Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ford sitúa a Almussafes como "centro neurálgico" para sus coches eléctricos en Europa

La planta valenciana, que tendrá la primera plataforma de fabricación de este tipo de vehículos con tecnología propia, comenzará su nueva producción en 2026

Fabricación de coches en Ford Almussafes. MIGUEL ANGEL MONTESINOS

Ford lo tiene claro. La adjudicación a finales de junio de la plataforma de fabricación de eléctricos puros, la conocida como GE2, a su planta de Almussafes en lugar de la alemana de Saarlouis colocará a la factoría valenciana en una posición preminente en el futuro de la firma del óvalo. La llegada de los coches eléctricos o BEV (por sus siglas en inglés) a la fábrica de momento está prevista para 2026 -según confirmaron en una entrevista a este diario en octubre fuentes de la compañía-, pero el horizonte final ya está fijado. Almussafes será el "centro neurálgico" de la multinacional en el Viejo Continente.

Lo ha dejado patente en su resumen de este año, adelantado por Europa Press, donde la marca ha destacado como su principal hito en este 2022 esa adjudicación eléctrica a la planta valenciana, destacando que "se posicionará como centro neurálgico de Ford Europa desde el que, a través de la innovación tecnológica en los procesos, se efectuará la transición del modelo productivo actual a un nuevo modelo basado en el vehículo eléctrico conectado". No en vano, la estructura de producción que establecerá la compañía en Almussafes será la primera construida por completo con tecnología propia.

En este sentido, el presidente y consejero delegado de Ford Iberia, Jesús Alonso, ha destacado en el informe que se está "siguiendo con éxito los pasos del plan Ford+, aumentando la producción de vehículos electrificados y poniendo las nuevas tecnologías al servicio del cliente". Sin ir más lejos, el año que viene ya arrancará en Colonia con sus tres primeros turismos 100 % eléctricos fabricados en Europa, una realidad que en 2024 ascenderá hasta tener nueve modelos anunciados con el objetivo de vender "más de 600.000 vehículos eléctricos" en el continente para 2026.

Además, en palabras de Alonso, a través de sus divisiones Ford Blue, Ford Model e y Ford Pro "llegamos a todos los consumidores con productos más sostenibles, accesibles, inclusivos, seguros y productivos que nunca".

Los coches que llegarán

Para esa fecha de 2026, se sabrán ya con exactitud qué vehículos se fabricarán en la planta, una cuestión clave si se tiene en cuenta que el próximo año desaparecerán los monovolúmenes S-Max y Galaxy de las líneas de producción valencianas, un final que también se dará con la furgoneta Transit y que dejará solo al Kuga como coche en fabricación. En la terna, como uno de los claros favoritos aunque sin confirmación oficial, sigue estando el Ford Mustang Mach-e.

Compartir el artículo

stats