Foro Prensa Ibérica

Canarias completará antes de fin de año la potencia del concurso exprés

Mariano Hernández Zapata confirma que el Ministerio para la Transición Ecológica tiene "la puerta abierta"

El consejero lamenta el "tiempo perdido" por el Gobierno anterior para mejorar la generación eléctrica

Julio Gutiérrez

Julio Gutiérrez

Canarias no renuncia a completar "antes de fin de año" los 250 megavatios de potencia de generación aprobados por Red Eléctrica (REE) en 2021. Así lo ha anunciado este viernes el consejero de Transición Ecológica y Energía del Gobierno de Canarias, Mariano Hernández Zapata (PP), durante el foro organizado por Prensa Ibérica en Canarias para conocer el decreto que cambiará la Ley de Cambio Climático.

El mes pasado, el ministerio aprobó el concurso exprés ideado por el Ejecutivo autonómico para aminorar el riesgo de apagones como el acaecido el verano pasado en La Gomera. La decisión fue adjudicar 50,8 megavatios de potencia adicional a Gran Canaria; 71,6, a Tenerife, y 32,8, a Fuerteventura. En total 155,2 megavatios, solo el 62,8% de los 250 megavatios demandados por REE hace tres años.

Se cubrieron menos megavatios de los necesarios para poder avanzar en la adopción de soluciones

Durante su intervención en el acto, patrocinado por Satocan, Enercon y Astican, Zapata ha detallado el motivo del recorte: avanzar con los proyectos que se ajustaban con plenitud a las condiciones establecidas en el proceso de concurrencia. Solo Disa y Sampol, las dos empresas adjudicatarias, ofrecían garantías y Canarias decidió cubrir parcialmente la potencia necesaria. No obstante, el consejero regional ha confirmado que el ministerio "dejó la puerta abierta" para poder llegar hasta el límite fijado por el operador.

Buscar aliados

El consejero de Transición Ecológica y Energía no ha ahorrado en recados que tenían como destinatario al anterior Gobierno de Canarias. Se preguntó por qué si desde 2021 había una alarma oficial lanzada por REE ante las carencias en generación, no hizo nada el Ejecutivo anterior -"del PSOE y en Madrid estaba el mismo partido", aclaró el consejero- y ha tardado tres años la llegada de las primeras soluciones. "Hemos tenido que venir otros", ha lamentado tras definir su objetivo: "Buscar aliados", en referencia al equipo ministerial, "para que los canarios puedan tener una vida normal".

"Ni bajar los brazos ni pelearnos". De esta manera ha explicado Hernández Zapata su relación con el Ministerio para la Transición Ecológica que comanda la también vicepresidenta tercera del Gobierno de España, Teresa Ribera. Recientemente elegida eurodiputada como cabeza de la plancha socialista, el consejero autonómico se mostró seguro de que permanecerá en su puesto "mientras siga este Gobierno [central]. Lo que nosotros deseamos, evidentemente, es que cambie pronto".

"Los grupos son doce meses más antiguos; el riesgo de apagones existe"

Mariano Hernández Zapata

— Consejero de Transición Ecológica y Energía del Gobierno de Canarias

La tardanza en la llegada de mejoras provoca que Canarias esté hoy "peor que hace doce meses". El contexto no ha variado y los grupos de generación "son doce meses más antiguos", ha razonado Mariano Hernández Zapata. Por ello, no ha ocultado que está presente el riesgo de apagones en el verano que está a punto de arrancar.

En el ámbito de la necesidad de introducir mejorar en el sistema eléctrico canario, hay otra mejora a introducir y que acumula ya once meses de retraso. Se trata de la convocatoria del concurso para la sustitución de los grupos de generación obsoletos, varios de ellos en tiempo de descuento, con su vida útil prolongada. Aparte del riesgo evidente por haberse superado ampliamente su fecha de caducidad, la capacidad de respuesta es lenta, lo que atenta contra la introducción de más energía renovable.

