Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los expertos hablan: burocracia y escasa ayuda fiscal lastran la economía circular

Las pymes turísticas requieren nuevos incentivos y apoyo para captar fondos de la UE

Los expertos hablan: burocracia y escasa ayuda fiscal lastran la economía circular | E.D.

El diagnóstico de distintos expertos canarios en la implantación de la economía circular, sobre todo en el sector turístico, coincide: la legislación en las Islas sigue sin estar adaptada para que favorezca un modelo económico circular en el turismo. Existen muchos impedimentos burocráticos que dificultan esa transición a las empresas. Además, aún «no hay suficientes incentivos fiscales para que resulte atractivo ser circular», pese a ser un imperativo en las expectativas europeas para el cuidado del medio ambiente, la descarbonización, la implantación de las energías renovables y la reutilización del agua y de las materias primas, es decir, los residuos. 

«El principal problema que tiene la transición energética y la economía circular es la burocracia». Así de taxativo se mostró ayer Aridane González, profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y presidente del Comité Científico del Gobierno de Canarias para Cambio Climático, Economía Circular y Azul, en las III Jornadas Canarias sobre Economía Circular en Canarias, celebradas en el Gabinete Literario en la capital grancanaria, bajo el lema Turismo e Islas, un reto para la economía circular, organizadas por la Asociación para la Transición Energética.

Las III Jornadas de Economía Circular reflexionan sobre los retos y soluciones en el sector turístico

decoration

Tanto Julia Martínez Cabrera, consultora e investigadora en Economía Circular y Turismo, que participó con su intervención: La circularidad aplicada al sector turístico: retos y soluciones, y Aridane González, evidenciaron que las medidas fiscales de Canarias, plasmadas en su Régimen Económico y Fiscal (REF), deben desarrollarse para establecer mecanismos de ayuda a las pymes de modo que puedan implantar este nuevo modelo económico que va ser esencial de cara al futuro.

Según Aridane González, teniendo en cuenta los problemas que existen en Canarias para que se implanten empresas que generen productos a través de «nuevas materias primas» (hoy denominadas residuos, precisó,) se pueden establecer mecanismos fiscales que compensen esa desventaja frente a territorios continentales. También existen otros mecanismos, en materia de movilidad de materias primas entre islas, «para que se puedan tratar esos residuos» de forma eficiente, apuntó. "De hecho, el artículo 14 del REF habla de estos asuntos pero no se ha hecho mucho en este campo», subrayó. 

Además, defendió la fiscalidad positiva hacia las buenas prácticas. «Tampoco se exploran en las normas que las empresas, incluso personas, que hacen buenas prácticas en materia de separación de residuos, tratamiento, circularidad, tengan bonificaciones, que no solo son económicas, y que se pueden traducir en muchos ámbitos, desde movilidad a bonos culturales, rebajas en tasas municipales, etcétera», recalcó. Para Julia Martínez, se ha apoyar asimismo a las pymes canarias a captar los fondos europeos, cuyo acceso es complejo para estas empresas.

A juicio de ambos investigadores, Canarias por su densidad demográfica, espacios naturales, insularidad y centros de investigación puede ser un laboratorio perfecto donde implantar la economía circular, cuya experiencia puede ser exportable a otros archipiélagos ultraperiféricos o alejados.

Canarias tiene aún mucho camino por recorrer para convertirse en un destino sostenible

decoration

En cualquier caso, creen absolutamente necesario que se haga un diagnóstico de las materias primas que se usan en Canarias y cómo se reutilizan, y no solo por islas sino por municipios. «Si Canarias quiere avanzar de forma sólida en economía circular debe tener un mapeo de los flujos de materiales. En otras palabras, qué consumimos, qué compramos e importamos, qué recursos no son utilizados por empresas y, por lo tanto, poder conectar unas empresas con otras. Esto no se conoce en Canarias, salvo en el caso de Gran Canaria que lo tiene avanzado», remarcó Aridane González.

Canarias todavía tiene mucho camino por recorrer para convertirse en un destino turístico pionero en sostenibilidad y de economía circular en el sector turístico, incidieron, aunque se están haciendo acciones para ello. En las jornadas, que coordinó Óscar Bermejo, vicepresidente de la Asociación y que se quejó de la falta de apoyo, a última hora, de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, también participaron Javier Santacruz Cano, profesor de la Universidad de Essex, Elisa Monzón Ramos, jefa del Servicio de Residuos del Cabildo de Gran Canaria, Rafael Herrera Checa, director de Sostenibilidad de Canaragua, y Lorenzo Muñoz, director Técnico de Canaluz Infinita.

Cocinar con aguas residuales

Aplicar la economía circular no es fácil pero hay empresas que ya están poniendo en práctica soluciones reutilizando los residuos, a los que los expertos prefieren llamar la nueva materia prima. Como ejemplo, explican que hay restaurantes que usan las aguas residuales o grises de los clientes, tras un proceso de purificación, para ser usadas de nuevo en las cocinas del establecimiento.

Otros, rescatan los alimentos que han quedado como excedente en los supermercados, que no están caducados pero no se pueden vender por diversas razones como, por ejemplo, que su aspecto no sea el deseado, para hacer sus menús. Hay hoteles que utilizan los corchos de las botellas para usarlos como piezas de aislamiento de nuevas habitaciones, lo que mejora la eficiencia energética y ese residuo se convierte en una materia prima.

O por, ejemplo, una Spin Off (empresa de base tecnológica) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, busca revalorizar los rolos (pseudotallos) de la platanera para, mediante un proceso industrial, obtener las fibras naturales que pueden ser utilizadas en diversos sectores como en el packaging, el textil, la construcción o la acuicultura.

Compartir el artículo

stats