05 de noviembre de 2019
05.11.2019

Alberto Rodríguez: "El modelo turístico canario es de una economía colonial"

El candidato de Unidas Podemos por Santa Cruz de Tenerife afirma que "querer un desarrollo y mejorar los salarios no es turismofobia"

05.11.2019 | 03:39
Alberto Rodríguez, candidato de Unidas Podemos, posa en la redacción de EL DÍA.

Insiste en que, tras esta legislatura (de durar lo justo), no se presentará más y que su cargo de responsable de organización de Podemos también es coyuntural. Cree que la sentencia del procés, que cuestiona en lo relativo a los líderes civiles, no resuelve el conflicto catalán y coincide en las críticas de Iglesias a Sánchez por cómo y cuándo ha exhumado al dictador. Sin embargo, el candidato de Unidas Podemos, Alberto Rodríguez, pone más énfasis en Canarias y asegura que el modelo turístico representa una economía "extractiva, casi colonial".

El CIS les da, de nuevo, un escaño y perderían uno en Las Palmas: ¿se lo cree? ¿Pueden perderlo por Más País si bajan del 10%?

Con todo el respeto a los trabajadores/as del CIS, es muy difícil de creer que el PSOE saque 150 diputados con el hastío e indignación que tiene mucha gente por la repetición electoral. A lo mejor tengo que decir el 10N que me equivoqué...

El CIS acertó el 28 de abril...

Bueno, es verdad, pero esta (encuesta) es de antes del fallo del procés. Sobre Canarias, no tenemos especial preocupación por nuevas fuerzas. Hemos demostrado que sabemos hacer las cosas, que defendemos los intereses del trabajador y a este territorio con multitud de iniciativas. El 28A nos fue muy bien aquí, fuimos segundos y esperamos revalidarlo o, incluso, mejorarlo.

¿Esperaba que Más País se presentara en las provincias canarias?

Se trata de otra fuerza que toma sus decisiones de forma autónoma y a nosotros no nos afecta.

¿Cree que le quita más al PSOE?

Creo que el impacto electoral va a ser bastante bajo.

¿Nota más ese hastío electoral en los votantes del PSOE?

Es general, pero el responsable último de que estemos en esta situación es Pedro Sánchez, quien ganó con amplitud y tenía la responsabilidad de llegar a pactos. No lo hizo y todo indica que tenía decidido ir a urnas antes de verano y se va de vacaciones en agosto. Con razón, la gente le señala como culpable.

¿No tienen culpa ustedes también al decir no a aquella oferta?

A toro pasado, estoy bastante seguro de que, si aceptamos aquella oferta vacía y sin capacidad de cambiar la realidad de la gente, hubieran saltado con otra excusa...

¿Con Sánchez ya investido...?

Es que, en la investidura de julio, esa oferta ya no estaba sobre la mesa. Fueron pocas horas en un margen de tres meses y, de decir que sí, a los 5 minutos hubieran buscado otro subterfugio o coartada...

¿Cree que su electorado lo ve así en un país que nunca tuvo cogobierno y ustedes con 5 años de vida? ¿No han pecado de ambiciosos o de falta de perspectiva histórica?

Lo que me transmitía la gente esos días, sobre todo de mi entorno, era que no bajáramos los brazos, que no le entregáramos el gobierno y que por algo nos votaban. Que para darle el gobierno en solitario al PSOE no se metían en ese viaje...

Pero era una vicepresidencia, tres ministerios, compartir consejo...

Esa es la prueba de que, si quisiéramos sillones, ya los tendríamos. Si buscáramos pompa y figurar para colocar a gente, habríamos aceptado, pero nacimos para cambiar en lo concreto políticas que mejoren la vida de la gente. ¿De qué nos servía llevar Vivienda si no podíamos crearlas o limitar los desahucios o los precios de los alquileres? Nos decían que eran competencias de Fomento, Justicia o Interior...

Pero han ido bajando de 5 millones solos a 5 con IU y a 3,7 millones el 28A: ¿no seguirán diluyéndose y reforzarán el bipartidismo?

Creo que el 28A sentó las bases de un suelo electoral sólido, que no es inamovible, pero sí una gran masa que, pese a nuestros errores propios y a factores externos, sigue ahí. Y hablo de errores como las divisiones internas, salir a los medios y no debatir dentro, o los ataques de las elites económicas y de la propia estructura del Estado, ojito, aunque se hable poco de esto.

Claro, pero dicen que no les dejan gobernar y tuvieron esa oferta: ¿qué respaldo requieren para que el PSOE, como dicen, no gire a la derecha?

Cuanto más, mejor. Lo que está claro es que no es cuestión de deseos, sino de matemáticas. Si al PSOE no le queda otra alternativa que gobernar con el PP, eso supondría una puñalada a su espacio electoral y difícilmente gobierne nunca más. La única manera es que no le quede más remedio que gobernar con nosotros, por mucho que tenga a gente enchufada vía puertas giratorias en grandes empresas o que le deba mucho a los bancos y le paguen las campañas. No podrán más que decir que tenemos razón y que solo cabe un gobierno de coalición proporcional al resultado.