Se busca flexibilidad

La mayor flexibilidad de los grupos de generación convencional es esencial. Si su velocidad de arranque es escasa, el operador no tiene más remedio que tenerlos conectados, y contaminando, más tiempo para garantizar el suministro ante una eventual caída de la intensidad del viento. "Es esencial tener un buen respaldo si queremos implantar más renovables", ha explicado el consejero; "y hemos perdido once años", añadió.

Las conversaciones con el ministerio a este respecto son continuas. La propia ministra Ribera anunció durante la visita que realizó a las Islas en el mes de febrero que este concurso para traer al presente la generación eléctrica canaria estaría convocado "en el entorno del verano".

"Es esencial tener un buen respaldo si queremos implantar más renovables y hemos perdido once años"

Mariano Hernández Zapata

— Consejero de Transición Ecológica y Energía del Gobierno de Canarias

El consejero ha descartado asimismo que exista incongruencia entre la renovación del parque de generación convencional y la implantación de renovables; esta última es irrenunciable, ha venido a decir, pero necesita de una tecnología de respaldo que garantice su integración en el mix energético.

Sobre todo hasta que vayan entrando en servicio las infraestructuras para el almacenamiento de la energía obtenida a través de fuentes limpias. Con Salto de Chira en construcción, Mariano Hernández Zapata, ha revelado la proximidad de "buenas noticias" en torno a nuevos proyectos de esta índole "en Tenerife y en La Palma".

Decreto en ciernes

El consejero desgranó los cambios que introduce en la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica aprobada en diciembre de 2022, el decreto que ha elaborado su departamento y que se aprobará en las próximas semanas. Entre otras cuestiones, en lo que respecta al fomento de la participación ciudadana. Como respuesta al rechazo que se genera en los últimos tiempos en el entorno de las renovables, el consejero ha decidido que el 20% de los nuevos proyectos se abra a todos los canarios.

Siempre que se trate de ideas que superen los 2 megavatios de potencia, en lugar de los 5 en que se establece el límite exento en otras comunidades autónomas como Baleares. "El territorio aquí está más fragmentado", ha aclarado el consejero, colocando como argumento la existencia de un mayor número de islas, algunas de ellas, de muy pequeño tamaño.

"Ya veremos si la CNMC tiene algo que decir, no estamos inventando nada nuevo"

Mariano Hernández Zapata

— Consejero de Transición Ecológica y Energía del Gobierno de Canarias

Por otro lado, ha eludido pronunciarse sobre una posible intervención de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en torno a esta reserva obligatoria de la quinta parte de los nuevos proyectos de renovables para los ciudadanos. "No estamos inventando nada nuevo", ha afirmado, si bien el órgano que vigila la aplicación de las reglas del libre mercado trabaja en el estudio de las medidas implantadas tanto en Baleares como en Aragón.

¿Son esta y la creación de una empresa pública para participar en proyectos de renovables más propias de un espectro político al que el PP es ajeno? "Hemos venido a tomar decisiones ante la crisis climática, hemos declarado la emergencia energética; y si hacemos todo esto, es porque los gobiernos anteriores no lo han hecho, no han sido valientes", ha zanjado Hernández Zapata.

Los datos mandan

Esas decisiones las basa Zapata en datos y en la opinión que los expertos manifiestan en torno a esos números. "Las olas de calor son cada vez más frecuentes" y el "pasado invierno la temperatura se situó 2,5 grados por encima de la media, fue el más cálido de la historia", ha relatado el consejero. Esta misma semana conoció de primera mano en el barrio de San Cristóbal de la capital grancanaria la "devastación" que es capaz de generar la crecida del océanos en los núcleos poblaciones costeros. "Hechos y no suposiciones", ha enfatizado.

Y entre estos números hay uno que le preocupa de manera especial, el de la escasa implantación de renovables alcanzada hasta la fecha, "apenas el 20%" de la energía generada. Una cifra que mantiene a las Islas "muy por debajo del 58%" que exige el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec) para dentro de solo seis años. Una circunstancia que, al menos en parte, tiene que ver con "la maraña burocrática y administrativa" que, ha asegurado, pretende aligerar.

Suscríbete para seguir leyendo