Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paro sigue su mejoría en las Islas a pesar de perder 1.800 empleos

El Archipiélago contabiliza 800 desempleados menos en el tercer trimestre del año | Mujeres, asalariadas y de Santa Cruz de Tenerife son las peor paradas

El paro sigue su mejoría en las Islas a pesar de perder 1.800 empleo Shutterstock

Canarias ha logrado reducir el volumen de parados en un 25,95% durante el último año (71.600 menos). La velocidad que tomó la mejoría del mercado laboral desde que la maquinaria turística pudo ponerse en marcha tras la pandemia hizo pensar en bajar de los 200.000 parados por vez primera en la Encuesta de Población Activa (EPA desde el tercer trimestre de 2008 (176.600). Sin embargo, aunque consolidado, el tono positivo se ha moderado de manera drástica. En el tercer trimestre el grupo de quienes buscan trabajo en el Archipiélago solo se redujo en 800 personas y el total se queda en 204.200, a las puertas de esa barrera psicológica.

Se habría conseguido de no contar en el presente con 134.300 activos más de los que existían entonces. Es más, descontada esta parte, es decir, de tener ahora el mismo número que hace catorce años de personas que trabajan o pretenden hacerlo -activos-, el total de desempleados no llegaría ni a 70.000. En tan gran medida resulta decisiva esa variable que si el paro descendió en las Islas en el tercer cuarto del año fue porque la caída del número de activos (-2.600) fue mayor que la del volumen de empleos (-1.800).

Las Islas tienen hoy 134.300 activos más que hace catorce años

decoration

Un vistazo a los números más gruesos de la estadística publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística arroja un resultado esperanzador. Los meses computados - julio, agosto y septiembre- no tienen por costumbre dar grandes alegrías, es decir, no pertenecen al tiempo en que la planta alojativa canaria disfruta sus mayores ocupaciones. Además, las vacaciones escolares llevan a su nivel más bajo del año las oportunidades laborales en el ámbito educativo Sin embargo, desciende el desempleo y la tasa de paro se queda en el 17,36%, cinco puntos por encima de la media nacional (12,67%) y, como ocurrió ya en el trimestre anterior, en valores desconocidos desde la crisis de 2008.

La comunidad autónoma logró de este modo colarse en el club de las siete únicas regiones españolas que dejaron buenas noticias. En toda España, el número de parados asciende a 2,98 millones tras sumar 60.800 en el periodo del año analizado. Las cifras "demuestran", a juicio del presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, "la fortaleza de la economía canaria" después de ser la "más afectada" por la pandemia.

La creación de empleo en el Archipiélago en el último año es la más intensa del Estado

decoration

El 7,89% que ha avanzado la creación de empleo entre los meses de septiembre del año pasado y del presente en las Islas es el mayor de todo el Estado. Esa evolución está en la base de las afirmaciones del jefe del Ejecutivo autonómico. Ahora bien, la carrera por mejorar no se inició hace un año. Otras comunidades autónomas recuperaron mucho antes la normalidad en sus mercados laborales, pero el Archipiélago tuvo que esperar a que el proceso de vacunación metiera en cintura al coronavirus para abrir las puertas de todos sus hoteles y apartamentos.

El sector servicios se anotó el protagonismo principal de la destrucción de empleo entre julio y septiembre, mes que terminó con 5.100 empleos menos que al arrancar ese periodo. Y no porque no contribuyeran de manera positiva el comercio y la hostelería (4.300 puestos de trabajo más entre ambos), sino porque la demanda de mano de obra en el sector inmobiliario cayó un inquietante 35,16% (4.500 trabajadores menos).

A los rincones del tejido productivo que mostraron un mal comportamiento se unió la construcción, donde hay ahora 3.200 ocupados menos que al inicio del verano. En el platillo opuesto de la balanza, la industria matizó la pérdida global de empleo, aunque su intensa aportación (6.000 ocupados) resultó insuficiente para conformar un saldo final positivo.

Perfil peor parado

Las noticias, las buenas y las malas, tuvieron un marcado acento heterogéneo en su reparto hasta el punto de conformar un perfil muy marcado de quienes se llevaron la peor parte: mujeres, asalariadas y de la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Por partes. Mientras la ocupación masculina se elevó en 18.600 efectivos, la femenina perdió 20.400 puestos de trabajo; si los autónomos daban otro paso al frente para terminar septiembre siendo 5.100 que al iniciarse julio, 6.800 canarios asalariados perdían su empleo, y, por último, mientras en la provincia de Las Palmas se creaban 11.600 puestos de trabajo, en la de Santa Cruz de Tenerife se perdían 13.400.

Tampoco el efecto de este comportamiento es el mismo para los tres casos. A pesar del golpe estival, la provincia occidental luce mejor en la foto fija (95.500 parados) que la oriental (108.700). Sin embargo, en el caso del paro femenino la evolución negativa supone una intensa lluvia sobre un amplio charco. Isleños parados hay 92.800; isleñas, 111.400.

En el Archipiélago hay 111.400 mujeres paradas, muy por encima de los 92.800 hombres

decoration

El presidente Torres también se mostró confiado en que, por un lado, la llegada de la temporada alta turística y, de otro, un sector educativo que para el tramo final del año ya habrá alcanzado velocidad de crucero propiciarán buenas noticias en el cuarto trimestre de este 2022.

Sin embargo, el contexto actual es tan volátil como para que previsiones absolutamente lógicas merezcan una cuarentena. La evolución de la economía y, por ende, del mercado laboral dependen en gran medida de factores exógenos como los elevados precios de la energía o la guerra rusoucrania, entre otros. De hecho, la EPA publicada ayer deja algún indicio serio de que las empresas se decantan cada vez por el modo prudencia ante el temor a lo que pueda suceder.

La destrucción de empleo se concentra en el sector privado

decoration

Eso explicaría que la pérdida de empleo en Canarias a lo largo del tercer trimestre se concentrara en el sector privado (-3.800). Solo el aumento de ocupados en el ámbito público (2.000) evitó que el estado de salud del mercado laboral se quedara lejos de la apariencia de salud. 

«Con esta incertidumbre es lógico que los proyectos de inversión y de crecimiento en las empresas se congelen», explicó el presidente de CEOE-Tenerife Pedro Alfonso. Y cada vez que el capital opta por buscar cobijo a la espera de tiempos más seguros se pierden nuevas oportunidades de empleo e, incluso, se destruye parte del que ya existe.

Hay 30.000 hogares menos en los que todos sus miembros están en paro, pero quedan 62.100

decoration

En cuanto al análisis por edad, la tasa de paro juvenil –menores de 25 años– repuntó 1,4 puntos hasta situarse en el 43,45%, muy por encima de la estatal (31,01%). No obstante, el comportamiento de la ocupación en este segmento de la población fue bueno. Los destacó el viceconsejero de Empleo de Canarias, Gustavo Santana, que dio el calificativo de «muy positiva».Más aún porque el grupo de los mayores de 54 años se sumara como el otro en el que más crece la ocupación.

La mejoría se trasladó también al entorno familiar. Ahora hay 10.400 hogares menos que en junio en los que todos sus miembros están en paro y son 30.000 menos de los que había hace un año. No obstante el margen de mejora es amplio, todavía queda 62.100 familias en esta situación.

Compartir el artículo

stats