Las elecciones del pasado domingo, como todas, tienen múltiples lecturas y, encima, se juntan por primera vez con unas locales en menos de un mes. Esto puede influir sobremanera por arrastre, por rescoldos mal apagados o bien aprovechados y por el inminente recuerdo de voto, uno de los factores que más pesan en las cocinas de las encuestas meridianamente bien hechas. Por supuesto que volverá a pesar la diferenciación que siempre han hecho muchos electores de los comicios, y más a las alcaldías o cabildos, pero es cierto que la excepcionalidad del momento, la crisis abierta en partidos como el PP y la falta de tiempo abren incertidumbres en municipios o islas que parecían, hasta hace nada, sólidos para ciertos partidos.

En línea con su debacle nacional y regional, el más afectado en la provincia tinerfeña ha sido el PP, que encendió sus alarmas más sonoras desde que se fueron confirmando los resultados en municipios donde se sentía muy fuerte, como Los Realejos (donde nadie les tosía desde 2011) o el Puerto, su gran esperanza blanca. El gran vencedor, aunque menos de lo que esperaba, fue el PSOE, que ve reforzados sus opciones en muchas plazas, si bien se topa con una CC mucho más resistente y reimpulsada de lo que preveía. Un análisis por municipios evidencia a las claras estas conclusiones.

Puerto de la Cruz. Aunque la gran sorpresa se dio en Los Realejos, la estrepitosa derrota del PP en la ciudad turística, donde saca un 17,27% de los votos frente a un 34,12 del PSOE, representa un serio aviso para las locales, por mucho arrastre personal o no que tenga Lope Afonso como alcalde, cuyo prestigio en el partido queda reflejado en su candidatura al Cabildo y su condición de número 3 regional. Y es que ha perdido más de 19 puntos, aunque es verdad que Cs sube 3, Vox irrumpe con un 6,49% (mucho menos de lo previsto) y, sobre todo, CC absorbe gran parte de esa caída, pasando del 6 al 14. A la gran victoria del PSOE se suma la leve caída de Podemos-IU, de 3,7 puntos, lo que deja todo abierto ahora.

Los Realejos. Lo que seguro que no esperaba casi nadie en el PP es que perdieran su gran bastión tinerfeño desde 2011: Los Realejos. El feudo del presidente insular y candidato ahora al Parlamento, Manuel Domínguez, no solo vio (en la sede santacrucera, con cara de estupefacción y sin un comentario, eso sí) cómo el PSOE le sacaba 8,4 puntos y casi dos mil votos, sino que la casi desaparecida CC a escala local se le quedaba a 3,4 puntos. Por supuesto que esto no tiene por qué tener una traslación matemática, aproximada o proporcional para las locales, pero puede que algo se haya movido ya de difícil recuperación.

Santa Cruz de Tenerife. Como ya se comentó en la noche electoral en la sede del PSOE, el resultado en la capital tinerfeña ha dado muchas esperanzas a la candidatura de Patricia Hernández, no solo por vencer por primera vez en muchos años, sino por hacerlo por 9 puntos de diferencias sobre el segundo (26,14), porque esa segunda posición la ocupó Podemos (17,08), porque CC quedó a 10 puntos, porque el PP fue sexto (14,17) y Cs, quintos, con un 15,08. No obstante, les sorprendió aún más ganar en mesas y zonas en las que jamás lo habían hecho, aunque son conscientes de que CC ha demostrado su fuerza en la provincia. Eso sí, no descartan acercarse mucho en las locales y, quizás, hasta sumar con otras alternativas diferentes.

La Laguna. Algo similar ocurrió en La Laguna, donde el PSOE recupera el primer lugar que no logra desde 2008 y lo hace con 6,3 puntos más que Podemos y 7 sobre CC, si bien en esta ciudad es aún menos probable una traslación a la locales a partir de este resultado. No obstante, sí es indicativo que Cs superase al PP (13,22 frente a un 11,9) y que Vox llegase al 5,39, poco para sus expectativas, pero suficiente, de repetirlo, para entrar en el ayuntamiento.