El PSOE dijo la otra vez que les pedían medio gobierno...

Lo cual no es cierto...

Sin embargo, Sánchez subraya que nunca han cogobernado con el PP...

Falso: cogobernar no, pero sí intentan ahora echar tierra sobre la memoria reciente del país, pues Rajoy fue presidente, es decir, el partido más corrupto de toda Europa, por la abstención del PSOE...

Y Sánchez se tuvo que ir y seguramente ganó las primarias por eso...

Sí, pero para la gente trabajadora, y más en Canarias, eso supuso más recortes y que gobernara el partido más corrupto. Claro que tuvo consecuencias y no entro en otros partidos, pero está cifrado en 48.000 millones que se iban a los bolsillos de esta gente por corrupción.

¿No cree que, en el fondo, el PSOE solo quiere gobernar en solitario...?

Y me parece legítimo, pero se inscribe en un mundo fantasioso, de la política ficción, pues tenemos casi 4 millones de votos y 42 diputados...

El bipartidismo no volverá...

Creo que no, ya que era la expresión de cierto consenso social surgido en la Transición que está roto porque ya no se cumple esa perspectiva de ascensor social, de que las generaciones venideras vivirán mejor que sus padres, que si estudias y te esfuerzas vas a tener un buen trabajo, vivienda y pensión... Ese consenso saltó por los aires con la crisis y los recortes, y creo que el bipartidismo nunca volverá.

De cogobernar, ¿qué medidas urgentes habría para Canarias?

Todas nuestras medidas benefician al canario: derogar la reforma laboral, que es una emergencia aquí, donde tenemos 200 euros menos de salario de media. Es un disparate y, encima, hay 240.000 parados. Hay que limitar los precios de los alquileres. Según el CGPJ, en Canarias se producen 10 desahucios diarios y casi 7 se deben al régimen de alquiler. Se debe mejorar las 40.000 pensiones no contributivas y elevarlas, como mínimo, de 370 al umbral de la pobreza, sobre 600 o 650. La subida del salario mínimo benefició a esta región más que otra, con más de 100.000 familias.

¿Qué harían con el nuevo REF y Estatuto, que no apoyaron?

Hay que ser realistas, pues para modificarlos hace falta un gran consenso. Pero, de poder, haríamos un Estatuto participado por la sociedad y, luego, refrendado en urnas. Que la gente lo haga suyo, pues es ajeno a la inmensa mayoría. Ha de garantizar los servicios públicos y avanzar en la soberanía energética y alimentaria, pero esas enmiendas nos las tumbaron. Que el agricultor se pueda enfrentar a las elites importadoras, por ejemplo.

¿Y del REF?

Sobre todo, herramientas fiscales. Somos conscientes de que muchas de sus medidas permiten que vivamos un poco mejor por el mercado eléctrico o los combustibles, ya que nos tiende a igualar. Sin embargo, tiene herramientas perversas, como la RIC, que permiten a grandes capitales evadir impuestos e invertirlos donde quieren. Una democracia y Estado de Bienestar fuertes recaudan impuestos progresivamente para luego derivarlos a los servicios públicos. No debemos estar mendigando a los que evaden, aunque, desgraciadamente, sea legal. Hemos de llegar al 5% de gasto en educación, invertir más en I+D+I, tener otro modelo turístico...

¿Ha actuado bien o tarde el Estado con lo de Thomas Cook?

Se debió actuar hace mucho. Se puede poner parches urgentes, y habrá que ver sus efectos, pero de lo que se trata es del modelo, pues nos llegan 14, 15, 16 millones de turistas, pero el gasto por visitante, aunque haya mejorado, es de unos 140 euros y, en origen, de 100. Esto es un absoluto disparate. Es de una economía extractiva, casi colonial. Estaba Thomas Cook, pero hay más grandes empresas y cadenas hoteleras que se llevan el dinero. Y eso pasa cuando, en 25 años, el Gobierno canario ha primado esto, el sol y playa y competir con baja fiscalidad y bajos salarios. Vivimos en un paraíso sin parangón y deberíamos competir por un turismo de calidad que genere más valor añadido y dinero en destino. Y ojo, porque se decía que iban a desaparecer muchos empleos y otras empresas han ocupado enseguida el puesto de Thomas Cook, aparte de que el sector dice que se avanza hacia la especialización.

Pues Casado les acusa de representar la turismofobia...

Eso no tiene ninguna base y solo demuestra una supina ignorancia de lo que pasa en las Islas. Que se quiera mejorar los salarios, que las camareras no se deslomen y que haya un desarrollo sostenible es sentido común, no turismofobia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019

,

España

Congreso de los Diputados