Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Automoción

¿Qué es una gigafactoría?

El término, popularizado por Tesla, identifica aquellas fábricas de baterías con una capacidad de producción superior al GWh.

Qué es una gigafactoría.

Tesla popularizó el término gigafactoría cuando inauguró su primera megaplanta en el estado norteamericano de Nevada. Eso fue en 2014 y, desde entonces, ha construido tres más, en Buffalo (Nueva York), en Shanghái (China) y Berlín, y ya se encuentra construyendo una quinta, en Austin (Texas), en la que ya producen el chasis del Model Y. Las gigafactorías son, en esencia, plantas de fabricación de baterías, pero a lo grande.

Para entender el concepto es importante conocer las medidas que entran en juego con la electrificación. Mientras el kilovatio (kW) es la unidad que mide la potencia, tanto de un motor, como, por ejemplo, de un cargador, el kilovatiohora (kWh) es la unidad de capacidad de almacenamiento de energía, tanto de las baterías, como de las fábricas. Un gigavatio hora (GWh) equivale a 1.000.000 kWh.

Como su propio nombre indica, la mejor definición de gigafactoría sería la de fábrica con una capacidad de producción de baterías con una capacidad total superior al GWh, aunque también se ha usado el término para definir fábricas enormes. De hecho, la palabra ‘giga’, procede del griego ‘gigas’, que se traduce como gigante, por lo que podría considerarse gigafactoría a aquellas fábricas que ocupan grandes espacios de terreno.

En ellas, además de producirse las baterías de los coches, se reciclan componentes para reducir el impacto ambiental de su ensamblaje o para darles una segunda vida, además de para reducir los costes operativos de su montaje. Tesla, en sus instalaciones, también produce vehículos y motores eléctricos.

Centrándonos en el concepto aplicado a la unidad de capacidad de almacenamiento de energía, desde que Tesla anunció la construcción de su primera gigafactory de Nevada han pasado ocho años en los que el sector de la automoción se ha entregado a la electrificación sin concesiones. Grandes consorcios como Stellantis o el Grupo Volkswagen, como el resto de la industria, han tenido que desarrollar vehículos eléctricos que han lanzado o lanzarán en el futuro, en el que finalmente todo apunta hacia la electrificación total del sector. Para ello hacen falta baterías, el componente clave de los coches enchufables y el más caro del conjunto.

Las gigafactorías no solo jugarán un papel vital en el sector del automóvil, sino que serán un pilar de la nueva economía. Desde hace años, firmas como Nissan estudian el uso de las baterías de sus vehículos como almacenes de energía, capaces de alimentar la instalación eléctrica de una casa.

Compartir el artículo

stats