Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Debate tributario | El Estado anuncia un rebajas fiscales y nuevos tributos

Los 6.584 canarios más ricos afrontan un nuevo impuesto de ‘solidaridad’

PSOE y Unidas Podemos pactan un plan para ingresar 3.144 millones en dos años que incluye una nueva figura para patrimonios de más de 3 millones

La ministra María Jesús Montero ayer en el pleno del Congreso tras anunciar el nuevo plan fiscal. EFE/ FERNANDO VILLAR

Subidas de impuestos para contribuyentes con rentas o patrimonios más elevados y rebajas para rentas del trabajo y autónomos. El plan de medidas fiscales pactado entre los dos socios de Gobierno –PSOE y Unidas Podemos– y anunciado ayer por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, incluye decisiones de cal y de arena que, en conjunto, supondrán una mayor recaudación de 3.144 millones de euros en dos años (2023 y 2024). De una parte incluye rebajas fiscales para rentas salariales de hasta 21.000 euros –que en caso de Canarias alcanza a 660.607 trabajadores según datos de la Agencia Tributaria estatal del último ejercicio–, para autónomos y para pymes con facturación hasta un millón de euros. En el lado contrario, sube los impuestos para las rentas de capital a partir de 200.000 euros y para los patrimonios netos a partir de 3 millones de euros, que tendrán que pagar el nuevo gravamen estatal de solidaridad» sobre grandes fortunas. Entre ellos los 6.584 canarios más ricos que el pasado año declararon un patrimonio cercano a los 3,5 millones de media. Además, se rebaja en la Península del 10% al 4% el impuesto indirecto del IVA de los productos de higiene femenina; en Canarias el IGIC de tampones y compresas pasó ya en 2018 de tributar el 4% al 0% actual.

«El conjunto de nuestras medidas no es caprichoso, sino que responde a la necesidad de un reparto justo de las cargas», dijo la ministra Montero durante la rueda de prensa de presentación del plan. La mayor parte de las medidas se incluirán en el proyecto de ley de Presupuestos del Estado de 2023

Montero acaba con la ‘tasa rosa’ de los productos higiénicos como ya hizo Canarias en 2018

decoration

El nuevo gravamen sobre grandes fortunas afectará a 23.000 contribuyentes y permitirá una recaudación adicional de 1.500 millones, según las estimaciones de Hacienda. El impuesto, que deberá tramitarse a través de un proyecto de ley, será temporal, para 2023 y 2024, si bien al final del periodo se evaluará la conveniencia de mantenerlo o no. Para un patrimonio neto entre 3 y 5 millones, se aplicará un tipo fiscal del 1,7%. Entre 5 y 10 millones de patrimonio neto se aplicará un tipo del 2,1%; a partir de 10 millones, será aplicable el 3,5%. Más allá de la tarifa, el nuevo impuesto sobre grandes fortunas se regirá por las reglas del actual impuesto sobre patrimonio para su determinación. Así, por ejemplo, el nuevo tributo conserva la exención de la vivienda habitual hasta 300.000 euros que existe en el de patrimonio o las reglas que se aplican para las empresas familiares.

Del nuevo impuesto serán deducibles las cantidades que se paga en las comunidades autónomas por el actual tributo sobre el patrimonio. Por ello, en la práctica, este nuevo «de solidaridad», en palabras de Montero, supone una armonización para una tributación mínima en el impuesto sobre patrimonio: así en comunidades como Madrid y Andalucía, donde el impuesto sobre patrimonio está bonificado al 100%, pasarán a tributar, al menos en 2023 y 2024, los patrimonios a partir de tres millones de euros. Además, si Madrid y Andalucía conservan la bonificación al 100% todo lo que se recaude por el nuevo tributo irá a las arcas del Estado y no se quedará en la comunidad autónoma.

Rentas del capital

Los contribuyentes con rentas de capital más altas tributarán en el IRPF a un tipo mayor (a partir de 200.000 euros el tipo pasará del 26% al 27%; y a partir de 300.000 euros, del 26% al 28%). Se estima que esta medida afectará a unos 17.814 contribuyentes y permitirá una mayor recaudación de 204 millones.

Entre las medidas se incluye ampliar a salarios de hasta 21.000 euros la actual reducción general por rentas del trabajo del IRPF que en la actualidad se aplica a sueldos de hasta 18.000 euros. No solo habrá más beneficiarios, sino que la ayuda fiscal será mayor. Hacienda estima que esta medida permitirá extender la deducción a la mitad de los asalariados a partir de 2023 y que tendrá un impacto recaudatorio de 1.881 millones. Una consecuencia de la ampliación de la reducción por rendimientos del trabajo es que el mínimo de tributación para un contribuyente soltero y sin hijos pasará de 14.000 a 15.000 euros. En el caso de un asalariado con dos hijos y declaración conjunta, el mínimo de tributación pasará, en la práctica, de 18.000 a 19.000 euros.

La rebaja fiscal para rentas bajas beneficia a 660.607 trabajadores del Archipiélago

decoration

Autónomos

Para los autónomos, se amplía en 5 puntos porcentuales la rebaja en el rendimiento de los módulos y se eleva del 5% al 7% la reducción por gastos de difícil justificación en la estimación directa. Hacienda estima un coste recaudatorio de unos 184 millones para ambas medidas, que beneficiarán a más de un millón de trabajadores autónomos.

Sociedades

En el impuesto sobre Sociedades, el plan anunciado ayer incluye una rebaja del 25% al 23% del tipo impositivo para las empresas con una cifra de negocios inferior a un millón. El Ejecutivo calcula que esta medida beneficiará a 407.384 empresas, con un impacto recaudatorio de 292 millones de ahorro para los contribuyentes.

Además, para los grupos de sociedades se limita al 50% la posibilidad de compensar en 2023 las pérdidas de filiales. Se estima que esta medida, de carácter temporal, afectará a un total de 3.609 empresas, el 0,2% de los declarantes del impuesto de sociedades, con un impacto recaudatorio de 2.439 millones de euros entre 2023 y 2024. Según aclaró Montero, esta medida no supone una subida fiscal sino un aplazamiento del beneficio fiscal que supone la compensación de pérdidas.

Compartir el artículo

stats