Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Feria Internacional de Turismo, Fitur 2023 | El producto local triunfa en Madrid

Vinos y quesos para enganchar

Las Islas buscan en Fitur atraer con productos de la tierra y exquisiteces, como el potaje de berros o mojos, al turismo gastronómico, que gasta más y repite destino

El chef canario Manu Berriel preparando las degustaciones en Fitur.

Canarias saca la cubertería de plata para promocionar su gastronomía en Fitur 2023, la Feria Internacional de Turismo que se celebra en Madrid hasta mañana. En el estand del Archipiélago pueden degustarse platos de berros, gofio escaldado, aceites, mojos, papas bonitas o mieles, pero los manjares más aclamados son quesos y vinos.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca promociona la gastronomía canaria en Fitur 2023, la Feria Internacional de Turismo que se celebra en Madrid hasta este domingo 22 de enero. Con la apertura al público del evento este fin de semana, el viceconsejero de Sector primario, Álvaro de la Bárcena, asegura que "va a ser un éxito, hay plena confianza en el turista nacional". Los quesos y los vinos son los más aclamados, pero en el estand del Archipiélago también pueden degustarse otras exquisiteces como potaje de berros, gofio escaldado, mojos, papas bonitas o mieles.

Como novedad, desde hace un par de ediciones se ha incluido "una zona con mesas donde degustar tapas de, por ejemplo, túlidos. El pescado canario es un gran atractivo" para el turista gastronómico que, según de la Bárcena, "ya es una realidad consolidada". Esta iniciativa se enmarca dentro del proyecto "Valorización del producto local y de medianías en el canal turístico", financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, con el que el Ejecutivo regional pretende sumar el producto local a la imagen de Canarias como destino turístico.

Fitur es un “escaparate", declara el viceconsejero, "para mostrar las excelencias turísticas de las islas y los productos agroalimentarios canarios, que son un reclamo fundamental en la experiencia turística”. En esta línea, subrayó que “Fitur demuestra la recuperación turística en el archipiélago canario y un motivo de esperanza para todos los sectores económicos de las islas, incluida la agricultura, la ganadería, la pesca y la industria agroalimentaria”.

19 catas y degustaciones

En el espacio dedicado a las Islas se desarrollarán 19 catas y degustaciones a lo largo de los cinco días que dura la feria. Las conduce el periodista gastronómico Francisco Belín, que guía a los interesados por un camino que comienza en los fogones del chef canario Manu Berriel, continúa con el maridaje a cargo de Trinidad Fumero, técnica de la Denominación de origen de los vinos de Abona, y finaliza con una cata de productos elaborados por la majorera María Antigua Trujillo, consultora gastronómica.

«Desde el miércoles que comenzó Fitur, en el estand hemos dado cuatro pases diarios y en cada uno se han repartido 200 tapas y 200 copas de vino», dice Fumero. «Ha quedado gente fuera, no era suficiente con las 50 sillas que había en cada pase para toda la gente que quería probar nuestros productos», añade. 

82 caldos

La experta en vinos confirma que en Fitur se han dado a probar 82 caldos, muchos premiados en el Concurso Agrocanarias 2022, un certamen organizado por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA). «Servimos un espumoso a primera hora de la mañana y, a partir de la hora del almuerzo, servimos vinos más serios, como el de Tea», detalla. 

El morapio de Tea es único en el mundo, las barricas se hacen con el centro del tronco del pino canario. Tienen más de 200 años de antigüedad y solo se elaboran en La Palma. «Son aromas ricos, debemos luchar por mantenerlos», remarca experta en caldos.

De la Bárcena insiste en que "es importante tener diversificado el turismo gastronómico entre todas las islas", pero "Lanzarote, Tenerife y La Palmas son las que llevan la delantera" debido a que "llevan tiempo trabajando el ello, especialmente Lanzarote y sus bodegas". No obstante, señala que "Gran Canaria ha avanzado mucho".

El viceconsejero de Sector Primario, Álvaro de la Bárcena, en la inauguración del stand de Canarias en Fitur LP/DLP

El viceconsejero manifiesta que «ha crecido la llegada de turistas de calidad», es decir, los que vienen por el sol y la playa, pero también gastan en excursiones, compras, cultura o gastronomía. Sin embargo, la «joya de la corona», para el responsable de Sector Primario, es el turista de experiencia que contrata excursiones a plantaciones, puertos, queserías y pesquerías. Informes de la Consejería de Turismo también mencionan otras actividades como la observación astronómica, tratamientos de belleza o callejear. A su vez, Trinidad Fumero apunta al enoturismo, que se centra en la cata de vinos, como una clase de turismo de experiencia. «Los que visitan una bodega también quieren comer en ella productos de la tierra o darse un masaje», resalta 

Peninsulares y escandinavos

Los escandinavos, junto a alemanes, holandeses y belgas, dice de la Bárcena, son a los que mueve más la gastronomía, seguidos de británicos e irlandeses. "Son turistas que vienen a jugar al golf, a los puertos, en definitiva, a consumir". No obstante, Europa del Este es "otro mercado en el que está comenzado a expandirse la idea de Canarias como destino gastronómico, sobre todo en Polonia y República Checa". El turista peninsular también es clave, "conoce el producto y llega con una idea de lo que quiere probar".

"Todos ellos son viajeros que repiten, que conocen las islas, o que han sido asesorados previamente". El viceconsejero indica que para aumentar la afluencia es "importante la labor de los intermediarios, turoperadores, agencias de viajes y hoteles" ya que son los que "aconsejan al turista antes y después de aterrizar en el archipiélago". En palabras de de la Bárcena, "si al visitante se le ofrece y explica bien el producto, le interesa, lo prueba y repite".

Lanzarote, Tenerife y La Palma, los destinos más atractivos para los amantes de la buena mesa

decoration

Según estudios de la Consejería de Turismo, el visitante que arriba en el archipiélago por motivos gastronómicos es mayoritariamente mujer, con aproximadamente 44 años y un gasto durante la estancia de 1.243 euros (el del turista medio gasta 1.206). No vienen solas, el 51% degustaron sabores canarios acompañadas de sus parejas. Tampoco es su primera vez en las islas, de hecho, el 20% ha repetido el destino más de 10 veces. Lo que más valoran es, a aparte de la comida canaria, el clima, la seguridad y la tranquilidad. Lo que menos les interesa, el ocio nocturno.

El 13,3% de los turistas gastronómicos reservan el viaje con más de seis meses de antelación frente al 11,1% del viajero medio. En los datos aportados por Turismo se observa una predilección del viajero gastronómico por incluir solo el alojamiento o únicamente el desayuno en sus reservas, optan en menor medida por el todo incluido y la pensión completa.

Compartir el artículo

stats