Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresa Plymag

Fertilizantes salidos del mar

La empresa Plymag elabora y comercializa en todo el mundo bioestimulantes agrícolas a base de extractos de algas

Planta de extractos de algas de Plymag en el municipio de Pego.

El mar esconde múltiples tesoros que pueden aportar beneficios insospechados también en tierra firme. La empresa Plymag, ubicada en el municipio alicantino de Pego, se ha empeñado en demostrarlo, en este caso con la elaboración de fertilizantes a base de extractos de algas. Se trata de unos bioestimulantes de gran calidad y respetuosos con el medio ambiente, que mejoran de forma exponencial el rendimiento de los campos de cultivo. El alto nivel del producto ha tenido como consecuencia un crecimiento sostenido de esta compañía, que exporta a las principales zonas agrícolas del mundo.

Los orígenes de Plymag se remontan a 1978. Su presidente, Carlos Feliu, recuerda que fue su padre el que la fundó, en un primer momento comprando fertilizantes que envasaba para su comercialización, y siempre adaptándose a las necesidades que iba detectando en la agricultura del entorno. Fue a partir de 1990, a raíz de la incorporación en la compañía tanto del propio Carlos como de sus hermanos Fernando y Ana, cuando la empresa ya se embarcó en la elaboración de productos propios

Pese a que la fabricación ya se convirtió a partir de entonces en el distintivo de la firma, todavía seguía comprando algunos productos. Entre ellos, extractos de algas que ya se comenzaban en aquel entonces a elaborar de forma incipiente, aunque solo en el norte de Europa. Según explica Fernando Feliu, quien ejerce como técnico y director ejecutivo de Plymag, "fue a raíz de unos problemas de suministro con los proveedores ingleses, en 2015, cuando nos planteamos en serio la posibilidad de producir nuestros propios extractos. Así que empezamos a investigar qué equipos de extracción podíamos utilizar, y también las algas adecuadas para ello, que están localizadas tanto en el Atlántico Norte como en Sudáfrica".

El resultado de ese proceso fue la puesta en marcha de la que, aseguran desde Plymag, sigue siendo la única planta de extractos de algas para el sector agrícola que funciona en España. "La metodología -resalta- es mecánica, por lo que el producto que obtenemos es totalmente biológico y, como consecuencia, respetuoso al máximo con el medio ambiente". Las algas con las que trabajan, además, no se arrancan, sino que, añade, "se cortan como si fuese una poda, de manera que siguen creciendo sin problemas".

Los efectos de estos bioestimulantes sobre los cultivos son sorprendentes, algo que, añade el director ejecutivo de la empresa, se comprende si se tiene en cuenta que "el único e inhóspito hábitat donde crecen estas algas son las costas atlánticas situadas en latitudes frías y expuestas a inundaciones periódicas de las mareas. Para poder resistir estas condiciones tan extremas, han tenido que desarrollar defensas naturales en forma de compuestos químicos, que son los que nosotros trasladamos a nuestros bioestimulantes".

Plymag elabora 300 toneladas de fertilizantes a base de algas al año, lo que supone el 15% del conjunto de su producción. El 40% se exporta a zonas como Sudáfrica, Europa, el Magreb o el Sudeste Asiático. De hecho, cuenta con tres filiales comerciales en Chile, Colombia y Portugal. Con 50 empleados, la facturación se ha situado el último año en 13,5 millones, tras un aumento de millón y medio.

Compartir el artículo

stats