Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercados

El Ibex llega a los 30 a medio gas pero con potencial

El índice cerró 2021 con una subida del 7,93% pero no se libró de ser el farolillo rojo del Viejo Continente

Vista del interior y la cúpula del Palacio de la Bolsa de Madrid.

Llegar a los 30 en peores condiciones que los amigos o los colegas del trabajo puede hacer que el bocado sea más difícil de tragar. La crisis de la mediana edad es probable que se agrave con menos pelo en la cabeza o más kilos en la cintura… Y si no que se lo digan al Ibex 35, que soplará sus 30 velas el próximo viernes 14 de enero más o menos en este punto.

El índice de referencia de la bolsa española logró cerrar el 2021 en positivo, con una ganancia del 7,93% en el año hasta los 8.713,8 puntos. Sin embargo, en un ejercicio en el que los principales parqués internacionales se anotaron importantes subidas e incluso algunos renovaron sus máximos históricos, el español se colgó el título de ‘rezagado’. Así, se quedó por detrás de otros índices europeos como el Eurostoxx 50, que terminó el año con un repunte del 21%; el alemán Dax 30, que avanzó el 16%; el Mib italiano (+23%) o el Cac 40, el que mejor se comportó al revalorizarse el 29,2%.

Aún incluyendo en la ecuación los dividendos (tomando como referencia el Ibex Total Return), un "punto importante" para comparar con pares como el Dax, en opinión del analista Javier Molina, portavoz de eToro en España, el selectivo español todavía está a "un 9% de los máximos, contra la zona de máximos de los índices norteamericanos o el mismo Dax".

El avance de 2021 también ha sido insuficiente para regresar a los niveles pre pandemia: fue el parqué europeo que más sufrió con el covid y se dejó el 15,45% en 2020. Ha logrado recuperarse desde el batacazo del 12 de marzo de 2020, cuando el pánico al por entonces desconocido virus causó un desplome diario récord del 14,06%, aunque continúa lejos del entorno de los 10.000 en el que se movía a inicios de 2020. Y pese a haber multiplicado por algo más de tres veces su valor desde que se estrenó en 1992, tampoco ha vuelto a oler los 15.945 puntos en los que cerró el 8 de noviembre de 2007. "Ha descendido más de un 40% desde sus máximos históricos", corrobora Diego Morín, analista de IG.

Altos y bajos

Como buen millennial, en sus 30 años de vida el Ibex 35 ha pasado por esperanzadores periodos de comerse el mundo que se han visto truncados por momentos más convulsos. Del milagro tecnológico se pasó al pinchazo de la burbuja de las ‘puntocom’ a principios de los 2000. De la exuberancia del negocio inmobiliario a su estrepitosa caída posterior, acompañada de una crisis financiera global iniciada en 2007, de la que en opinión de Morín el índice aún no ha sido capaz de reponerse.

‘Hombres de negro’, rescates con condiciones, reconversión de la banca, paro, inflación… Son eventos que han marcado estas tres décadas, aunque por su "excepcionalidad" la pandemia destaca sobre todos ellos, según Victoria Torre, directora de oferta digital de Singular Bank. "Ha habido numerosas crisis económicas, pero el covid-19 ha sido una crisis sanitaria que ha derivado en una crisis financiera no vista desde la II Guerra Mundial", señala, y añade que "el impacto final está por ver".

Los expertos explican que el Ibex 35 se encuentra a la cola de Europa por varias razones, entre ellas la menor diversificación de sectores en la composición del selectivo o el escaso peso de compañías tecnológicas y relacionadas con la industria. A su vez, fuentes de Bolsas y Mercados Españoles (BME) indican a ‘activos’ que otro factor es que la composición del índice se calcula sin tener en cuenta los dividendos que abonan las compañías cotizadas, "y el mercado español ha mostrado históricamente una rentabilidad por este concepto elevada".

También ha influido la "relevante exposición a la región latinoamericana, que este año no ha tenido un buen comportamiento, así como el castigo sufrido en los últimos meses por el sector energético y turístico, perjudicados por el cambio regulatorio y la expansión de ómicron", afirman desde BME.

Margen de subida

En este contexto, y aunque en 2022 los expertos abogan por la cautela, no está todo perdido para el Ibex 35. Renta4 cree que debería recuperarse, "al menos parcialmente", desde su estatus de farolillo rojo en el Viejo Continente y ha fijado un objetivo para el indicador de 10.700 puntos ayudado por la recuperación económica global, el elevado peso del sector bancario en un contexto de normalización de la política monetaria y el repunte de la rentabilidad de los bonos, además de en la mejora del turismo.

También Victoria Torre incide en que en un contexto de "crecimiento razonable de la economía", la bolsa española podría tener una rentabilidad superior a la media en 2022, por encima del 10%. La directora de oferta digital de Singular Bank estima que algunos de los principales pesos pesados del selectivo como BBVA, Santander o Iberdrola tienen un "importante potencial de subida" y "podrían dar empuje al Ibex 35".

A su vez, desde IG recuerdan que el índice de referencia español ha sido de los más perjudicados por el coronavirus, provocando vaivenes en su cotización "debido a su dependencia de las empresas cíclicas". Por ello, recomiendan estar atentos a la evolución de la economía y a la actuación de los bancos centrales, ya que en caso favorable el selectivo "podría visitar" de nuevo los 10.000 puntos. Para posicionar carteras, Sergio Ávila, analista de mercados de la firma, apunta a sectores defensivos como ‘utilities’ (electricidad, gas), "que además suelen ser muy rentables por dividendos" y a valores como Naturgy, Endesa o Red Eléctrica, "y buscar un buen punto de entrada". También señala sectores como el de consumo o compañías farmacéuticas y de ‘health care’, además de empresas de recursos básicos.

Por su parte, Diego Morín señala que las citadas empresas de energía y también relacionadas con la industria o telecos, son valores en los que los inversores "tienden a protegerse" en momentos de alta inflación como el actual. En su radar se sitúan Acerinox, Repsol, Iberdrola o Merlin Properties.

Desde eToro abundan en la idea de que si la "vuelta a la normalidad" se produce, el Ibex 35 podría incluso superar a otros parqués europeos. A la vez, se mantienen prudentes ante la "dependencia del sector financiero", que según Javier Molina "es clara y tiene su importancia» aunque ahora Inditex o Iberdrola son las que más ponderan. "Si vemos un mercado donde las incertidumbres económicas sigan pesando y donde no hay una recuperación, seguiremos en la cola", remata este experto.

Compartir el artículo

stats