Arafo. Si se atiende a que, en las generales de 2016, el PP venció en todos los municipios de Tenerife, poco debe extrañar que, en esta ocasión, haya hasta 14 localidades de la Isla en las que gana un partido diferente al que venció en las locales de 2015. Uno de ellos es Arafo, donde el PSOE sacó más de 10 puntos a CC y Podemos logró ser tercera fuerza, lo que abre opciones para el 26 de mayo.

Güímar. Si lo de Los Realejos resulta llamativo en perjuicio del PP, no menos lo es lo de Güímar, donde los conservadores tienen muchas esperanzas puestas en su alcaldesa, Carmen Luisa Castro. De hecho, va de número 2 de los conservadores en la lista regional, pero el domingo se topó con un estrepitoso fracaso local, al quedar en cuarto puesto, con un escuálido 13,48 si se compara con el 26,94 del PSOE, el 22,58 de CC y el 15,2 de Podemos. Otras alarmas encendidas.

Granadilla. Si el PSOE refuerza sus opciones de mayoría absoluta en Arona, Buenavista y Arico, gana con solvencia en Candelaria, Fasnia, La Matanza y Los Silos, y arrasa en Adeje o Guía de Isora, una de las grandes incógnitas para el 26M vuelve a ser Granadilla. Aunque ahí ya vencieron en 2015, ahora han saco 9 puntos a CC y han visto cómo Podemos superaba a PP y Cs, con lo que vuelve a quedar todo abierto en un municipio que gobiernan los nacionalistas junto al PP y Cs tras la célebre censura de septiembre de 2016.

Tacoronte. El PSOE confía en ganar la Alcaldía de Tacoronte, pero el domingo, pese a su victoria por 3 puntos sobre CC, sembró dudas porque a los nacionalistas les podría valer con el PP y Cs si se repiten los porcentajes, toda vez que Podemos se queda entre esas dos formaciones con un 13,33. Desde luego, será uno de los puntos calientes de las locales.

Tegueste. Menos opciones de cambio, al menos aparentemente, deja la victoria por 2 puntos de los socialista en Tegueste ante una CC que gobierna con mayoría absoluta y que, en tal caso, podría apoyarse en PP y Cs, que logran un 14 y 13%, si bien el PSOE logra un 23 y Podemos, un 20,15.

San Juan de la Rambla. De las derrotas del PSOE, aunque sea por poco, destacó la que se dio en San Juan de la Rambla, donde CC-PNC le ganó por 1,9% (29,23 y 27,33), con un Cs con un 14,8 y un PP con un 13,67% que, de repetirse algo similar, haría imposible un nuevo gobierno de izquierdas, ya que Podemos-IU se quedó con un 9,49, aunque todo puede cambiar mucho y ser clave cómo queden los restos.

El Rosario. Un caso muy especial es el de El Rosario, toda vez que IR-Verdes no tuvo un referente claro para las generales, aunque se supone que mucho voto alimentó la victoria local del PSOE (24,54), sin que se sepa bien qué influencia puede tener en las municipales en un municipio donde Cs fue segundo (16,86), CC tercera (15,95), Podemos cuarta (15,83), PP quinta fuerza (13,72) y Vox sexta, con uno de los resultados más altos de la Isla (9,67%).

La Guancha. La preocupación del PP se extiende también a La Guancha, donde la figura del alcalde, Antonio Hernández, parecía suficientemente fuerte como para resistir unas generales (algo que solo logró, y con holgura, para los conservadores Emilio Navarro, en Santiago), pero las urnas le alejaron en 7 puntos de CC, aunque también le sacó 9 al PSOE.

Vilaflor. Otra derrota llamativa de un gobierno local, sobre todo con viento favorable, es la del PSOE en Vilaflor, por un punto y medio sobre CC, lo que deja todo en alto para el 26M. De resto, la gran victoria de CC en La Orotava confirma el arrastre de Linares, mientras que en San Miguel queda todo en incertidumbre, pero con mayoría tendente a CC-PP-Cs. En Santa Úrsula, Garachico, Icod y El Tanque, los nacionalistas también vencieron y refuerzan sus opciones para la cita municipal.

Lo de la participación y el PSOE se rompe en el Sur

Con una participación que, pese a situarse 6 puntos por debajo de la media, subió casi 10 sobre 2016 en la provincia tinerfeña, fue en El Hierro donde más se votó (70,4%). Le siguió La Gomera (69,6), Tenerife (69,27) y La Palma (68,33). Por municipios, y en Tenerife, se confirma, de nuevo, que el Norte vota mucho más que el Sur, aparte de romperse eso de que, a mayor participación, mejor resultado para la izquierda, toda vez que donde menos se votó (Arona y Adeje, con un 57,22 y un 58,94%) el PSOE saca dos de las diferencias más marcadas con el segundo. En tercer lugar por abajo quedó Granadilla (60,6), San Miguel (64,11), Guía (64,47), Santiago (64,51), El Tanque (65,62), Arico (66,98), Santa Cruz (68,47), Icod (69,26), Güímar (69,7), Vilaflor (69,77), La Laguna (70,36), Buenavista (70,81), Puerto (71,17), Candelaria (71,33), Arafo (72,12), Garachico (72,56), Tacoronte (72,67), La Matanza (72,87), La Guancha (72,91), El Rosario (73,32), Fasnia (73,81), La Victoria (73,96), Los Silos (74,03), Santa Úrsula (74,08), San Juan de la Rambla (75,86), El Sauzal (75,87), Los Realejos (78,45), La Orotava (78,45) y Tegueste (78,7).

El PSC gana en las 4 islas y mira a los cabildos

Siempre sin olvidar que no existen trasvases a priori que hagan trasladar los resultados de unas generales a unas locales (con la salvedad, en este caso, de la máxima proximidad en el tiempo), el resultado del domingo sí deja a un PSOE bien situado para afrontar, por ejemplo, las elecciones al Parlamento canario y, sobre todo, a los 4 cabildos de la provincia tinerfeña. Mejor dicho, a 3, ya que lo ocurrido en La Gomera, donde los socialistas arrasan en todos los municipios en la votación al Congreso, se quedan lejos, sin embargo de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) al Senado, elección en la que Yaiza Castilla logra el 50% de los votos. Caso diferente es el de El Hierro, donde los socialistas han aprovechado de forma extraordinaria no solo el tirón nacional, sino la división de AHI, obteniendo, por segunda vez en la historia, senador (en este caso senadora, la exintegrante de AHI Esther Carmona). Esto no ocurría desde 1986-89, pero lo más llamativo es que, en una isla con la menor población del Archipiélago, el acta la ha conseguido el PSOE con un millar de votos de margen. Un resultado que da opciones a Alpidio Armas al Cabildo frente a Belén Allende, y más teniendo en cuenta que David Cabrera (ex de AHI y cabeza de cartel de la recién creada escisión de los insularistas) aspira a la Administración insular. Además, quedan en el aire los habituales 2 diputados regionales para AHI.

Menos clara parece la situación en La Palma si se hablase de pactos, aunque los 8 puntos de margen del PSOE sobre CC les dan ciertas garantías para revalidar la presidencia de A. Pestana. Por el contrario, y dada la maquinaria de CC para las locales, los 7 puntos de distancia de los socialistas sobre CC en Tenerife no garantizan que volteen el Cabildo tinerfeño, si bien cuentan con las bazas de su victoria en los 4 municipios del área metropolitana, su gran y creciente fuerza en el Sur de la Isla y su recuperación en el Puerto y Los Realejos.