24 de mayo de 2019
24.05.2019

Nuestra gente, lo primero

Coalición Canaria nació en 1993 por la alianza de partidos de centro y progresistas ajenos a la obediencia centralista de los partidos estatales

24.05.2019 | 05:02
Nuestra gente, lo primero

Coalición Canaria nació en 1993 por la alianza de partidos de centro y progresistas ajenos a la obediencia centralista de los partidos estatales, solo comprometida con los intereses generales de las islas, el Estado Social y de Derecho y su articulación autonómica. Por esta voluntad de defender los intereses canarios en el concierto estatal, hizo su presentación en Madrid ese mismo año, donde se tributó un homenaje simbólico a Benito Pérez Galdós, del que se cumplirá el centenario de su óbito en 2020.

No puede caber duda, como ha demostrado el transcurrir del tiempo, que la aparición de Coalición Canaria respondía a una demanda de nuestra gente, que ha demostrado su fidelidad electoral a este proyecto en cada comicio desde su nacimiento. La razón no es otra que, por primera vez en nuestra historia, el archipiélago ha ocupado, sin sometimientos extraños, un lugar en la política española y europea. Y ese protagonismo ha repercutido en una mayor atención a nuestras demandas, un incremento de nuestra financiación y una mejora de nuestra calidad de vida.

Un papel no menos importante en los progresos en bienestar y solidaridad lo han jugado, junto al Gobierno de Canarias, los Cabildos y los ayuntamientos, cuyas políticas de gestión por parte de Coalición Canaria han sido un ejemplo para las instituciones homólogas. No cabe duda de que el Cabildo de Tenerife y las corporaciones locales, como La Laguna entre otras, han sabido desarrollar políticas económicas y sociales con demostrada repercusión en la generación de riqueza y empleo, también en la redistribución de esa riqueza y la justicia social. Todas estas han sido razones suficientes para que el electorado haya depositado su confianza mayoritaria, una y otra vez, en nuestro proyecto. Y no cabe duda de que esa confianza de nuestro pueblo hizo posible que la primigenia asociación de formaciones políticas terminara por constituirse en un partido único en 2005.

En las pasadas elecciones generales de abril, los agoreros de siempre aventaban a los cuatro puntos cardinales la especie de que el proyecto político de Coalición Canaria estaba agotado, había tocado fondo, quedaría barrido por la gran fragmentación del espectro político estatal. La ciudadanía se ocupó de desmentir que Canarias responda a los vaivenes electorales de la Península de forma mimética e hizo patente a quiénes les pasaba la factura. A Coalición Canaria, no. Los más de 137.000 votos recibidos y los dos escaños alcanzados en el Congreso fueron una nueva demostración de confianza hacia nuestro proyecto político por parte de las canarias y canarios y un baño de agua fría para algunos partidos de obediencia centralista.

A un mes de estos magníficos resultados, el electorado tiene cita nuevamente con las urnas este próximo domingo. Son unas elecciones complejas por la pluralidad de la convocatoria: Parlamento Europeo, Parlamento de Canarias, Cabildos y ayuntamientos. Y esperamos que nuestras siglas, nuestros candidatos, renueven una vez más el apoyo mayoritario en cada una de las instituciones. Porque todas ellas son vasos comunicantes que precisan de acciones transparentes, coordinadas y no condicionadas por mezquinos electoralismos, como ha venido sucediendo con el Gobierno de España en los últimos meses creyendo arrimar el ascua a su sardina, haciendo caso omiso a las demandas canarias, perjudicando deliberadamente nuestros reconocidos y legítimos intereses públicos por razones exclusivamente partidistas.

Los canarios y canarias son mucho más generosos y sensatos que todo eso. Nuestra identidad se fundamenta en nuestras singulares naturaleza y cultura, lo que nos hace un pueblo arraigado y cosmopolita a partes iguales, abierto y solidario, ajeno, por tanto, a los extremismos y los populismos.

Por eso estamos seguros de que estos valores colectivos son los que renovarán la confianza del electorado en Coalición Canaria este domingo, y una vez más, en el Parlamento, los Cabildos y los ayuntamientos. Porque estamos comprometidos con Canarias y su gente, porque defendemos nuestra tierra y sus intereses sin falsas concesiones. Porque Canarias, nuestra gente, es lo primero.

*Candidato de Coalición Canaria a la Alcaldía de La Laguna

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook