Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La élite del ladrillo: profesionales que ganan hasta 120.000 euros

Los perfiles que se dedican a la inversión y gestión de carteras de suelo y de residencial de alquiler son los más demandados del sector

La élite del ladrillo: profesionales que ganan hasta 120.000 euros.

El mercado inmobiliario ha sido uno de los sectores que mejor ha resistido a la crisis. Así lo demuestran los precios de la vivienda y del alquiler, que cerraron el 2021 con un crecimiento interanual del 7,5% y del 1,4% respectivamente; mientras que la firma de hipotecas se incrementó un 24% en noviembre, la mejor cifra desde 2010, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Por su parte, las estadísticas del Ministerio de Fomento ya reflejan un incremento en cuanto a la construcción de vivienda, con 88.858 permisos concedidos hasta octubre, frente a los 85.535 de todo 2020.

¿Cómo está impactando esta actividad en el empleo? Según datos de la compañía HAYS, especializada en Recursos Humanos, se está contratando con normalidad, aunque los movimientos en el mercado laboral se han dirigido, además de a la vivienda en sí, hacia otro tipo de proyectos relacionados con las naves logísticas y almacenes, activos que con el crecimiento de las compras on line ha adquirido un gran protagonismo.

En este aspecto, Lucía Santos, Real Estate Consultant en HAYS España, asegura que los perfiles más reforzados en esta época pandémica han sido los relacionados con la comercialización de suelo y con el residencial en alquiler, en concreto, perfiles de inversión y gestión de carteras.

"El crecimiento de nichos de mercado específicos como es el inmologístico y la necesidad de nuevos desarrollos residenciales favorece la necesidad de contar con este tipo de perfiles profesionales", explica la experta. Además, según añaden desde esta firma, "la búsqueda de suelo idóneo para los proyectos que se quieren ejecutar es compleja y estos profesionales han de contar con buenos conocimientos técnicos a la par que con dotes comerciales para lograr llevar las transacciones a éxito".

En este sentido, el responsable de suelo, encargado de diseñar y desarrollar estrategias de búsqueda de bolsas de suelo industrial y logístico disponible en cada municipio, se encuentra entre los perfiles más demandados en la actualidad. Aunque dependerá del tipo de compañía y de la localización geográfica del puesto, el sueldo de un profesional con 3-5 años de experiencia puede alcanzar los 50.000 euros brutos anuales.

El de director comercial es otro de los puestos que más demanda tiene. Con los mismos años de experiencia que en el caso anterior, estos profesionales pueden llegar a cobrar 60.000 euros brutos al año, e incluso alcanzar los 120.000 euros en comunidades como Madrid y Catalunya, para aquellos que tengan más de 10 años de experiencia.

El jefe de obra y el ‘property manager’ son otros de los roles que más se ofertan entre las compañías, aunque sus sueldos están por debajo de los 40.000 euros.

El perfil mejor pagado del sector es el director de contratación, encargado de la selección de las licitaciones a ofertar, de la organización y planificación del equipo técnico y administrativo, entre otras responsabilidades. Este profesional, con 3-5 años de experiencia, cobra entre 64.000 y 80.000 euros brutos al año, dependiendo de la comunidad autónoma en la que desarrolle la actividad. Aunque, según especifican desde Spring Professional, las empresas suelen demandar perfiles con más de 10 años, cuyos sueldos alcanzan los 120.000 euros brutos anuales.

Los olvidados

En el lado de las profesiones menos demandadas se sitúan las de proyectista, delineante o arquitecto. "No cuesta mucho encontrar trabajo siempre que estés dispuesto a cobrar como un becario aunque tengas toda la experiencia del mundo", denuncia Hugo Cotelo, un arquitecto madrileño con más de 15 años en el sector.

Uno de los problemas que ha tenido esta profesión, explica el madrileño, es que para las pequeñas reformas o temas relacionados con inmobiliarias no son necesarios estos perfiles. "Abrieron la mano y ahora cualquier ingeniero, aparejador o decorador puede firmar proyectos", plantea.

El madrileño asegura que en los estudios contratan mucho arquitecto joven recién salido de la universidad "porque es barato". Sin embargo, cuando adquieren experiencia este tipo de profesionales suelen ser autónomos salvo que les contrate -como es el caso de Hugo Cotelo- una promotora o constructora, pero "no para una función pura de arquitecto" sino más relacionada con un ‘project manager’ o algún cargo de dirección.

Los sueldos de arquitectos o delineantes, con experiencias de entre 2 y 5 años, no superan los 24.000 euros brutos anuales. En el primer caso, lo máximo que pueden llegar a cobrar si cuentan con más de 10 años de experiencia son alrededor de 40.000 euros. A su vez, los delineantes con el mismo recorrido profesional no superan los 35.000 euros brutos anuales. 

Compartir el artículo

stats