29 de abril de 2019
29.04.2019
Resultados en Canarias al Congreso

El PSOE vence en las Islas, el PP se hunde y CC resurge con 2 diputados

Los nacionalistas recuperan músculo en Madrid con Oramas y González Taño Podemos, la segunda fuerza más votada en Canarias

29.04.2019 | 03:08
Pedro Martín, secretario general insular del PSOE, junto a Tamara Raya, elegida diputada, y Olivia Delgado, senadora.
El PSOE celebra en Tenerife los resultados del 28-A
Así celebraron los partidos políticos de Canarias los resultados de los comicios
El PSOE vence en las Islas, el PP se hunde y CC resurge con 2 diputados

"Guadalupe, prepara las maletas, que nos vamos dos pedazo de mujeres canarias a Madrid". A las 22:20 horas de ayer, cuando el escrutinio de los votos en las Islas superaba el 85%, una pletórica Ana Oramas celebraba de esta manera el "resultado histórico" de Coalición Canaria en las elecciones generales: 136.512 votos (12,9%) con más del 99% escrutado, dos diputadas (ambas por la provincia de Santa Cruz de Tenerife) y la subida más importante de cuantos partidos repetían en estos comicios al Congreso de los Diputados con respecto a las anteriores ediciones. "Hemos levantado los brazos para tocar las estrellas", remató Ana Oramas en la nueva sede de CC en la chicharrera avenida de Anaga. Y efectivamente Oramas irá esta vez a la capital nacional acompañada de su número dos en la provincia tinerfeña: la palmera Guadalupe González Taño, secretaria de Organización de la formación nacionalista.

En unas elecciones en las que el PSOE ganó en las Islas con claridad (293.123, 27,85% de los votos), aunque con menos margen que en otros comicios anteriores (en 1982, 1989 y 2008 tocó techo con 7 diputados en el Archipiélago y 395.182 apoyos en los comicios de hace 11 años), el otro gran protagonista fue Coalición, que puso en entredicho las encuestas -que le daban entre 0 y 1 diputado-, rompió la tendencia a la baja experimentada desde 2000 -cuando logró sus mejores resultados con 248.261 votos en las siete Islas y cuatro diputados nacionales-, superó de nuevo la barrera de los 100.000 votos -que no lograba desde 2011- y se quedó como el único partido nacionalista canario con representación en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, después de que Nueva Canarias -sin alianza esta vez con el PSOE- perdiera el escaño que tuvo en la legislatura 2016-2019, que ocupó Pedro Quevedo. Coalición fue el segundo partido más votado en la provincia tinerfeña (101.974, 19,9%) y aunque en la grancanaria no logró escaño, sí atrajo el apoyo de más de 34.669 votantes con más del 99% escrutado. Asimismo, en Tenerife ganó en 10 de los 31 municipios, especialmente en los del norte: Icod de los Vinos, Garachico, La Orotava, Santa Úrsula, El Tanque, La Guancha, La Victoria, San Juan de la Rambla, San Miguel de Abona y Vilaflor. Y en La Palma, Coalición venció gracias a Guadalupe González Taño en El Paso, Tijarafe y Fuencaliente.

Mientras el PSOE se convierte en la primera fuerza en las Islas, Unidas Podemos, contra todo pronóstico, pasa a ser la segunda más votada por encima del PP que, en sintonía con la tendencia nacional, sufre una sangría en votos -casi 183.000 menos que en 2106- y pierde tres de los seis escaños en Canarias, uno de los cuales lo obtiene Coalición Canaria y otro el PSOE. Ciudadanos (154.523 votos,14,65%) aumenta en sufragios y se mantiene como cuarto partido con más respaldos pero no incrementa sus dos escaños.

Avance socialista

Los socialistas también experimentaron un importante avance con respecto a las tres anteriores elecciones (de más de 50.000 votos en comparación con 2011, año en que logró 231.086), aunque se quedaron muy lejos de sus mejores resultados histórico en unos comicios generales en las dos circunscripciones canarias: 395.182 votos en 2008.

En la provincia tinerfeña, logró dos escaños -que ocuparán Héctor Gómez y Tamara Raya-, los mismos que los nacionalistas aún teniendo 157.088 apoyos más. Municipio por municipio, se impuso en 19 de los 31 de Tenerife, incluida el área metropolitana: Adeje, Arafo, Arico, Arona, Buenavista del Norte, Candelaria, El Rosario, Fasnia, Granadilla, Guía de Isora, Güímar, La Matanza, Los Realejos, Los Silos, Puerto de la Cruz, La Laguna, Santa Cruz, Tacoronte y Tegueste.

La victoria de los de Pedro Sánchez fue ligeramente más holgada en la provincia de Las Palmas de Gran Canaria (153.610 votos por 140.359 en la de Tenerife). Y después de tres elecciones en las que no pasaron de cuatro diputados, los socialistas han recuperado parte de la fuerza de la que históricamente gozó en Canarias.

En el lado opuesto a los dos grandes triunfadores de las elecciones generales en las Islas queda claramente el Partido Popular, el gran derrotado no solo a nivel nacional, sino también en el Archipiélago. Hay que recordar que los populares son el partido que ostentaba el récord de votos en unos comicios generales en las Islas desde que hay democracia, obtenidos en el año 2011 con 446.118 votos y un total de nueve diputados. Ayer cayeron a casi la mitad de votos que en las elecciones de 2016 (163.839 por 333.445 en 2016) y se tuvieron que conformar con tres escaños, uno solo en la provincia tinerfeña, el que ocupará Ana Zurita.

El desplome del PP

El desplome del partido azul es monumental -perdió 282.279 votos con respecto a su récord de 2011 de 446.118- y pone en una delicada situación ya no solo al líder nacional, Pablo Casado, sino también al de Canarias, Asier Antona. Sólo se impuso en un municipio de Tenerife, en el de Santiago del Teide -1.046 votos, con un 30,21%, por encima de PSOE, 732, y Coalición, 686-, mientras en el resto quedó muy relegado. Al PP le espera un obligado proceso de transformación para recuperar la fuerza de antaño, especialmente después de que haya perdido confianza no solo por sus propios deméritos, sino por la irrupción por la misma banda de la derecha de los debutantes de Vox.

No es de extrañar que los líderes regionales de los populares prefirieran ayer esconderse y eludir las valoraciones. Por ejemplo, Ana Zurita, la única diputada elegida por la circunscripción tinerfeña, no compareció ante los medios de comunicación en la sede del partido en la calle Juan Padrón de la capital tinerfeña, y se remitió a lo que dijese Asier Antona, el presidente de los populares. "Hemos perdido de manera brutal", admitió Asier Antona anoche.

La ultraderecha se quedó sin diputados en el Archipiélago pero estuvo cerca, consiguiendo unos resultados muy satisfactorios para ser la primera vez que concurría a las urnas. En las Islas cosechó finalmente 69.094 votos , con poco más del 6,5% del total. Consiguió más apoyos en la provincia de Las Palmas de Gran Canaria (37.952) que en la de Santa Cruz de Tenerife (31.173).

El balance de Unidas Podemos en Canarias, asimismo, se puede considerar positivo, sobre todo teniendo en cuenta que Canarias fue la comunidad, junto con Baleares, en la que quedó en mejor posición: en ambas regiones insulares logró el segundo puesto, las únicas en las que lo logró. En ninguna se impuso.

Podemos, un balance positivo

La formación morada perdió 32.406 votos con respecto a los comicios de 2016 -166.028 apoyos por 198.434 de las anteriores elecciones- pero minimizó en las Islas un retroceso que se veía venir y que se agudizó a nivel nacional. Unidas Podemos, de esta manera, tendrá la próxima legislatura a tres diputados canarios, uno por la circunscripción tinerfeña (Alberto Rodríguez) y dos por la grancanaria (Victoria Rosell Aguilar y María del Carmen Pita Cárdenes).

El segundo puesto de los de Pablo Iglesias en Canarias se fraguó principalmente en Las Palmas de Gran Canaria, donde fue la segunda fuerza más votada por detrás de los socialistas (90.847 votos, 16,73%), mientras que en Santa Cruz de Tenerife se tuvo que conformar con ser la cuarta, por detrás de PSOE, CC y Partido Popular (75.270 de votos, 14,66%).

Cs crece pero se queda con 2

Ni fu ni fa. Es la mejor expresión que define el resultado de Ciudadanos en las Islas. Mientras protagonizó un gran incremento a nivel nacional -al pasar de 32 diputados en 2016 a 57 ayer-, en el Archipiélago se quedó igual: dos diputados. Creció en votos con respecto a los anteriores comicios generales -155.108 ayer con el 99,8% escrutado, por 117.748 en 2016- pero no fue suficiente para arañar algún diputado más, quedando finalmente como la cuarta formación por detrás del PSOE, Podemos y Partido Popular. En la próxima legislatura, Melisa Rodríguez representará a la provincia de Santa Cruz de Tenerife en el Congreso de los Diputados, mientras Saúl Ramírez lo hará por la de Las Palmas de Gran Canaria.

Fue, por lo demás, una jornada electoral con una alta participación, no solo a nivel nacional, sino también a nivel insular. De hecho, el tanto por ciento de ayer en la provincia tinerfeña (69,21, con 519.950 votos con el 99,8% escrutado) fue el segundo mejor registro de la historia democrática, solo superado por el de las elecciones del año 1982, en las que participó el 75,1% del electorado, que sigue siendo el récord regional. Fue la primera vez en la historia, además, que la provincia tinerfeña superaba en participación a la grancanaria, con un 69,21% por un 67,1%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019

,

España

Congreso de los Diputados