Uno de los objetivos de todas las madres y padres es conseguir que nuestros hijos se conviertan en personas responsables. Para ello es fundamental irles dando responsabilidades y hacerles cumplir las normas que tenemos en casa.

Sin embargo, esto de cumplir normas no siempre les gusta. Los niños, que viven en el aquí y en el ahora, no suelen entender porqué tienen que recoger sus juguetes o ducharse cada día, pero con el juego 'El árbol de los logros' será mucho más sencillo.

¿En qué consiste la técnica de 'El árbol de los logros'?

La técnica de 'El árbol de los logros' es un juego creado por Esther Egea, una psicóloga murciana, basado en un método de rutinas que tiene como objetivo aumentar la autoestima de los niños, conseguir que se responsabilicen de tareas propias de su edad y mejorar la relación con sus padres.

Se trata de un juego compuesto por tablero con forma de árbol que tiene imantado uno de sus lados y cuenta con una pizarra por el otro. Asimismo, cuenta con unas manzanas imantadas con las rutinas impresas. Las manzanas con los logros que el niño va consiguiendo se ponen dentro del árbol como, por ejemplo, si el pequeño se ha vestido por sí mismo, si ha hecho los deberes a la primera o si ha ido contento al colegio. Al contrario, las rutinas que todavía no ha conseguido quedan al pie ...

El árbol de los logros

Así, conforme el niño consigue las diferentes rutinas, las manzanas se van colgando del árbol y ascienden hasta llegar a la parte de arriba. "Cada día, los padres y los hijos evalúan los logros", destaca Egea, quien señala que se trata de un refuerzo positivo que dirige la atención a lo que los niños ya hacen bien.

¿Cómo funciona exactamente 'El árbol de los logros'?

Para entender mejor su dinámica, vamos a poner un ejemplo práctico: al inicio del juego, la manzana que representa la acción de vestirse solo se coloca en la base del árbol y, por cada día que los niños consigan vestirse sin ayuda, la manzana subirá de nivel hasta que llegue a posicionarse dentro de la copa del árbol de los logros. Esto significará que los pequeños han aprendido a vestirse solos y que han convertido esta acción en un hábito.

Para potenciar cada avance, por cada manzana que entre al árbol de los logros, los niños consiguen una estrella que podrán colocar donde quieran y, para motivar a los peques a mantener esa rutina a lo largo del tiempo, después de una semana, quince días o un mes, se les obsequia una divertida pegatina de un animalito para que siga decorando el entorno del árbol.

Ventajas de 'El árbol de los logros'

Una de las grandes ventajas de este juego es que, a diferencia de otras técnicas educativas, el árbol de los logros funciona a través del refuerzo positivo, es decir, se centra exclusivamente en las conductas positivas de los niños, no en sus errores o malos comportamientos. De esta manera la técnica logra consolidar las conductas positivas de los peques, restándole importancia y atención a sus comportamientos inadecuados hasta que estos terminan por extinguirse.

Además, es una técnica muy efectiva para fortalecer la autoestima infantil, pues cada vez que los niños consigan un nuevo logro reforzarán la confianza en sí mismos.