10 de mayo de 2019
10.05.2019

CC afronta su reválida más compleja en una Cámara con mayor pluralidad

Anoche arrancó la campaña que puede deparar un Parlamento con hasta 8 partidos, algo que no ocurre desde 1987 y solo uno por debajo de 1983

10.05.2019 | 06:08
Los candidatos de CC en su acto de apertura en Santa Cruz.

Los sondeos dan ventaja al PSOE, pero la duda es la gobernabilidad

Como si se viviera un déjà vu, los partidos en Canarias revivieron anoche y en diversas fases del día, ya que se ha puesto de moda adelantar los actos de campaña pensando en los medios y en el impacto de hoy, escenas casi calcadas a las de hace un mes, cuando se pegaron, colocaron, mostraron o usaron las nuevas tecnologías para exhibir los carteles electorales. En esta ocasión, con los lemas y caras que pretenden gobernar en la Comunidad (por primera vez, con dos urnas, una regional y otra por cada isla), los 7 cabildos y los 88 municipios, sin olvidar que también habrá comicios europeos. En cuanto al Gobierno autónomo, CC afronta, quizás, su reválida más difícil por el declive que vive desde 2003, aunque con un chute de esperanza y casi entusiasmo por la subida en un 78% de votos en todas las Islas el pasado 28 de abril en comparación con las generales de 2016.

Coalición Canaria. Con unas encuestas favorables al PSOE (ayer se ratificaba con la del CIS), los nacionalistas encaran la campaña con la ilusión no solo de remontar, sino, incluso, de superar a los socialistas para tener más opciones de retener la presidencia, que ocupan desde la censura a Saavedra en 1993 aunque perdieran las elecciones en 2007 con el PSOE (en votos y escaños), 2011 con el PP (sufragios) y en 2015 con el PSOE (apoyo popular).

Lo hacen con el que presentan como mejor jefe del Ejecutivo regional posible (Fernando Clavijo), y más con la lucha que ha protagonizado, junto a Ana Oramas y la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, respecto al fuero canario, el REF, Estatuto y convenios con el Gobierno central desde que lo ocupa el PSOE de Pedro Sánchez. De ahí que, aunque esto es ya tradicional y lógico en una formación sin ataduras respecto a Madrid, recalquen que las Islas "necesitan un gobierno fuerte y que no se pliegue" al Ejecutivo estatal ni que dependa de partidos que son "sucursales" de sus sedes en la capital española.

Estos mensajes, sintetizados en el reiterado lema de "Luchamos por Canarias", se remarcaron anoche en los actos de apertura de campaña de CC en Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. Los nacionalistas aspiran a reeditar un pacto con el PP, lo intentarán con Cs porque lo otro será insuficiente y tratarán de seguir contando con ASG, aunque, tras vetar a Vox, tienen el problema de que Cs rechaza un acuerdo con alguien imputado, salvo que Clavijo esquive su situación en el caso grúas si se archiva. Eso sí, y aunque rechazan el cambio de sistema electoral, el aún presidente ha optado por encabezar la plancha autonómica que se estrena el 26M, algo que solo repite el aspirante al máximo cargo del PSOE y que los nacionalistas creen contradictorio en partidos que han defendido esa lista, por no buscar al apoyo de los canarios de las 8 islas. CC confía en su fuerza en islas como Tenerife, La Palma, Fuerteventura, Lanzarote y El Hierro, sin descartar un segundo escaño en Gran Canaria por su pacto con Bravo de Laguna y el buen resultado del 28A.

Partido Popular. Con el lema de urgencia tras el varapalo del 28A para forzar (o aparentar) un giro al centro, los populares canarios insisten en que salen a ganar, pero, como bien reconoce el propio candidato al parlamento por Tenerife, Manuel Domínguez, se conformarían con repetir las 3 actas por esta Isla y verían como un éxito seguir con las 12 de todo el Archipiélago logradas en 2015, aunque se pase de 60 a 70 en la Cámara. El eslogan nacional de "Centrados en tu futuro" se transforma en "Centrados en Canarias" con la cara del candidato a Presidente, Asier Antona, y en el de "Centrados en Europa" de Gabriel Mato, eurodiputado que vuelve a aspirar a la Cámara de Bruselas.

Antona, no obstante, ha preferido quedarse como cabeza de la lista por La Palma, lo que le ha sido criticado ya por Clavijo y Ángel Víctor Torres (PSOE). Lo hace, sobre todo, para intentar mantener los 3 diputados por esa isla y ha elegido al alcalde de Moya, Poli Suárez, y a la máxima mandataria de Güímar para tratar de obtener dos actas con la plancha autonómica, algo puesto en duda ahora con el resultado de las generales, aunque los populares esperan que su importante implantación en la inmensa mayoría de municipios (son más débiles en La Gomera) les permita remontar y no repetir la hecatombe del 28A, cuando pasaron de 3 a 1 diputado en la provincia tinerfeña.

Antona no ha parado de hablar de ciclo acabado de CC y hasta se postuló para encabezar una censura a Clavijo apoyada por la izquierda si él era el presidente, pero todo indica que pactará con los nacionalistas si los números dan. La gran incógnita, como en el resto del Estado, es si seguirán por encima de Cs, algo que sí apuntan todas las encuestas.

