27 de mayo de 2019
27.05.2019

Alonso gana la batalla al Cabildo

La ola del PSOE consigue igualar en número de consejeros a los nacionalistas, pero CC es la lista más votada y mantiene la presidencia

27.05.2019 | 06:08
Carlos Alonso celebra su triunfo en el Cabildo de Tenerife, en la sede de Coalición Canaria, en la Avenida de Anaga.
Alonso gana la batalla al Cabildo
Alonso gana la batalla al Cabildo

El PP baja hasta los cuatro representantes y los dos de Ciudadanos serán clave para formar gobierno

Coalición Canaria y el Partido Socialista midieron ayer sus fuerzas en el Cabildo de Tenerife. En una reñida batalla electoral, ambas formaciones acabaron igualando sus consejeros en la Corporación insular y finalmente 11 nacionalistas y 11 socialistas ocuparan sillones en el pleno. Aún así, la candidatura de CC, encabezada por Carlos Alonso, fue la lista más votada, por lo que el nacionalista se convertirá de nuevo en presidente insular, ya que en esta Institución según establece la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, se convertirá en presidente el cabeza de lista de la candidatura más apoyada por los ciudadanos. Sin embargo, para poder mantener un gobierno estable durante los próximos cuatro años será necesario que se establezca un pacto entre más de dos formaciones políticas, una situación inédita en el Cabildo tinerfeño.

Coalición Canaria ha conseguido mejorar sus resultados respecto a los comicios de 2015 y suma en esta legislatura un consejero más en el pleno de la Institución tinerfeña, en el que habrá 11 escaños nacionalistas. CC aumenta también un número y porcentaje de voto, ya que su candidatura fue apoyada ayer por más de 117.100 ciudadanos, frente a los 108.972 que les apoyaron en 2015.

Carlos Alonso aseguró después de conocer los resultados electorales que este triunfo permite "tener otro objetivo, parar a la izquierda populista en Tenerife, una izquierda que no conduce a nada". Además, se mostró satisfecho de haber aumentado el porcentaje y el número de votos y aseguró que CC "seguirá presidiendo el Cabildo de Tenerife".

El candidato nacionalista quiso dar las gracias a todo su equipo y a los compañeros que le acompañan en la candidatura nacionalista y felicitó a todos los partidos que han obtenido representación en el Cabildo. Alonso señaló que esta legislatura se seguirá apostando por los grandes consensos.

La ola socialista llegó ayer también al Cabildo de Tenerife encabezada en esta ocasión por el candidato del PSOE a la presidencia tinerfeña, Pedro Martín, que también se presentó como candidato a la Alcaldía de Guía de Isora, donde consiguió revalidar su mayoría absoluta. El cabeza de lista del PSOE ha logrado mejorar los resultados de su formación en la Institución insular, sumando cuatro consejeros al grupo socialista insular. En total, habrá 11 sillones ocupados por representantes del partido de la rosa en el pleno, frente a los siete que había durante la pasada legislatura.

El PSOE consiguió aumentar el número de apoyos respecto a las pasadas elecciones locales y las urnas contabilizaron más de 115.600 votos a su favor para la Institución insular, muy lejos de los 78.255 que registraron hace cuatro años.

Aun así, ambas fuerzas se quedan lejos de la mayoría absoluta, que se sitúa en 16 representantes tras el incremento de consejeros, -31 frente a los 29 que hubo entre 2015 y 2019 debido al aumento de población que ha experimentado la Isla durante los últimos cuatro años-, por lo que será necesario un pacto entre formaciones para gobernar en la Isla.

El que no resiste y pierde representación en el Cabildo insular es el Partido Popular, una formación que llegó a las elecciones locales sin haber podido digerir los malos resultados que obtuvo en las generales del pasado 28 de abril, cuando perdió más de la mitad de sus representantes en el Congreso de los Diputados. En la Institución insular el PP solo tendrá cuatro consejeros, dos menos que los que ha tenido en esta legislatura. La candidatura de los populares, encabezada por Lope Afonso, quien también se presentaba como candidato a la Alcaldía en Puerto de la Cruz, al 97% escrutado apenas había recibido 47.254 votos, una cifra que dista bastante de los 73.952 conseguidos en 2015.

Parte de estos votos parecen haber ido a Ciudadanos, que entró por primera vez en el Cabildo hace cuatro años con un consejero y que en esta ocasión revalida su presencia y suma otro representante. El partido encabezado por Enrique Arriaga en el Cabildo, ha convencido a más de 23.000 tinerfeños que han apoyado su propuesta para la Isla.

También pierde representación la coalición formada por Podemos, Sí se puede y Equo. Su candidata a la presidencia insular, María José Belda, que esperaba al menos revalidar los resultados de 2015, cuando la formación morada entró por primera vez en el Cabildo insular, que se convirtió en aquel momento en el más plural de la historia, no ha podido mantener sus resultados y pierde uno de los consejeros, quedándose con tres en el pleno tinerfeño.

La formación morada había recibido al 97% escrutado en las elecciones celebradas ayer un 9,45% de los votos y el apoyo de 35.593 tinerfeños. Mientras que en 2015, un momento en el que Podemos entró en la mayoría de las Instituciones del país, 52.886 ciudadanos apoyaron su candidatura al Cabildo tinerfeño que metieron a cinco consejeros morados en el pleno insular, frente a los tres que tendrá esta legislatura.

Lo que está claro es que para mantener una gobernabilidad en la Corporación insular será necesario un pacto entre formaciones políticas. En la pasada legislatura, Coalición Canaria y el Partido Socialista mantuvieron un acuerdo encabezado por el nacionalista Carlos Alonso y el socialista Aurelio Abreu. Un pacto que parece difícil que pueda volver repetirse entre las dos formaciones, que son la primera y segunda fuerza insular, ya que el candidato socialista, Pedro Martín, ha cargado contra Alonso durante toda la campaña electoral y ha reiterado su intención de mandar a CC a la oposición.

Sin embargo, el pacto de las fuerzas de izquierda no haría posible un gobierno en el Cabildo tinerfeño, ya que la suma de PSOE y Podemos no alcanzaría los 16 escaños necesarios para la mayoría absoluta. Los números sí serían suficientes si se sumaran los dos consejeros de Ciudadanos a esta fórmula.

La suma que sí podría alcanzar los consejeros necesarios para gobernar en mayoría sería la que aportan los consejeros de Coalición Canaria, el Partido Popular y Ciudadanos. Un acuerdo que si llegar a conformarse sería el primer tripartito que gobernara en el Cabildo de Tenerife. De esta manera, los 11 consejeros de CC, los cuatro del PP y los dos de Ciudadanos sí alcanzarían los 16 representantes que otorgarían la mayoría absoluta en el pleno.

Coalición Canaria y el Partido Popular ya gobernaron de forma conjunta la Institución tinerfeña en la legislatura que comenzó en 2007, cuando todavía Ricardo Melchior encabezaba la lista de CC. A este acuerdo, si llegara a producirse, habría que sumar a Ciudadanos, que de esta manera entraría por primera vez en el gobierno insular o podría llevar a cabo acuerdos puntuales. Por lo que los dos consejeros de Ciudadanos se convertirán en la llave que del nuevo Gobierno insular.

Un total de 664.449 tinerfeños estaban ayer llamados a las urnas para elegir al presidente insular, en unos comicios en los que por primera vez los ciudadanos se encontraron con cinco urnas en las mesas electorales. La participación se situó por encima del 40%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook