21 de mayo de 2019
21.05.2019

Curbelo busca la octava

El presidente del Cabildo gomero, cuya figura se ha agigantado tras ganar influencia en la política autonómica, acumula siete mayorías absolutas

21.05.2019 | 05:07
Casimiro Curbelo (ASG).

Sus excompañeros del PSOE persiguen recobrar posiciones

La vida política de La Gomera gira desde hace casi tres décadas alrededor de un nombre: Casimiro Curbelo. El sempiterno presidente del Cabildo no conoce otra forma de ganar elecciones que la mayoría absoluta. Ya lleva siete consecutivas y en la cita del 26 de mayo aspira, con fundadas razonas, a conquistar la octava. En seis de las ocasiones anteriores llevó a la victoria a su partido de casi siempre, el PSOE. Tras abandonarlo, después de ser descartada su candidatura debido a su imputación en varios procesos judiciales, ganó en 2015 comandando la Agrupación Socialista Gomera (ASG), una formación con la que ha alcanzado una influencia en la política autonómica que no podía imaginarse hace apenas cuatro años. Los tres diputados de ASG en el Parlamento regional han aportado estabilidad -junto a los del Partido Popular- al Ejecutivo de Coalición Canaria, en minoría desde diciembre de 2016, y han convertido a su indiscutible líder en una figura clave para la gobernabilidad del Archipiélago.

La formación del presidente dispone de diez de los 17 consejeros de los que se compone la corporación insular. La lista con la que se presenta esta vez cuenta, como número dos, con Adasat Reyes, el actual alcalde de San Sebastián de La Gomera, un cargo que el propio Casimiro Curbelo ocupó durante la primera fase de su trayectoria política y al que accedió cuando aún no tenía treinta años.

Curbelo es, pues, el rival a batir. Si siempre lo ha sido para todos los partidos políticos de la Isla Colombina, desde su marcha del PSOE lo es todavía más para sus excompañeros. Su aplastante triunfo en los últimos comicios relegó al Partido Socialista a la oposición en la corporación insular por primera vez desde 1987 -justo cuatro años antes de que Curbelo obtuviera por primera vez la presidencia- e impulsó en el seno de su antigua formación política un proceso de renovación tras el que ahora espera cosechar frutos.

La candidatura socialista la encabeza Ángel Fariña, secretario general del PSOE en La Gomera desde inicios de 2018, cuando el partido renovó sus estructuras y cargos con la intención de salvar la distancia que lo alejaba de sus tradicionales votantes. Fariña es uno de los tres consejeros del PSOE en el Cabildo. En abril del pasado año fue designado portavoz de su grupo en sustitución de Jaime Noda, el exalcalde de Vallehermoso, quien, con nulo éxito, había intentado plantar cara a Curbelo en los comicios.

El asalto de los socialistas a la cúspide de la institución insular viene precedido de su aplastante triunfo en las elecciones al Congreso de los Diputados del 28 de abril, un éxito del que, sin embargo, difícilmente pueden sacar conclusiones, puesto que ASG no presentó candidatos para allanar el camino al PSOE. En cambio, la formación de Curbelo sí que optó al Senado. Su candidata, Yaiza Castilla, acaparó más de la mitad de los votos emitidos; el aspirante del PSOE, menos del 19%.

No es La Gomera un territorio propio para Coalición Canaria. Desde que se fundó el partido -primero federación de partidos-, su mejor resultado en las elecciones insulares han sido los cuatro asientos que consiguió en el Pleno insular en 2007. Desde entonces su representación ha menguado progresivamente: dos consejeros en 2011 y solo uno en 2015 (el que fuera efímero alcalde de San Sebastián, Manuel Herrera). Ahora, también renovada, la fuerza nacionalista presenta como cabeza de cartel a Sara Arteaga, directora del Área de Salud de La Gomera y secretaria de Igualdad y Participación Social en el Consejo Político Nacional de CC. Arteaga está al frente de una lista en la que, en segundo lugar, figura el candidato a la alcaldía de Valle Gran Rey, Christian Méndez. Su reto, ampliar la presencia de CC-PNC en la corporación gomera y superar la magra cifra de votos de hace cuatro años: apenas 744.

Como los nacionalistas, el Partido Popular solo tiene un consejero en el Cabildo. A diferencia de ellos, su caída no ha sido paulatina. En el mandato iniciado en 2011 disfrutaba de cinco asientos en el Pleno de la institución. El principal responsable de devolver a los populares a mejores tiempos dentro de la política insular será Francisco Damián Torres, quien además concurre a las elecciones locales en su municipio, Vallehermoso, como integrante de una agrupación de electores que trata de aunar fuerzas para desbancar de la alcaldía al candidato de ASG, Emiliano Coello. Torres ha sido objeto de cierta controversia en los últimos días al asegurar en su cuenta de Facebook que "supuestamente" hay partidos que "están recurriendo a la gente más necesitada de la Isla para comprar su voto por 500 o 600 euros".

También Sí Se Puede está representado en el Cabildo con un consejero, el profesor de Geografía e Historia Rubén Martínez, que vuelve a presentarse. La formación ecosocialista es el cuarto partido en votos -cosechó más que Nueva Canarias y CC- y se propone activar nuevas políticas en la Isla tras 28 años de "gobierno unipersonalista", así como poner el acento en el desarrollo sostenible, energías renovables y el bienestar social.

Nueva Canarias-Alternativa Democrática Gomera (NC-ADGomera) es la cuarta de las fuerzas políticas que disponen de un único asiento en la corporación insular (todas las que se presentan tienen representación). Su cabeza de lista, Alfredo Sebastián Herrera, sustituye en este cometido a la excalcaldesa de Hermigua, Solveida Clemente, que se ha desvinculado de NC (pero no de ADG).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook