Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal pide ayudas para las familias que eviten el hundimiento del consumo

Los empresarios tinerfeños marcan deberes a las administraciones canarias para que el Archipiélago pueda minimizar el efecto de la recesión con incentivos y rebajas fiscales

6

Análisis del tercer trimestre de 2022 de la CEOE Andrés Gutiérrez

Canarias todavía tiene margen para esquivar el impacto de una recesión, que ya amenaza a las economías del entorno europeo. La alta dependencia del turismo juega en este momento a favor del Archipiélago y la llegada de visitantes que mantengan la demanda puede hacer que las Islas tengan más margen para implantar medidas que ayuden a minimizar los efectos del agotamiento de la economía. Pero la región debe hacer los deberes y aprovechar este tiempo para reforzarse. Deberes que para los empresarios tinerfeños deben pasar por dar incentivos a las familias para tratar de evitar una ruptura en la cadena de consumo. 

Así lo expresó ayer el economista José Miguel González, director de Consultoría de Corporación 5, el despacho que elabora los informes de coyuntura para la CEOE-Tenerife. González señaló que entre las medidas que Canarias debería activar para tratar de mitigar los efectos de una posible estanflación –un escenario, en el que los precios no dejen de subir y al mismo tiempo se produzca un estancamiento económico– están precisamente esos estímulos a las familias. Su objetivo: evitar que como consecuencia del aumento de precios en sectores claves como el transporte, la energía o la alimentación el consumo en otras actividades se resienta. 

González también valoró que Canarias debe impulsar estrategias para tratar de captar a los turistas energéticos, potenciales visitantes que se prevé que puedan decidir salir de sus países de origen para pasar el invierno debido a los altos precios de la electricidad y el gas. Algunos países como Alemania incluso dará a sus jubilados ayudas para paliar sus sobrecostes. 

Alfonso apuesta por una bajada «temporal y selectiva» del IGIC y del Impuesto del Patrimonio

decoration

Unas medidas a las que Pedro Alfonso, presidente de la CEOE-Tenerife, añadió una reducción «temporal y selectiva» del IGIC, además del Impuesto sobre el Patrimonio y el IRPF, ya que los descuentos de 100 millones anunciados por el Gobierno de Canarias en el IRPF, sobre una recaudación de 4.000 millones son «claramente insuficiente», recalcó.

El presidente de la patronal tinerfeña insistió en que la economía «se va desplomando poco a poco» mientras los niveles de desempleo se estancan. Al mismo tiempo que la recaudación pública aumenta como efecto de la inflación, las empresas se ahogan ante el «aumento de los costes laborales y la presión fiscal en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y el incremento de los tipos de interés». 

Un síntoma de esto puede verse claramente en los datos de empleo. «Nos estamos dando cuenta de que la administración pública es la que ha sostenido la contratación en el verano», sostuvo Alfonso, cosechando unos datos que duplicaron a los de la empresa privada. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), a lo largo del tercer trimestre el sector privado perdió 3.800 empleos, mientras que el público aumentó en 2.000 su número de ocupados. 

Una fortaleza de las administraciones que tal y como recordó González «no es ni bueno ni malo», ya que el sector público es un actor más, aunque detalló que «una cuarta parte de la economía es pública», mientras que las otras tres cuartas partes «tienen que sostenerla». 

Sin embargo, el informe sí señala que esta dinamización del empleo vinculado a las instituciones regionales, locales o estatales ha servido para que el mercado laboral de las Islas haya recuperado ya los niveles previos a la pandemia. Incluso estos datos se encuentran 1,25 puntos por encima de los anteriores al covid. Pero, si se toma como referencia el Producto Interior Bruto (PIB), todavía existe una brecha, ya que Canarias habrá recuperado el 93,1% en 2022 y en un 95% para el próximo año. Una circunstancia que el informe achaca «a la mayor creación de empleo procedente de las administraciones públicas respecto a la economía privada», ya que tiene efecto sobre la productividad, algo que «no ayuda a consolidar lsa tasas de crecimiento». 

La CEOE-Tenerife mantiene la previsión de crecimiento de Canarias en el 5,9%

decoration

González explicó que para que el nivel del PIB se pudiera recuperar totalmente en 2023, el crecimiento de la economía canaria el próximo año tendría que alcanzar el 7,3%, cuatro puntos más de lo que ha pronosticado en el lado más optimista de la horquilla. El informe de coyuntura de la CEOE mantiene la tasa de crecimiento del Archipiélago para este año en el 5,9%, mientras que para 2023 la sitúa entre el 1,3% y el 3,3%.

González analizó también los indicadores de demanda y precio del tercer trimestre. En todos ellos se mantiene el crecimiento pero con menor intensidad. El Índice de Precios al Consumidor (IPC), el indicador que lleva meses trayendo de cabeza a administraciones, familias y empresas, moderó su descenso en octubre situándose en el 7,6% a nivel nacional. «Se ha logrado eliminar la escalada de forma artificial», señaló González, debido al efecto del incremento de los tipos de interés y a la bajada de determinados costes, como el transporte, a través de incentivos. El economista sostuvo que Canarias sale peor parada en la alimentación, donde la subida es mayor que en la Península, de un 14,5%. Siendo además un sector al que no se ha dirigido «ninguna medida específica» para tratar de mitigarlo salvo contadas excepciones para las familias más vulnerables. 

González se mostró preocupado también por la deriva de la inflación subyacente –aquella que excluye la energía y los alimentos no elaborados– cuya subida «ya es estructural» algo que calificó como «barbaridad» en términos económicos.

Compartir el artículo

stats