Manuel Fernández, ingeniero técnico industrial y exconsejero de Industria de Canarias por el PP, y Emilio Fresco, ingeniero industrial y exjefe de Área de la Consejería de Industria del Gobierno del Archipiélago, son dos integrantes del Foro Estudios y Sostenibilidad Energética (Feyse), que integra a otros ingenieros, arquitectos, aparejadores y técnicos de diversas disciplinas, y que aspira a ofrecer una opinión de expertos desvinculados de la política en la actualidad en el debate sobre uso de energías alternativas y renovables en la comunidad autónoma. Fernández y Fresco opinan que el gas natural es la energía idónea para el proceso de transición entre el momento actual y el futuro, en el que se aspira a un uso mayoritario del hidrógeno.

Manuel Fernández, expolítico del PP, y Emilio Fresco, expolítico del PSOE, aseguran que el gas natural es un 30% menos contaminante y un 30% más barato que el gasoil. Ese planteamiento contrasta con la estrategia del actual consejero de Cambio Climático, José Antonio Valbuena, que desde que llegó a dicho cargo decidió frenar la implantación del gas natural. Fernández indica que, al no haber gas natural, los grupos de generación de ciclo combinado tienen que funcionar con gasoil. Este hecho provoca que en Canarias la facturación por generar energía eléctrica con gasoil sea 230 millones de euros más cara al año que si se usara gas natural.

Para Fernández, una vez que ya está hecho el puerto de Granadilla y muy cerca del mismo se halla la central de generación, ya solo falta hacer la regasificadora, «que es fundamental, porque el gas tiene que ser transportado en estado líquido a 156 grados bajo cero y, después, llegar a la central eléctrica en estado gaseoso».

Respecto a la previsión del Gobierno canario de la implantación definitiva de las energías renovables para el 2040, dice Fernández que la sustitución absoluta en el Archipiélago va a ser «terriblemente compleja» por motivos técnicos y de seguridad del suministro. A su juicio, aunque las islas estén llenas de aerogeneradores y placas fotovoltaicas, hay que mantener las centrales de combustión para garantizar el suministro, ya que el viento y el sol no son constantes. El mantenimiento de la economía y la sociedad no hacen nada aconsejables los ceros eléctricos, explica Emilio Fresco.