04 de octubre de 2019
04.10.2019

La UTE encabezada por OHL garantiza el inicio inmediato del cierre del Anillo Insular

ANILLO INSULAR: El comienzo de la obra solo depende de la rectificación de un "error material o de hecho" en el fallo del Tribunal Administrativo de Canarias

04.10.2019 | 09:43
La UTE encabezada por OHL garantiza el inicio inmediato del cierre del Anillo Insular

La última decisión dictada por el Tribunal Administrativo de Canarias en relación a la obra conocida como Cierre del Anillo Insular está basada en un importante error material por parte de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Canarias, en relación a una parte del informe de la oferta presentada por la UTE adjudicataria: Obrascon Huarte Lain, Sociedad Anónima de Trabajos y Obras, Excavaciones Bahillo y Asfaltos Bahillo.

Se trata de un "error material o de hecho" que convierte la cifra de 14.277.522,43 euros en casi un tercio de ese valor. El hecho de que el Tribunal Administrativo de Canarias haya emitido su fallo en 48 horas y sin haber permitido a la UTE adjudicataria hacer alegaciones complementarias, tal y como fue solicitado, ha impedido aclarar un error que ahora puede colocar el Anillo Insular en la cuerda floja, si bien es cierto que la UTE OHL, en su afán por emprender la obra en tiempo y forma para que no haya ningún problema, solicitó inmediatamente ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Canarias la "rectificación de error material o de hecho" que podría dejar aclarado este penoso incidente gracias al ART 59.3 de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público.

Dicho de forma técnica y absolutamente aséptica, el comienzo de la obra pende del hilo de la rectificación de un error que a Tenerife le puede costar el riesgo más que notorio de quedarse sin el cierre del Anillo Insular, pero es que, incluso si llegara a adjudicarse la obra a otra de las empresas o UTEs licitadoras, las arcas públicas tendrían que pagar un mínimo de 12 millones de euros más, y la obra tardaría al menos medio año más en estar terminada, porque esos datos fueron los que inclinaron la balanza en favor de la UTE OHL adjudicataria, que, una vez conocida su propuesta de adjudicación, depositó en tiempo y forma la documentación requerida y avales por valor de 21.349.199,82 euros. Avales que siguen depositados en las arcas públicas.

El hecho es que el segundo informe de la Jefa de Sección adscrita al Área Jurídico Económica de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda que determina suspender la adjudicación otorgada a UTE OHL lo hace, según transcripción literal, porque "la propuesta presentada por la UTE OHL (por importe de 5.579.700 de euros) no justifica el cumplimiento de las obligaciones establecidas en materia social o laboral por la normativa y el Convenio Colectivo del sector de la Construcción de la provincia de Tenerife 2017-2021, al ser el coste laboral mínimo del Convenio Colectivo 6.449.969,97 euros".

Esto sería correcto si no fuera porque a alguien se le olvidó que dicha obra, tal y como está recogido en el anexo 11 de la memoria justificativa, tiene dos plantillas de empleados tal y como recoge claramente el informe: la de los trabajadores en general por el importe anteriormente citado y la de los trabajadores de los túneles, cuyo coste ascenderá a 8.697.822,43 de euros, con lo cual el total de las obligaciones laborales será de 14.277.522,43 de euros, más del doble de lo estimado como óptimo en el Convenio de la Construcción al que se hace referencia.

La decisión de la UTE OHL adjudicataria de solicitar al Tribunal Administrativo la rectificación del error supone la posibilidad de que el Anillo Insular empiece a construirse en noviembre porque las empresas integrantes de la UTE entienden que se trata de un fallo humano fácilmente subsanable gracias al ART 59.3 de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público. Por eso, piden que el órgano de contratación resuelva sobre la exclusión de la UTE OHL, desestime el recurso presentado por la UTE FCC y se confirme el acto impugnado, con lo cual todo volvería a la normalidad y, ahora sí, se finalizarían todos los procesos y la obra comenzaría en noviembre.

