16 de junio de 2019
16.06.2019

Alcalde socialista en Puerto de la Cruz, 10 años después

Marco González Mesa (PSOE) logró ayer el bastón de mando de la ciudad turística con el apoyo de la Asamblea Ciudadana Portuense (ACP) y la inesperada abstención de Coalición Canaria

16.06.2019 | 08:39
Marco González (PSOE) saluda a los vecinos desde el balcón del consistorio portuense.

Un chico del barrio de La Vera, de familia humilde, hijo de Luci y de El Chileno; nieto de Berta, de Jesús y de Carmen la del muelle. Marco, Marco Sinese, Marco González Mesa, el mismo que nunca soñó en que el día de ayer pudiera hacerse realidad y que se viera sentado en el salón de plenos hablando a sus vecinos como alcalde del Puerto de la Cruz. Con esta emotiva reflexión cerró ayer Marco González su primer discurso como alcalde, el regreso de un socialista a la Alcaldía portuense casi diez años después de la moción de censura a Lola Padrón, presente y feliz ayer, como el exalcalde Salvador García, la diputada Tamara Raya o Aarón Afonso.

González también se comprometió ayer a "gobernar para todos" y "a sentar junto a los vecinos las bases del progreso de esta ciudad; a lograr una sociedad más justa e igualitaria; a promover un desarrollo económico que permita hacer crecer las políticas sociales, con una política fiscal mucho más justa; a generar la confianza para hacer del Puerto una ciudad atractiva para la inversión; a trabajar con respeto y honestidad por la igualdad, la creatividad, el emprendimiento, la participación, la mejora de los servicios, la atención a la diversidad y por hacer del Puerto una ciudad más sostenible, acogedora, inclusiva y llena de vida".

El salón de plenos portuense fue el de las grandes ocasiones: el abarrotado de vecinos, el ruidoso, el de los cánticos, los vítores y los abucheos. Se escuchó el "¡sí se puede!" de la nueva izquierda y el ya clásico local "¡ista, ista, el Puerto es socialista!".

Los ediles de PSOE y ACP fueron fieles a su "pacto de cogobierno con la ciudadanía" y eligieron alcalde a Marco González, con la inesperada abstención de los dos concejales de CC. Quizás un guiño de futuro. Lope Afonso (PP) y su grupo mantuvieron una actitud caballerosa, felicitaron al nuevo gobierno y no eludieron las imágenes del relevo. Un ejemplo de fair play en una ciudad que vive la política casi como el fútbol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook