El Banco de España considera que, en una unión monetaria, las reglas fiscales son "imprescindibles" e insiste en que los países deben mantener una política fiscal "prudente" y acometer reformas para aumentar su productividad y garantizar la sostenibilidad de su deuda, y así tener más margen fiscal para abordar la siguiente crisis.

El organismo considera, en su informe 'Semestre Europeo 2022 y el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia' publicado este jueves, que una mejora de este marco "es bienvenida", recordando la reciente propuesta de la Comisión Europea de un marco reformado de reglas fiscales.

El Banco de España señala que las lecciones aprendidas de las respuestas políticas a las recientes perturbaciones económicas, incluida la relación entre reformas e inversión en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, han servido de base para la propuesta de la Comisión de un marco reformado de reglas fiscales.

"Las propuestas de reforma también están determinadas por unos niveles de deuda pública más elevados y por la necesidad de facilitar inversiones en prioridades comunes de la UE, en particular para garantizar las transiciones ecológica y digital, y la seguridad energética en los próximos años", ha destacado el organismo.

Con todo, el Banco de España ha puesto en valor que los planes integrales de reforma impulsados por el del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia contrastan con el "débil impulso reformista" del Semestre Europeo durante la última década y parecen estar teniendo más éxito en la alineación de los planes políticos nacionales con las prioridades políticas de la UE.

En este sentido, ha apuntado que el Semestre Europeo y la ejecución de los Planes de Recuperación y Resiliencia enmarcan la coordinación de las políticas de la UE.

Según recuerda el Banco de España, a raíz de la pandemia, y para adaptarse a un contexto en constante cambio, el Semestre Europeo está inmerso en un importante proceso de reestructuración que trata de evitar superposiciones y eliminar cargas administrativas innecesarias derivadas de la puesta en marcha e implementación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.