Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agricultura

El Gobierno prevé la cosecha citrícola más baja de la última década en España por las lluvias y la ola de calor

La Comunidad Valenciana reduce su cuota de mercado nacional al 49% por el tirón de Andalucía y Murcia durante las últimas décadas | La merma de producción naranjera cae un 15. 6% y se sitúa en 5,9 millones de toneladas

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. EP

La campaña citrícola 2022/2023, más allá de la caída del 8% en la Comunitat Valenciana respecto a la anterior, tal como adelantó el miércoles Levante-EMV, también sufrirá una importante merma de producción en las otras autonomías naranjeras de España; es decir, Andalucía, Murcia y Cataluña. Así, el aforo de cítricos elaborado por el Ministerio de Agricultura estima una producción de 5,968 millones de toneladas. Estas cifras, según constata el informe presentado por el departamento del ministro Luis Planas, suponen un significativo descenso respecto a cosechas anteriores, del 15,6% sobre la campaña pasada y del 12,8 % respecto a la media de los últimos cinco años (1,1 millones de toneladas menos). Hay que remontarse a la campaña 2012/13 para encontrar una campaña con menos producto. Con todo, los últimos datos disponibles, las superficies de cultivo aumentaron un 1,7 % en 2021 y suman 219.096 hectáreas.

Según el Ministerio de Agricultura, "las extremas condiciones climáticas registradas este año han sido decisivas en esta baja producción, fundamentalmente por el exceso de lluvias durante las fases de floración y cuajado del fruto, y por las temperaturas extremadamente altas en estadios posteriores y restricciones al riego en algunas regiones". Con todo, el ministerio reconoce que "la imposición del tratamiento en frío para las naranjas procedentes de terceros países (en referencia a Sudáfrica) será un elemento clave en el desarrollo de la nueva campaña". De este modo, el Gobierno de España espera que se frene la invasión de cítricos procedentes del citado país sudafricano en Europa, lo que repercutirá en una mejora de la demanda de agrios españoles y, por tanto, de incremento de precios en origen respecto a la campaña anterior, que fueron ruinosos para los agricultores.

Por producto, serán las naranjas las que experimenten un mayor descenso, con caídas del 19,9% respecto a la campaña anterior y del 15,7% respecto de la media de las últimas cinco. Descenderán también los pequeños cítricos (9,8 % respecto al año anterior y 9,1 % sobre la media de las últimas campañas), el limón (con descensos del 12,4% y 11,3 %, respectivamente) y el pomelo (13,7 % y 4,5 %.). La naranja será, como es habitual, el cítrico de mayor producción, con 3.010.491 toneladas, el 50,4 % del total. El 75 % de naranjas corresponderán al grupo navel. Tal como avanzó Levante-EMV, el aforo de cosecha de cítricos de la C. Valenciana se estima en 2,99 millones de toneladas, de los 1,2 millones corresponden a mandarinas y 1,4 millones, a naranjas. En limones se estima un volumen de 256.000 toneladas.

La producción de mandarinas en toda España, según el ministerio, se elevaría a 1.953.954 toneladas, el 32,7 % del total, con las clementinas como grupo mayoritario (56 % de los pequeños cítricos). La producción de limones se estima en 918.802 toneladas, un 15,4 % de la producción cítrica total, que sería la cifra más baja de las últimas siete campañas. La producción de pomelos alcanzaría las 75.394 toneladas, el 1,3% del total de cítricos, que sería la cosecha más baja de las últimas tres campañas, después de los récords productivos consecutivos alcanzados en las dos anteriores.

Más superficie de cultivo

Las superficies que más han crecido son las destinadas limonero y pomelo, más de un 10 %, y su mayor auge se localiza en Murcia, con un aumento de casi el 7 %, seguida de Andalucía (3,2 %). La campaña citrícola se inició el pasado 1 de septiembre con una novedad clave para el desarrollo de la misma, la imposición del tratamiento en frío para la importación a la Unión Europea de naranjas procedentes de países como Sudáfrica en los que está presente la plaga de la polilla del naranjo, una medida que había sido defendida por España.

La Comunitat Valenciana contará con una cuota de mercado del 49% en términos de producción en toda España, frente al 47% del año pasado. a tenor del los resultados del aforo de cosecha de la Conselleria de Agricultura y del Gobierno. Con todo, ese porcentaje es muy inferior al de hace cuatro décadas, cuando acaparaba alrededor del 80%. Es evidente que la producción citrícola en España se ha deslocalizado, por la tendencia al alza de Murcia y, sobre todo, de Andalucía frente a la estabilización y la tendencia a la baja de la Comunitat Valenciana en los últimos años. "En los últimos cinco años, aunque la cosecha ha representado solo el 50% del total de la producción española, las exportaciones de naranjas y mandarinas españolas realizadas desde la Comunitat Valenciana han representado el 78 % del total. La producción se ha deslocalizado hacia el sur, pero la comercialización se ha quedado en la Comunitat", asegura el consultor Francisco Borrás en un informe publicado por Valencia Fruits.

Compartir el artículo

stats