Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los turistas gastan este año cinco veces más y la facturación roza niveles precovid

El Archipiélago recupera en julio el 99% de los visitantes internacionales anteriores a la crisis

Dos turistas pasean por el sur de Tenerife.

Cinco veces más. Esto es lo que han gastado los turistas internacionales que han visitado el Archipiélago entre enero y julio de este año. La principal industria de las Islas vuelve a latir con fuerza, pero aunque la facturación se ha multiplicado por cinco –incluso casi se ha sextuplicado ya que se ha visto incrementada un 480% respecto al mismo periodo de 2021– el número de visitantes extranjeros no se ha recuperado en igual medida. Si el gasto turístico se ha recompuesto en un 95% frente a los niveles prepandemia, espoleado por la ola inflacionista, el número de turistas alcanzó en la primera parte del año el 88% de los que se recibían antes del covid.  

Hasta el mes de julio, 6,7 millones de turistas vinieron al Archipiélago a pasar unos días de vacaciones, según la Estadística de Movimientos Turísticos de Frontera (Frontur), difundida ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Son 862.079 menos de los que llegaron en esas mismas fechas de 2019, el último año antes de que la irrupción del coronavirus paralizara la actividad en todo el mundo. Tras un 2020 dantesco y un 2021 casi peor, el turismo en Canarias comenzó a recuperar el pulso en la última temporada de invierno y este año las cifras no han hecho tras cosa que crecer. 

Pero si el número de turistas se ha incrementado, el desembolso que hacen para pasar sus vacaciones en Canarias lo ha hecho todavía más, impulsado por el alza de los precios. Entre enero y julio el sector turístico isleño facturó 9.692 millones de euros. Una cantidad que se queda ya muy cerca de los 9.737 millones que se ingresaron en 2019. 

Pero, ¿cuál es el motivo de que el gasto turístico se haya disparado aún sin haberse recuperado el número de visitantes? La respuesta hay que buscarla en la escalada de la inflación que no solo afecta a los bolsillos de las familias canarias a la hora de hacer la compra, llenar el depósito o pagar la factura de la luz, sino que de igual manera también ha empujado al alza los precios de todo lo vinculado a las vacaciones. Según el Índice de Precios de Consumo (IPC) los paquetes turísticos se han encarecido un 17,9% respecto al año pasado, los alojamientos han subido un 9,8% y los restaurantes son ahora un 6,7% más costosos. 

Pero lo cierto es que este aumento de precios no está suponiendo para las empresas del sector en Canarias mayores beneficios. Han encarecido sus productos y servicios porque también a ellas les ha subido lo que deben pagar por la electricidad, el gas, la comida que sirven o el combustible que utilizan. Aunque no han podido repercutir en la tarifa que pagan los clientes todos los sobrecostes, con lo que aunque el gasto turístico se haya mantenido en máximos históricos en varios meses de este ejercicio, 2022 no está siendo un año de beneficios récord para el sector. 

Mes a mes la llegada de turistas extranjeros se ha ido recuperando en Canarias. Solo en julio llegaron a las Islas 1.028.960 visitantes internacionales que suponen que el Archipiélago haya recuperado en ese mes al 99% de quienes visitaron el destino en julio de 2019 para pasar unos días de vacaciones. El número de extranjeros se ha incrementado un 148% si se compara con las cifras del año pasado, cuando muchas de las restricciones a la movilidad impuestas por el covid se mantenían vigentes, lo que ocasionó una drástica caída de visitantes no nacionales. De hecho, fue el huésped local el que salvó la temporada de los hoteles que estaban abiertos en aquel momento. 

El gasto turístico también experimentó en julio un alza importante. De hecho, la facturación aumentó un 155% respecto al mismo mes de 2021. Un total de 1.609 millones desembolsaron los visitantes en el Archipiélago, lo que supone el dato más alto de un mes de julio al menos desde 2016. 

Cada persona que pasa visitó Canarias en julio pagó de media 1.562 euros por sus vacaciones

decoration

Según la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur), de media cada visitante internacional gastó 1.564 euros para pasar sus vacaciones en Canarias. Una cantidad que supone casi un 3% más del desembolso que hicieron los que visitaron las Islas hace un año. Sin embargo, el Archipiélago es una de las regiones del país en las que el gasto ha subido menos. De media en España el desembolso ha subido un 10% y hay destinos como Cataluña en los que lo ha hecho un 21%.

En el conjunto nacional, el gasto de los turistas en julio se situó en 11.870 millones de euros, más del doble que un año antes y alcanza prácticamente niveles precovid. Al igual que en Canarias, el gasto crece a mayor ritmo que la entrada de viajeros, también debido a la inflación que aumenta el desembolso medio, aunque además las estancias se han alargado. 

De acuerdo con los datos del INE, la llegada de turista se acerca a los datos anteriores a la pandemia aunque todavía faltan 700.000 personas. Los gastos se quedan solo 70 millones por debajo de julio de 2019. 

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, valoró ayer estos datos «extraordinarios», que devuelven la imagen y las cifras de un verano «como los de antes», pese al «desafío» de la inflación; y remarca la recuperación de los principales mercados emisores en Europa y el crecimiento de las llegadas de Estados Unidos. La ministra señaló también que las previsiones turísticas para este mes de septiembre son «positivas» a pesar de la subida de precios y la crisis derivada de la guerra que se libra en Ucrania. 

Compartir el artículo

stats