10 de mayo de 2019
10.05.2019

Las surrealistas estrategias de los candidatos canarios del 26 M

Sorprender, llamar la atención y ser los más creativos o modernos, estos son los objetivos de algunos candidatos canarios que les llevan a hacer acciones que dan mucho que hablar o... reír

10.05.2019 | 15:13

Ya no vale solo tener programa político, objetivos sociales y económicos o un planteamiento ideológico. Hoy en día, las tradicionales estrategias de comunicación y marketing se quedan cortas en campaña electoral desde que las redes sociales forman parte de nuestras vidas. El enfoque de este mundo virtual requiere sorpresa, creatividad, difusión e incluso ruido. Premisas que priorizan algunos de los políticos canarios para dirigirse a la sociedad isleña con acciones a veces difíciles de describir.

Si se presentarán a un concurso sería complicado elegir al ganador. Los ficticios concursantes son Carmen Luisa Castro, candidata del PP a la Alcaldía de Güimar; Antonio Alarcó, senador del PP por Tenerife, y Nardy Barrios, candidata a la Alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria por Juntos por Gran Canaria. Los tres tienen un elemento en común, no pasan desapercibidos.

'Luisi 'y "A quién le importa lo que yo haga"


Es una histórica de las ocurrencias que suelen ser tomadas con humor. Se trata de Carmen Luisa Castro, con nombre de guerra para las próxima campaña electoral, 'Luisi', candidata del PP a la Alcaldía del municipio tinerfeño de Güimar.

En 2015 se inventó una frontera que levantó con una raya azul. De esta manera, la alcaldesa de Güimar delimitó su municipio con el vecino, Arafo. Con una recta raya del color popular en medio de rotondas, paseos peatonales, stops y pasos de cebra dejaba claro dónde comenzaba y terminaba cada municipio.

'Luisi' para esta campaña municipal se ha superado en originalidad y modernidad. Sigue tendencias y escoge el soporte multimedia, por su viral capacidad, para presentar su candidatura.

Utiliza temas musicales de éxito garantizado, de Abba y Alaska, diversidad de escenarios naturales y un equipo de baile entregado que casi consigue sincronizarse. Incluso dispone de una coreógrafa. Ella es la protagonista de dos bailes con mucho ritmo que te dejan pegado a la pantalla de principio a fin. Vean y opinen por ustedes mismos.




Alarcó "Estoy subido en un caballito"


No es un caballito es un patito, pero sí, está subido en el frágil balancín de un parque de recreo infantil. Esta es la original manera que tiene Antonio Alarcó, senador canario del PP por Tenerife, para rememorar la infancia y lanzar un mensaje metafórico en el que expresa que "una de las épocas más bonitas de un proyecto vital es la niñez". Primero por "lo natural"; segundo "por la auténtico" y tercero "por la viveza única". Tres valores que intenta proyectar lanzando una idea sentado un pato balanceador. "Y jugar de vez en cuando, sin romperlo, merece la pena recordarlo y transmitirlo que hay que estar como niños siempre, con muy buena voluntad. Un abrazo" , así termina la figura política su spech cuya intencionalidad está por aclarar. Descúbralan por ustedes mismos.



Parece que Alarcó quiere volver a la niñez, pero donde ha caído es en el mundo de la parodia de la mano del grupo Abubukaka. Los humoristas "no han podido resistirse" y han publicado en su cuenta de Twitter el mismo vídeo, pero sustituyendo la voz y palabras del cirujano, político y catedrático por una de las citas más memorables de Mel Gibson en 'Braveheart': "Y al morir en vuestro lecho, dentro de muchos años, ¿no estaréis dispuestos a cambiar todos los días desde hoy hasta entonces por una oportunidad, ¡sólo una oportunidad!, de volver aquí a matar a nuestros enemigos? Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán... ¡¡La libertad!!"




Barrios y "sus zapatos" en el camino de baldosas rojas


Con estilo único. Ese debería ser el lema de la campaña de Nardy Barrios, cabeza de lista para la Alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria de Juntos por Gran Canaria, la alianza electoral formada por Unidos por Gran Canaria y Coalición Canaria para los próximos comicios municipales de 2019.

Nardy Barrios ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a la vida política. Se tomó un respiro, pero ha vuelto, y lo hace sin dejar de reinventarse, de tal manera que nunca pasa desapercibida.

Solo hacerse pública su candidatura ya comenzó a marcar diferencia con su recuento de pasos por el carril bici que en un santiamén fue inspiración de números memes isleños y de disfraces carnavaleros.



Barrios, lejos de ofenderse, aprovechó este tirón popular para sacarse de la manga un eslogan de enganche: "Mis zapatos me llevan...". Allí donde va lo anuncia con este arranque: "Mis zapatos me llevan a 7 Palmas (...) Mis zapatos me llevaron a la Urbanización Mestisay, para hablar con los vecinos que necesitan un paso de peatones y un semáforo, y con los vecinos de las Rehoyas, que importante es escuchar!!!! (...) Mis zapatos me llevaron a los talleres de formación de Femepa ". En sus zapatitos por el camino rojo del carril bici, Nardy recorre cada asociación, barrio y colectivo que le quiera ver, aunque algunos de sus detractores dicen que va en coche.

La candidata Barrios es la musa de los humorista. Ya forma parte del repertorio de viñetas de Montecruz, es protagonista de los memes isleños más exitosos y es inspiración de disfraces. Pero habrá más, porque sus suelas son irrompibles e incluso pueden volar. Y si no se lo creen acudan a su llamamiento. En su empeño por siempre sorprender, Barrios tiene previsto otra acción de impacto para este viernes 10 de mayo. El escenario será las Canteras de Las Palmas de Gran Canaria, la hora , las 17.00, en medio hay un concurso y un ganador y, sin falta, tendrá elemento sorpresa. Y si no se lo creen, acudan a la cita y opinen.



Y aún hay más. Este mismo viernes sale a la luz el último hit electoral. Su protagonista es Virginia Bacallado, número uno de Ciudadanos para la Alcaldía de Tacoronte, que se apoya en un joven rapero local para presentar su candidatura con "apoyo y luz para la juventud". Tiene ritmo, tiene gancho y tiene armonía. Y si no se lo creen, escuchen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook