Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias apenas produce un 1,2% de la energía fotovoltaica que genera el país

El Archipiélago no logra sacar partido a las excelentes condiciones climáticas pese a los avances de los últimos años | Torres presume del impulso al autoconsumo

Placas fotovoltaicas instaladas en la vivienda de Mercedes Abdola, en el municipio tinerfeño de Tacoronte, gracias a la cooperativa Som Energía. | | CARSTEN W. LAURITSEN Ariadna Marrero

Canarias sigue a la cola en producción de energía fotovoltaica pese a los avances de los últimos años. La región apenas es responsable de un 1,2% de la producción nacional a pesar de las excelentes condiciones climáticas. «Tenemos todos los instrumentos para explotar esta energía, pero no nos hemos sentado a hacer los deberes», apuntó ayer el presidente de Empresas Canarias Productoras de Energía Solar (Sorecan), Santiago Marrero, en el VI Foro de Autoconsumo y Sostenibilidad del Atlántico celebrado en el Hotel Santa Catalina. De los 16.041 megavatios de potencia instalada acumulada hasta 2021 en España, las Islas solo han generado 184 megavatios. «No es lógico que comunidades como Extremadura generen el 25% del total cuando además tienen muchos menos habitantes que las Islas», añadió Marrero.

A pesar del dato, el foro también sirvió para exponer el crecimiento de las cifras en los últimos años. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, participó ayer en la inauguración y aprovechó para presumir del impulso que ha experimentado el autoconsumo durante esta última legislatura. «Cuando llegamos había nueve megavatios y a día de hoy tenemos 59», apostilló. Torres añadió, además, que solo en los últimos ocho meses del año 2022 el Gobierno canario ha «entregado y registrado 21 megavatios de energía fotovoltaica para autoconsumo». Según los datos del presidente, en el Archipiélago se ha pasado «de menos de 200 instalaciones a más de 5.000» con energía fotovoltaica en los últimos tres años.

El Anuario 2020 del Observatorio de la Energía de Canarias, último informe publicado, señala que durante el primer año de pandemia se produjo en Canarias un total de 279,3 gigavatios hora (GWh) de energía fotovoltaica. De los que 21,2 gigavatios hora fueron para autoconsumo, el equivalente a un 7,6%. Lo cierto es que ya los datos del anuario registran que la energía fotovoltaica para autoconsumo se triplicó, creció un 205,5%, entre 2018 y 2020, si bien el impuesto al sol que limitaba su desarrollo estuvo vigente justo hasta 2018.

Torres admitió ayer que el Ejecutivo «debe seguir mejorando» en la apuesta por las energías renovables, pero al justificar la razón de la lentitud de Canarias para unirse a las energías sostenibles el presidente pasó la pelota a los Gobiernos anteriores. «Cuando llegamos al Ejecutivo partíamos de la peor situación, con el impuesto al sol». El líder del Gobierno canario recalcó la «apuesta indiscutible» que ha hecho su equipo por las energías renovables, al declarar la emergencia climática y promover la que será la primera ley canaria contra el cambio climático.

El presidente de Sorecan insistió en las ventajas de la fotovoltaica y reconoció avances en el desarrollo del sector, pero exigió a las administraciones una regulación «más simplificada» en el Archipiélago para poder salir del «atasco» burocrático que se produce en las Islas ante la inversión e instalación en energías renovables. Según los datos expuestos ayer por Marrero, el tiempo para tramitar una planta de autoconsumo oscila entre los tres y ochos meses y las plantes de generación pueden llegar a tardar entre tres y ocho años.

Por ello, el representante de los productores apuntó que desde Sorecan se van a hacer una serie de propuestas que buscan dar «medios e inteligencia a la regulación, a la administración y a los otros actores como gestores de red» con el objetivo de poder «salir de este atasco».

Marrero lamentó que el colapso este provocando un retraso de Canarias en la penetración de las energías renovables ya que mientras a nivel nacional este dato está entorno al 20%, en Canarias está a un 5%. Respecto a los trámites burocráticos, Torres señaló que hay que cumplir con la normativa vigente, aunque agregó que se ha pedido «flexibilización» con fondos europeos.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, participó en la inauguración del foro y también insistió en la necesidad de «desburocratizar la administración, dotarlo de más medios humanos» para «agilizar» la tramitación de la instalación de las energía renovables, ya que si no se puede producir «un efecto disuasorio de quienes quieren hacer una inversión».

El presidente insular quiso realzar el crecimiento de las cifras en Gran Canaria. Morales apuntó que mientras en el Archipiélago se multiplicó por cuatro la instalación eléctrica fotovoltaica entre 2019 y 2021, en Gran Canarias se multiplicó por once. «Más de cinco megavatios», añadió. Para el presidente del Cabildo, Gran Canaria va muy por delante del resto de las islas porque tiene el Salto del Chira. «Eso le va a permitir almacenar la energía. Sin almacenamiento no es posible generar energía», aclaró Morales.

El director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), José Donoso, participó ayer en el foro celebrado en la capital grancanaria e insistió, coincidiendo con Marrero, en la importancia de apostar por la energía fotovoltaica. «Es una oportunidad tremenda para España porque tenemos todos los recursos, por lo que se trata de una oportunidad única para atraer inversión», explicó Donoso, quien resaltó que los costes de implantación han caído un 95% en los últimos diez años.

Compartir el artículo

stats