Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercado laboral | I Congreso de Empleo de Canarias

La investigación y la innovación son las llaves para elevar la productividad

Canarias, con 98 euros por ciudadano, está muy alejada de la media del Estado en I+D | El valor de la producción y el empleo ya no crecen al mismo ritmo

La consejera de Economía, Empleo y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Elena Máñez, ayer durante la inauguración del congreso. | | ANDRÉS CRUZ

Hay más ocupados que nunca y, sin embargo, no se han alcanzado los niveles de producción anteriores al estallido de la pandemia. Son datos estadísticos en los que las patronales insisten durante las últimas semanas. Sin embargo, puede que estemos ante un cambio de paradigma, quizá ya no se trate de incrementar el número de bienes listos para colocarse en el mercado. Bastaría con elevar el valor de las unidades para que la productividad deje de ser «un grave problema», tal y como la definió el catedrático de Organización de Empresas y Emprendimiento de la ULL, Francisco García.

Los niveles de productividad del Archipiélago se sitúan ahora a la altura los del año 2000; medida esa variable «como cantidad producida por hora trabajada», continuó García. La cuestión es si ha llegado ya el momento de cambiar de modelo. «¿Y si elevamos el valor de la producción?», lanzó el catedrático a la audiencia del I Congreso de Empleo de Canarias, que se inauguró este lunes y concluye el martes en la capital grancanaria.

García Rodríguez se refirió de esa manera a la mejora del producto, «a añadir un valor ecológico o de sabor», citó como ejemplos, que convenzan a los consumidores. La buena noticia es que se conoce el camino; la mala, que el vehículo para recorrerlo es la I+D+i (investigación, desarrollo e innovación), capítulo en el que las Islas están bajo mínimos.

Dar una vuelta a lo que se ha hecho siempre para desembocar en una mejora de la oferta. Pero Canarias –sector público y privado– reserva solo 98 euros por ciudadano a algo tan decisivo, mientras la media española está en 328,6 euros y la del País Vasco, que va muy por delante, en 674 euros. 

El catedrático protagonizó junto a su homólogo –de Empresa y Turismo Digital– en la ULPGC, Jacques Bulchand, una conferencia a dos voces –alternas– titulada Retos para el futuro del empleo. Este último advirtió que pocas veces a lo largo de la historia se han concentrado tantos «cambios importantes» como ahora.

El valor de la producción y el empleo ya no crecen al mismo ritmo

decoration

Por ejemplo, se preguntó cuánto tardarán los hoteles en tener «un robot limpiador» como muchos ciudadanos tienen en sus casas. Eso tendría un duro impacto para el empleo en el sector alojativo. «Ocurrirá de forma paulatina, como han ido desapareciendo los mostradores abiertos en los aeropuertos», expuso. La propia OCDE sitúa en el 23% el empleo que está en riesgo por la robotización.

Ante esa evidencia, el catedrático de la ULPGC citó «la formación» como escudo. Él mismo estudió Informática «cuando no existían los teléfonos móviles». Según su exposición, la base educativa le ha permitido adaptarse «sin mayor problema» a los retos que ha ido planteando la evolución tecnológica. De ahí que la lucha contra el abandono escolar temprano resulte clave para que el mercado laboral gane en salud.

Una base formativa sólida es el principal escudo contra la desaparición de puestos de trabajo

decoration

Retornando a la productividad, citó «el gran desacoplamiento» que se ha producido entre esta y el empleo, «quizá por efecto de la tecnología». Antes iban de la mano, pero desde el inicio de este siglo, las curvas se separan. Eso conduciría a «repensar el contrato social» y a dar el protagonismo a «modelos extremadamente complejos» que ya se han enunciado.

En este contexto, citó la paradoja actual de hacer muy costosa la contratación de un humano e incentivar la adquisición de tecnología. «No tiene sentido, no se puede financiar desde lo público la transformación digital», señaló.

Yolanda Díaz en vídeo

La vicepresidenta segunda del Gobierno central, Yolanda Díaz, animó a afrontar «el reto que plantea la nueva forma de vivir y de trabajar». Lo hizo durante la inauguración. En el vídeo mediante el que dio la bienvenida a los asistentes –la agenda le impidió estar presente como también al presidente Ángel Víctor Torres–, la también ministra de Trabajo y Economía Social destacó «la voluntad y capacidad de reconstrucción» que han mostrado las Islas en los últimos años.

La contratación de un humano es costosa mientras se premia la adquisición de tecnología

decoration

El alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo, puso como ejemplo la recuperación «en cuatro meses» del empleo destruido por la pandemia. Tanto la ministra, como la consejera de Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Máñez, y también el regidor destacaron que, además, al regreso del cero turístico, el Archipiélago se ha encontrado con un marco laboral menos convulso. La estabilidad en el empleo fue uno de los elementos más citados por las autoridades. Máñez se refirió, por ejemplo al «46% de contratos indefinidos» firmados durante el mes de octubre.

Entre las condiciones que Bruselas puso para enviar a España los fondos para la recuperación de la crisis económica desatada por la sanitaria, estaba la de atajar el alto índice de temporalidad en el empleo. Aparte de constituir una condición sine qua non, la consejera subrayó que ninguno de los vaticinios «catastrofistas» lanzados mientras se abordaba la reforma laboral se ha cumplido. A esa «buena noticia» sumó la irrupción de sectores productivos que abren nuevos horizontes a los canarios, como «el audiovisual o la economía azul», citó.

Han cambiado las reglas

En el ámbito institucional han cambiado muchas reglas del juego. En casos incluso parece que se juega ahora a otra cosa, o de otra manera, porque lo que no ha cambiado es el objetivo de conseguir que el mayor número posible de ciudadanos tenga empleo. En esta línea, la vicepresidenta segunda de España aludió al alineamiento de los últimos planes integrales de empleo de Canarias (PIEC) con los intereses específicos de la comunidad autónoma.

Otra variación que se ha hecho hueco es la existencia de «cláusulas de sostenibilidad en los pliegos de contratación», como señaló el director general de Investigación y Coordinación del Desarrollo Sostenible de Canarias, David Padrón. «Si estamos incidiendo en ello, tenemos que dar los pasos correspondientes para demostrar que lo tomamos en serio», añadió.

Tener éxito en este proceso de cambio pasa por establecer alianzas; en solitario no hay resultados

decoration

Aunque celebró avances, el director general destacó la imposibilidad de que un actor «por sí solo consiga resultados. Aprovechemos para forjar alianzas», resaltó. Al respecto, reveló que cinco cabildos «se han sumado al carro del cambio», aunque con los ayuntamientos «está costando».

Compartir el artículo

stats