Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ‘boom’ inmobiliario dispara la firma de hipotecas en Canarias a su máximo en once años

La concesión de estos créditos se incrementa un 27% en el Archipiélago en el primer semestre del año - En el Archipiélago se formalizan de media 73 préstamos hipotecarios cada día

Un hombre se detiene frente a las ofertas de una inmobiliaria. ANDRES CRUZ

Canarias vivió en el arranque del año un auténtico boom hipotecario auspiciado por la fiebre inmobiliaria que ha llevado las cifras de compraventa de propiedades a números que no se veían desde hacía años. En los primeros seis meses de 2022, las entidades financieras concedieron en las Islas 13.274 créditos para la adquisición de viviendas, solares y otro tipo activos inmobiliarios. Una cantidad que supone un 27% más de los que se firmaron en los mismos meses de 2021 y la cifra más alta en once años. 

De esta manera, entre enero y junio de media se formalizaron en Canarias 73 hipotecas al día. Un número alto pero que no se acerca ni de lejos a los que se registraban antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, cuando por ejemplo solo en los seis primeros meses de 2005 las entidades bancarias concedieron más de 45.000 de estos créditos en el Archipiélago. Lo que supone 253 diarias.

 Aunque lo cierto es que el mercado hipotecario ha vivido en 2022 el mejor arranque del año desde hacía más de una década, después de los años de capa caída que precedieron a la crisis financiera. Hasta junio, el capital prestado ascendió a más de 1.368 millones de euros, pero esta cantidad no logra superar a la del ejercicio pasado, cuando con menos créditos formalizados el volumen de capital fue de 1.495 millones. 

Pero, ¿cuáles son los motivos de este alza en la concesión de hipotecas? El mercado inmobiliario ha vivido en este último semestre un momento dulce tras el desplome que sufrió el sector con la irrupción de la pandemia. Este año, muchos compradores que habían retrasado la operación por la crisis sanitaria y otros a los que el confinamiento les acabó de convencer de que necesitaban un nuevo hogar se han lanzado a la caza de una nueva propiedad. La compraventa de viviendas se ha mantenido así en plena efervescencia, cosechando en estos meses cifras récord en la última década. Entre enero y junio cambiaron de manos en Canarias 7.961 viviendas, según las estadísticas del Colegio de Registradores de la Propiedad, frente a las 5.204 compraventas que se registraron en ese mismo periodo del año anterior. 

También ha ayudado el alto nivel de ahorro que han acumulado las familias canarias tras dos años de restricciones para combatir el coronavirus, en los que la caída del consumo vino casi impuesta por las múltiples limitaciones que se establecieron. Los bajos tipos de interés también espolearon la firma de hipotecas en el arranque de este ejercicio.

Alza de los precios

Esta situación acabó disparando la demanda de vivienda, que a su vez ha provocado un alza en el coste de las propiedades, que registraron los precios más caros de los últimos doce años. Pero ni siquiera estos incrementos consiguieron frenar las compraventas. 

Sin embargo, tras años de dinero barato, la subida de tipos de interés ha empezado ha afectar los préstamos. La alta inflación ha empujado al Banco Central Europeo (BCE) a encarecer los créditos para tratar de frenar la subida de precios. Tras varios años en negativo, el Euríbor –indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas en España– entró en abril en terreno positivo, incrementando estos préstamos. Cerró agosto en el 1,25% y la previsión es que acabe el año por encima del 2%. Con lo que las condiciones para aventurarse a firmar una hipoteca no son ahora tan ventajosas como meses atrás. 

Por eso, en este primer semestre del año muchos compradores quisieron acelerar la formalización de créditos para la adquisición de viviendas ante las previsiones de subida de los tipos de interés. De hecho, tanto en marzo como en abril y mayo el número de hipotecas concedidas en Canarias superó las 2.200 en cada uno de los meses. En junio el número ya fue bastante más reducido y se firmaron 1.592 en todo el Archipiélago, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Desaceleración

Aunque se trata de un dato que está un 9,6% por encima del que se registró en el sexto mes del año pasado, podría ser ya síntoma de la ralentización que todo apunta sufrirá el mercado hipotecario al amparo de la desaceleración del sector inmobiliario marcado por la incertidumbre, la inflación y la subida de los tipos de interés. Según los datos del Consejo General del Notariado, la compraventa de vivienda cerró junio con un retroceso del 1,8% en las Islas en comparación con el mismo mes del año pasado. Se trata de la primera caída tras los fuertes incrementos registrados a lo largo de los tres trimestres anteriores.

En julio también se ha notado un frenazo en la subida de los precios de la vivienda y solo se incrementaron una décima en Canarias si se compara con el mes de junio y un 4% interanual, según Tinsa, una empresa especializada en la tasación de inmuebles.

El ritmo de crecimiento en la concesión de hipotecas también se moderó en junio a nivel nacional. Las entidades financieras otorgaron el mes pasado 42.767 préstamos para la adquisición de una vivienda en junio, la mayor cifra desde 2012. Sin embargo, la subida del 12% respecto a junio de 2021 –la decimosexta mensual consecutiva– es la mitad de la registrada en mayo (24,7% interanual) y menos de un tercio de la contabilizada en junio del año pasado (42%).

Compartir el artículo

stats