Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

18.000 empresas canarias tienen dificultad para encontrar trabajadores

La falta de mano de obra lastra la actividad del 31% de los negocios | Ocho de cada diez empresarios cree que mejorará o mantendrá sus resultados en 2023

El presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Santiago Sesé. María Pisaca

Más de 18.000 empresas canarias no encuentran trabajadores para cubrir las vacantes que tienen en sus plantillas. La falta de mano de obra es para algunos tan acuciante que tres de cada diez negocios lo señala como uno de los principales problemas que está lastrando su actividad. Y, lejos de corregirse, parece aumentar, ya que los empresarios que aseguran tener dificultades para incorporar a nuevos empleados se han incrementado en un 10% desde el año pasado.

Ayer, la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife volvió a poner sobre la mesa esta situación, advirtiendo que si bien era algo más o menos habitual en Canarias no encontrar ciertos perfiles cualificados para ocupar determinados puestos de trabajo, ahora también existen dificultades para ocupar puestos que requieren de un menor grado de especialización. «Después de la pandemia se ha producido un desajuste en el mercado», valoró el presidente de la institución, Santiago Sesé, que lo achacó a diferentes factores. Entre ellos, nombró a la marcha de muchos trabajadores extranjeros que tras la parálisis provocada por la pandemia abandonaron el Archipiélago. Algo que unido a la rápida recuperación del sector servicios una vez cerrada la crisis sanitaria ha hecho que exista esta brecha entre la oferta y la demanda.

Pero ahora, esa falta de trabajadores se ha extendido desde la hostelería a prácticamente todos los sectores. Unos empleados que, según apuntó la directora general de la Cámara, Lola Pérez, los empresarios no encuentran entre los 183.160 parados que hay en el Archipiélago. «Puede existir una sobre cualificación para determinados perfiles, además de que un importante volumen de desempleados son personas sin estudios que no pueden cubrir estos puestos», valoró.

Otra de los hádicap para encontrar trabajadores radica en la disparidad entre la oferta educativa y la demanda del mercado de trabajo hacia nuevos perfiles. «Hay sectores emergentes donde se están generando nuevos nichos de empleo para los que no se están formando trabajadores aún», señaló Pérez.

Sesé añadió otro factor más a la ecuación que está propiciando esta falta de mano de obra: la subida de precios en la vivienda y las dificultades en la movilidad. «Con los salarios actuales a algunos no les compensa mudarse o tener que trasladarse a diario hasta esos centros de trabajo que están generando las vacantes», determinó.

Por eso, insistió en que esta problemática tiene múltiples aristas y requiere de un «análisis integral» por parte de sindicatos, empresarios y administración. Respecto al cambio de paradigma que se ha producido entre los trabajadores tras la pandemia –que reclaman mejoras en la conciliación de su vida laboral y personal hasta tal punto que en otros lugares del mundo ha abocado a los empleados a abandonar en masa sus puestos– Sesé valoró que los empresarios están realizando esfuerzos para poner en marcha mejoras en ese sentido siempre que se pueda. Pero reconoció que esto no ha sido «suficiente para poder cubrir los puestos de trabajo que vamos necesitando».

La Cámara de Comercio presentó ayer los resultados del Indicador de Confianza Empresarial, en el que los empresarios señalaron, además de a la falta de trabajadores, a la debilidad de la demanda, el aumento de la competencia y la dificultad de financiación como los principales factores que están limitando su actividad. 

Pero aún con todo, los empresarios del Archipiélago son optimistas de cara a los resultados que van a obtener en este primer trimestre del año. Casi ocho de cada diez –el 79%– cree que mejorarán o al menos mantendrán su actividad en este periodo. 

Respecto al cierre de 2022, la confianza empresarial en las Islas creció más de lo esperado. Tanto es así que un tercio (31,4%) de todo el tejido empresarial canario ha afirmado haber mejorado su actividad en el último trimestre del año respecto al anterior, mientras que un 54,6% fue capaz de mantener los mismos resultados y solo un 14% afirmó haber reducido su cifra de negocio. Estos datos, por tanto, muestran un crecimiento de la confianza empresarial nunca visto en el primer trimestre del año. Además, Canarias es junto al País Vasco la región donde más ha crecido este indicador. 

Compartir el artículo

stats