De no ser así, el procedimiento seguiría su curso, es decir, se propondrá la adjudicación de la obra a la segunda empresa mejor puntuada y, en caso de adjudicarse nuevamente, dicha decisión puede ser recurrida por todas las empresas que se presentaron al concurso, lo cual haría inviable la construcción del anillo insular. No olvidemos que la Declaración de Impacto Ambiental caduca el 12 de diciembre de 2019.

Por otra parte, está también la posibilidad de que la UTE OHL inicie un procedimiento contencioso administrativo en defensa de sus derechos que habrían quedado vulnerados y que obviamente conllevaría medidas cautelares.

Cronología

  • 2 DE ENERO DE 2019 Anuncio de licitación de la obra
  • 13 DE MAYO DE 2019 Propuesta de Adjudicación a la UTE Obrascon Huarte Lain, Sociedad Anónima de Trabajos y Obras, Excavaciones Bahillo y Asfaltos Bahillo. Depósito en tiempo y forma de 21.349.199,82 euros en avales, así como toda la documentación requerida.
  • 5 DE JUNIO DE 2019 Adjudicación de la obra a la denominada UTE OHL.
  • 26 DE JUNIO DE 2019 Recurso presentado por la segunda UTE.
  • 9 y 31 DE JULIO DE 2019 Informes de la Consejería de Obras Públicas. En estos informes, los Servicios de Contratación Administrativa y Administración General, los del Área Jurídico Económica y los de la Sección del Area de Carreteras y el Jefe de Proyectos y Obras no encuentran razón alguna para estimar el recurso interpuesto por FCC.
  • 13 DE AGOSTO DE 2019 El Tribunal Administrativo de Contratos Públicos del Gobierno de Canarias traslada los informes a la UTE ganadora para que esta haga las alegaciones que considere oportunas.
  • 19 DE AGOSTO DE 2019 La UTE OHL presenta sus alegaciones.
  • 17 DE SEPTIEMBRE DE 2019 El Tribunal Administrativo del Gobierno de Canarias solicita a la Consejería de Obras Públicas y Transporte un nuevo informe aclaratorio. Una solicitud sorprendente por lo inusual de una segunda petición de informe.
  • 24 DE SEPTIEMBRE DE 2019 El área Jurídico Económica de la Consejería emite informe según el cual la empresa adjudicataria no cumple con las obligaciones establecidas en materia social y laboral. Este informe se sustenta en un error material o de hecho al haberse tenido en cuenta solo un tercio de los importes laborales.
  • 26 de SEPTIEMBRE DE 2019 En 48 horas y sin haber dado lugar a alegaciones complementarias ni haber trasladado el informe a la UTE adjudicataria tal y como se había pedido, el Tribunal Administrativo falla estimar parcialmente el recurso administrativo de la segunda empresa.
  • 30 DE SEPTIEMBRE y 1 de OCTUBRE DE 2019 La UTE OHL solicita al consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda y al Tribunal Administrativo de Canarias la "rectificación de error material o de hecho" con cuya corrección se desestimará el recurso presentado y todo quedaría resuelto.

La solución, en el ART. 59.3

El novedoso ART 59.3 de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, en su párrafo segundo, contempla un supuesto -el único- en el que cabría una "rectificación" que tenga por objeto "la resolución del recurso":

"Los órganos competentes para la resolución del recurso podrán rectificar en cualquier momento, de oficio o a instancia de los interesados, los errores materiales, de hecho o aritméticos existentes en sus actos, incluida la resolución del recurso"

Este precepto es absolutamente novedoso en la Ley de Contratos del Sector Público/2017 y no hay doctrina del TACRC sobre el mismo. Permite incluso rectificar la resolución del recurso en defensa del principio de igualdad y de competencia en las licitaciones y en beneficio del mercado interior que garantizan las Directivas de contratación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook