Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hidroducto

La construcción del H2Med en Zamora costará 157 millones de euros

Enagás desplegará el hidroducto europeo antes de 2030 y prioriza en la red doméstica el eje de la Vía de la Plata, que atraviesa la provincia

Planes de despliegue de la red española de hidrógeno verde hasta 2030. ENAGÁS

La construcción del hidroducto H2Med desde que cruce la frontera por Aliste hasta su llegada a la estación de compresión de Zamora costará 157 millones de euros. Los cálculos han sido realizados por Enagás, que ha declarado este proyecto como prioritario dentro del despliegue de rutas del hidrógeno verde que España tiene que tener listo en 2030. El denominado proyecto CelZa, que unirá la localidad portuguesa de Celorico da Beira con la capital, necesitará una inversión total de 350 millones de euros, de los que la mitad podrían llegar por la vía comunitaria. De hecho, su financiación ya ha sido presentada a la convocatoria de Proyectos de Interés Común (PCI) de la Unión Europea.

El corredor H2Med dentro del proyecto Celza tendrá una longitud de 248 kilómetros que tendrá que salvar los parques naturales del Alto Duero Vinatero, Duero Internacional y Arribes del Duero. El tubo tendrá un diámetro de 28 pulgadas y una presión de operación de cien bares, de acuerdo con los datos proporcionados por Enagás. Así llegará hasta la estación de compresión de Zamora, donde conectará con la red doméstica del hidrógeno para continuar su viaje hasta Barcelona. Allí comenzará la segunda fase del H2Med para enganchar con Marsella.

Enagás será la compañía encargada del despliegue de las rutas del hidrógeno verde en la próxima década y ha colocado a Zamora en el eje central de sus planes. Y es que, no solo el H2Med atravesará la provincia de norte a sur, sino que también cruzará el territorio la red troncal que unirá Asturias y Andalucía a través de la Ruta de la Plata. Se trata de la conexión de la producción de hidrógeno de Extremadura y Castilla y León con la demanda de la zona norte, que incluye de cara a 2030 planes de exportación a través del puerto El Musel de Gijón.

Esta ruta doméstica se dividirá en distintos tramos, aunque tanto desde el sur como desde el norte la aspiración es llegar hasta Zamora, que es donde cruzará el H2Med. Precisamente, ayer mismo Alemania llegaba a un acuerdo con los Gobiernos de España, Portugal y Francia para sumarse a este proyecto, de cara a convertirse en una de las interconexiones energéticas más importantes de Europa. H2Med estará en funcionamiento en 2030 y se espera que sea capaz de transportar desde España dos millones de toneladas de hidrógeno verde al año, lo que representará el 10% del total consumido por la Unión Europea. En el año 2050 se estima que el 20% de toda la energía en Europa será hidrógeno renovable.

La conexión con Galicia aspira a fondos europeos para ser realidad

Reganosa ha presentado ante la Unión Europea el proyecto para la construcción de un hidroducto que comunique A Coruña con Zamora de cara a la obtención de fondos que permitan su ejecución. Se trata de una maniobra para evitar que la comunidad gallega quede aislada de la red doméstica del hidrógeno y también para enlazar con el corredor H2Med, que está llamado a convertirse en la gran autopista europea de esta energía. De acuerdo con los planes de la compañía, este tramo no solo servirá para transportar a Europa el hidrógeno generado en las plantas de Meirama y As Pontes, sino también para enlazar con Portugal. El hidroducto tendría 30 pulgadas de diámetro, que son unos 76 centímetros, y 318 kilómetros de longitud. No obstante, solo sería necesario realizar la infraestructura entre Lugo y Zamora, ya que desde Lugo a A Coruña se utilizaría el actual gasoducto adaptado.

Galicia no quiere quedarse fuera del corredor y a tal efecto se ha creado recientemente a Alianza Industrial Gallega del Hidrógeno Verde, que aglutina a nueve asociaciones y clústeres que representan a más de 700 empresas, así como a las tres universidades de aquella comunidad autónoma, los sindicatos, las autoridades portuarias de A Coruña, Ferrol y Vigo y el propio Gobierno de la comunidad autónoma. Eso sí, para que todo esto se convierta en realidad, tiene que haber un aval del Gobierno de España.

Compartir el artículo

stats