Durante la primera quincena de febrero una sucesión de borrascas ha elevado la generación renovable en España un 57,5%. Por eso, el precio de la electricidad en el "pool" español se coloca a mitad de precio que en los principales mercados europeos, como el francés (53,36 €/MWh), el alemán (52,48 €/MWh) o el italiano (57,06€/MWh). Por otra parte, destaca el importante retroceso en la cotización del gas (-35%), pero las emisiones de CO2 continúan su escalada y superan los 40 €/t.

El precio diario del mercado mayorista (pool) de los primeros quince días de febrero se sitúa en 27,57 €/MWh. Desciende un extraordinario 54% desde el cierre de enero (60,17€/MWh). Con respecto a febrero del año pasado, también disminuye un notable 23,14% y es un 38,5% inferior a la media de los últimos cinco años de un mes de febrero, según señalan los analistas del Grupo ASE.

La sucesión de borrascas atlánticas desde finales de enero ha supuesto una generación renovable extraordinaria. La producción eólica es un 80% superior a la de febrero de 2020. También crece la generación hidroeléctrica (+51%) gracias al rápido crecimiento de los embalses, por el deshielo y las fuertes lluvias en el noroeste, en las cuencas del Miño y del Duero. Este crecimiento total de la producción renovable (+57,5% respecto a hace un año) ha presionado a la baja el precio y reducido el hueco térmico. Los ciclos combinados de gas (CCG) han bajado su producción un 59,3% respecto al año pasado.

Por su parte, la producción nuclear ha trabajado prácticamente a plena carga y la fotovoltaica ha moderado crecimiento al 7%, debido a la menor irradiación solar por el tiempo lluvioso. Las exportaciones a Francia se han disparado y el saldo internacional es exportador (172 GWh) y equivale al 1,7% de la demanda, frente al saldo importador que registró en los quince primeros días de febrero de 2020 (583 GWh). Por otro lado, la demanda crece un ligero 0,6%. Sin embargo, cuando tenemos en cuenta las temperaturas y laboralidad, la demanda corregida cae el 5%.

La elevada cotización de las emisiones de CO2 y del gas está provocando una escalada del precio de electricidad en Europa, por encima de los 50 €/MWh. Las emisiones ya han superado el nivel de los 40 €/t y tienen un importante impacto en los costos de generación de electricidad a través de fósiles (ciclos de carbón y gas), que han visto incrementada su demanda a causa de la ola de frio que afectando al continente. En Alemania, donde la producción con lignito (carbón) supera el 30% del mix, sube hasta los 52,5 €/MWh. Y Francia, muy dependiente de la poco flexible generación nuclear, se coloca en 53,36 €/MWh.