al máximo el encanto, la ilusión, el misterio, el asombro y el pasmo. Siempre hay risas y más alegría, claro.

¿Ha cambiando mucho la forma de hacer magia en los últimos años con las nuevas tecnologías y las todopoderosas redes sociales?

La magia, como todo arte, evoluciona. No obstante, lo que más ha cambiado en estos años ha sido la actitud del público. Antes, el espectador se fijaba más en cómo descubrir el secreto y su perfil ha evolucionado. Actualmente, disfruta mucho más de la ilusión artística.

¿Le daría algún tipo de consejo a los jóvenes que quieren dedicarse a la magia?

Para aprender magia -además de ver muchos vídeos en YouTube de magos y magas- lo más útil es acudir a un maestro de forma personal o por internet. Sin embargo, un camino mágico maravilloso es aprender a través de los libros de magia. En ellos no solo se aprende el cómo sino también el porqué. Yo recomiendo los del maestro Ascanio aunque para principiantes conviene empezar por los libros del Padre Wenceslao Ciuró, los de Roberto Giobbi y quizás alguno de los míos, como por ejemplo Aprenda usted magia.

Viene a Tenerife, concretamente al teatro de El Sauzal, con su último espectáculo, titulado Magia potagia y aún más . ¿Con qué sorpresas se encontrarán los que vayan a verle? ¿Mantiene una buena relación con las Islas?

Mi relación con las islas canarias es de amor, con "A" mayúscula. He vivido en el Archipiélago muchas experiencias mágico-gozosas. He participado como asesor en el inolvidable y fantástico congreso nacional de magia en Tenerife y presumo de mi amistad con los fantásticos conocedores de magia y buenísimas personas que son varios de mis amigos isleños como Alberto Reyes, Paco, Raúl, Melo y tantos otros.

¿Y cómo anima al público a que vaya a verle este domingo con Magia potagia ?

Los que vengan a ver el espectáculo disfrutarán con lo imposible y lo asombroso. Los que acudan podrán participar en el espectáculo. De forma voluntaria, claro, si así lo desean. Habrá muchas sorpresas. Entre ellas, el encanto de la maga Consuelo Lorgia y la poética magia de Manuel Vera. Pero sobre todo, podrán disfrutar de la elegancia absoluta de Juan Tamariz -o sea: yo mismo- y de sus fascinantes ojos azules. Quiero añadir que para los juegos en los que se necesite ver de cerca los naipes contaremos con la ayuda de una cámara y una pantalla de proyección. Así, hasta los espectadores de la última fila podrán disfrutar al máximo este espectáculo de magia maravillosa y de muchas risas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Agenda


Museo de Historia y Antropología de Tenerife
La Laguna acoge este domingo una nueva actividad de 'Morimundo'

La Laguna acoge este domingo una nueva actividad de 'Morimundo'

El Museo de Historia y Antropología de Tenerife ofrece una ruta guiada que recorre la Ciudad de...

Sabina Urraca imparte en TEA un taller de escritura

Sabina Urraca imparte en TEA un taller de escritura

Apoyado en las colecciones de TEA, 'Ahí detrás hay alguien' es una actividad vinculada a la...

El Museo Municipal expone obras premiadas de la Bienal de Artes Plásticas

El Museo Municipal expone obras premiadas de la Bienal de Artes Plásticas

La muestra incluye una variada relación de manifestaciones artísticas entre pinturas, escultura,...


TEA proyecta 'Habitación 212', una comedia dramática de Christophe Honoré

TEA proyecta 'Habitación 212', una comedia dramática de Christophe Honoré

La cinta, protagonizada por Chiara Mastroianni y Vincent Lacoste, se podrá ver entre el viernes...

La danza llega al El Teatro Leal con el coreógrafo Daniel Abreu

La danza llega al El Teatro Leal con el coreógrafo Daniel Abreu

El espectáculo forma parte del ciclo Danza en breve', iniciativa pionera del Organismo Autónomo de...