Agroseguro estima que el paso de una borrasca atlántica por Canarias entre los días 26 y 29 de diciembre ha provocado daños en el subsector agrícola, especialmente en el cultivo del plátano, sobre todo en el norte y sur de Tenerife y en la vertiente oeste de la isla de La Palma.

Además, también se han visto afectados otros cultivos como aguacate, algunas hortalizas y flor cortada, así como instalaciones distribuidas a lo largo de todas las islas.

El temporal trajo, primero, vientos de gran intensidad al suroeste, acompañados de calima, lluvias en las islas más occidentales, frío e incluso nieve en las cumbres de Tenerife y La Palma y a continuación, dejó paso a vientos racheados de componente este-sureste, que son los que han provocado los daños más graves, con velocidades medias de entre 30 y 60 km/h pero con rachas que alcanzaron hasta los 120 kilómetros por hora.

Agroseguro estima en una nota que las indemnizaciones de este evento podrían alcanzar los cuatro millones de euros, si bien el viento mantenido hasta este jueves ha dificultado mucho la realización de las primeras valoraciones de los daños.

Tasaciones

En los próximos días comenzarán las tasaciones tanto de los cultivos como de las instalaciones afectadas. En el caso del plátano, los daños se producen por la caída de plantas y la defoliación intensa a la que se ven sometidas las plataneras, lo cual no es posible evaluar recién ocurrido el siniestro, por lo que los trabajos de peritación en este caso comenzarán a partir del 9 de enero.

Desde Agroseguro se manifiesta la conveniencia de remitir los partes de siniestro tan pronto como se tenga constancia del siniestro.