Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Combustible limpio

Furor por el hidrógeno verde, el maná de la energía

hidrógeno verde

España vive una eclosión de proyectos vinculados al hidrógeno verde por el incentivo de los fondos europeos y la estrategia marcada por Bruselas para la descarbonización de la economía. Repsol acaba de presentar la iniciativa ‘Shyne’ (Spanish Hydrogen Network), el mayor consorcio de hidrógeno verde del país con promotores como Alsa, Scania, Talgo y Enagás y que cuenta con 3.200 millones de euros de inversión.

Enagás, compañía de transporte de gas natural y gestor técnico del sistema gasista de España, trabaja con otras 18 compañías europeas en un proyecto para adaptar las redes de distribución del gas en canalizaciones e infraestructuras para el transporte del hidrógeno verde con una inversión hasta 2040 de más de 43.000 millones. Aerolíneas como Iberia o Air Nostrum y navieras como Baleària trabajan para sustituir el queroseno y el gas por el hidrógeno verde. El Gobierno prevé la inversión de 1.550 millones de los fondos de reconstrucción en el despliegue de esta industria y la movilización de otros 2.800 millones de capital privado.

Pero, ¿qué es el hidrógeno verde? Es un combustible líquido llamado a sustituir los derivados del petróleo y el gas natural como fuente de energía para el transporte pesado y sectores como la cerámica, la industria química o las refinerías. Según precisa Javier Brey (presidente de la Asociación Española del Hidrógeno,colectivo impulsado -entre otros- por Repsol e Iberdrola), es un gas que lleva años utilizándose, pero la clave la introduce el calificativo de ‘verde’ que identifica que se produce con energías renovables.

La idea es producir el hidrógeno de manera limpia a partir de agua y con procedimientos de electrólisis alimentados por energía generada por plantas solares o eólicas. El sistema consiste en separar con electricidad los átomos que componen las moléculas de agua: el hidrógeno y el oxígeno. Por cada molécula de oxígeno se liberan dos de hidrógeno (H2O) ¿Cómo se rompe la molécula? Con corriente eléctrica.

La red europea de hidrógeno impulsada por Enagás (que se llama European Hydrogen Backbone) conecta 21 países a través de una infraestructura de 39.700 kilómetros. El 69% de la red la componen gasoductos de gas natural en servicio y el 31% restante son de nueva construcción.

El problema que ahora tienen las renovables es el almacenamiento. Fuentes de Repsol subrayan que el aspecto fundamental del hidrógeno es la capacidad de almacenar la energía. "El hidrógeno renovable nos permite transformar la energía en una sustancia para que se pueda consumir más adelante", subrayan.

<p>El hidrógeno verde, producido a través de energías renovables, vive un momento de furor.</p> Activos

Compartir el artículo

stats