Sí Podemos Canarias. Podemos vivirá un gran reto el 26M porque, aunque bajaron en las generales, Canarias fue de las pocas comunidades en las que mantuvieron sus diputados nacionales (3) y, además, se convirtieron en segunda fuerza tras el PSOE, si bien muy cerca del PP. La candidata, Noemí Santana, también ha descartado ir en la plancha regional (no sin dudas y con un sector pidiéndole lo contrario) y repetirá por Gran Canaria. La plancha autonómica la encabeza Paco Déniz (Sí Se Puede), mientras que la de Tenerife la lidera Manuel Marrero, profesor que se ha convertido en pieza fundamental del grupo parlamentario desde su incorporación a mitad de legislatura. Le sigue Laura Fuentes, quien ayer anticipó el lema (Vamos a decir que sí Podemos) y uno de los carteles.

Nueva Canarias. La formación que lidera Román Rodríguez, quien sí va en la lista regional, se llevó un gran disgusto el 28A y encendió sus alarmas por su cercanía a CC y su lejanía respecto al acta de diputado a la que aspiraban con Pedro Quevedo. No obstante, confían en mantener el tipo y, al menos, no bajar de 4 diputados, aunque el gran objetivo, en realidad, es que la izquierda sume y propiciar el cambio que creen fundamental para las Islas.

Ciudadanos. Como ha pasado con otros, los autodenominados "centristas" no se han complicado mucho con el lema y al "¡Vamos!" de las generales añaden un simple "¡Vamos Canarias!" o la isla o municipio de turno. Con la joven periodista Vidina Espino como candidata a la Presidencia, si bien va en la plancha grancanaria, la formación está segura no solo de entrar por primera vez en la Cámara (en 2015, sus 54.000 votos no sirvieron por el tope del 6% regional, ahora bajado al 4), sino de hacerlo con fuerza (de 6 a 10 escaños) y ser determinante.

ASG. El partido creado por Casimiro Curbelo en 2015 tras su traumática salida del PSOE sorprendió a todos con 3 diputados en las últimas y ahora aspira a repetirlo. Lo hace tras ser determinante en la gobernabilidad después de la ruptura del pacto entre CC y PSOE, no sin críticas de la oposición por un supuesto desequilibrio inversor en favor de La Gomera. De ahí, quizás, el lema, muy parecido al PSOE, pero ya en pasado: "Lo hacemos posible". Además, ha creado una hijuela en Tenerife (ASTF) con la que aspira al Parlamento y Cabildo y que tiene apoyos tan llamativos como el de Ricardo Melchior, que mañana asistirá a la presentación de candidatos.

Vox. Una de las grandes incógnitas es si entra Vox (y hay, así, 8 grupos en la Cámara, lo que no ocurre desde 1987). Eso sí, su entrada en el gobierno parece imposible por el veto de CC, PSOE y otros.

Se ha convertido en algo casi prohibitivo de abordar en público y subrayan que son la alternativa real y progresista a 32 años de CC (6 como ATI, API...), pero el candidato a la Presidencia por el PSOE canario, Ángel Víctor Torres, no ha dicho de forma contundente que bajo ningún concepto pactará con CC. Lo que más ha repetido es que se acabará la forma de gobierno de CC de los 2 últimos años y que, de sumar el bloque de izquierda (en el que incluyen a ASG), habrá ejecutivo progresista junto a Podemos y NC. Eso sí, y en aras de la gobernabilidad, Torres ha sido muy prudente y solo rechaza, algo muy previsible, pactar con Vox.

Lo cierto es que, con la palabra "cambio" como nuclear en sus lemas ("Cambia Canarias" y "Hazlo posible"), los socialistas desplegaron ayer sus carteles con la confianza creciente (y más tras la encuesta del CIS y las precedentes) de que volverán a ganar en votos (por sexta vez) pero, en esta ocasión y a diferencia de 2015, también en escaños (se maneja de 20 a 23, frente a las 15 de 2015).

Como lleva diciendo desde hace años y recalcó anoche junto a la candidata en Santa Cruz, Patricia Hernández, el 26M supone la oportunidad para darle prioridad a las políticas sociales, a un mejor reparto de la riqueza en una población con la mayor tasa de paro (19%) y de pobreza del país (40%), así como para reimpulsar ámbitos claves como la sanidad, educación, dependencia o pensiones. Asimismo, los socialistas llaman la atención sobre el hecho de que, en PIB, Canarias tiene el mismo porcentaje que la última vez que hubo un presidente del PSOE (Saavedra, de 1991 hasta la censura de 1993), pasando de las 8 primeras regiones a estar entre las 4 últimas del país.

Para su vuelta al poder y, sobre todo, a la Presidencia, Torres optó por encabezar la lista regional y lleva de dos a la última vencedora en sufragios en las Islas, justamente Hernández. Además, ha apostado fuerte por la joven Nira Fierro (que abre la plancha por Tenerife, donde aspiran a subir de 4 a 5 actas), por Jorge González en La Palma (donde quieren pasar de 2 a 3), por Chano Franquis en Gran Canaria (donde esperan, como mínimo, uno más: de 3 a 4) y por que repita Loly Corujo en Lanzarote (la meta: de 2 a 3), Iñaki Lavandera en Fuerteventura (también de 2 a 3) y Ana González en El Hierro (una de las claves, pues pueden voltear a AHI-CC, pasando de 1 a 2 escaños).

El PSOE habla de cambio sin descartar a CC

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas