Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a una figura «irrepetible» y férreo valedor del REF

Empresarios y políticos recuerdan su defensa del fuero canario en Madrid y su impulso para el asociacionismo durante la Transición

Adiós a una figura «irrepetible» y férreo valedor del REF | E.D.

El fallecimiento de Ángel Ferrera consternó ayer al empresariado canario, que lo recordó como un hombre «brillante» que acabó convirtiéndose en una «figura irrepetible» para el tejido productivo del Archipiélago. De él, muchos destacan su impulso al asociacionismo empresarial durante la Transición, cuando logró convencer a muchos de que si no estaban unidos sería todavía más difícil defender los intereses del sector económico de las Islas. Experto y férreo valedor del Régimen Económico y Fiscal (REF), dejó su impronta en todas las empresas y organismos por los que pasó a lo largo de su extensa carrera profesional.

Adiós a una figura «irrepetible» y férreo valedor del REF

Pedro Ortega, presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) –organización de la que Ferrera fue su primer presidente en 1978– insistió en que debe ser recordado como una parte muy importante de la creación del movimiento asociativo en el sector empresarial. «Sabía que había que unirse para defender los intereses comunes y fue un actor muy importante para lograrlo», detalló. Para él, fue «un referente» no solo dentro de las organizaciones empresariales sino también por su propia trayectoria profesional.

Adiós a una figura «irrepetible» y férreo valedor del REF

El presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, lamentó el fallecimiento de Ferrera, que señaló como «una pérdida irreparable para el empresariado canario». «Ángel Ferrera lo fue todo en el mismo, tanto como máximo responsable de organizaciones del sector, a la vez que como emprendedor ejemplar», manifestó.

Adiós a una figura «irrepetible» y férreo valedor del REF

El nombre de Ángel Ferrera figurará en mayúsculas en la historia empresarial del Archipiélago. Así lo cree Pablo Casado, director general de Endesa en Canarias, quien recuerda que Ferrera ocupó en 1996 la presidencia de Unelco en una etapa compleja en la que se debía acelerar la homogeneización de la compañía energética en Canarias, modernizarla e integrarla con el resto de las filiales del grupo Endesa. Ferrera «capitaneó magistralmente la difícil operación de transformar Unelco en Endesa y dotar a la empresa en las Islas de las primeras herramientas de digitalización». Por eso, Casado insiste en que «le debemos esa primera etapa de reconversión», algo que hizo «demostrando talante, profesionalidad y con esa visión de futuro que le caracterizaba». Además, fue precursor de la expansión de la compañía hacia Latinoamérica. Casado señaló que con él también llegó una mayor apertura de la compañía hacia la sociedad canaria. Ferrera permaneció una década al frente de la presidencia de Unelco-Endesa y durante ese tiempo marcó su trayectoria avanzando hacia las nuevas tecnologías y haciéndola más competitiva. «Era un hombre afable, conciliador, cercano, con una visión privilegiada para los negocios y con el pulso firme en cuanto a los objetivos empresariales a alcanzar», recalcó Casado para quien Ferrera «marcó un antes y un después en el desarrollo empresarial de Canarias».

«Era una gran persona y siempre estaba buscando nuevos activos que pudieran aportar cosas al desarrollo de nuestra economía», aseguró José Cristóbal García, vicepresidente de CCE, quien se muestra convencido de que el sector echará mucho de menos su figura. García recordó que además fue uno de los padres del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF) e impulsó el modelo de integración del Archipiélago en la Unión Europea (UE). «Fue un gran representante de Canarias fuera de las Islas tanto en Madrid como en Bruselas».

«Le debo mucho porque siempre confió en mi, me dio mi primer cargo y fue como un mentor para mí». Con estas palabras le recuerda Luis Padrón, presidente de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, de la que Ferrera fue presidente entre 1986 y 2002. De él dice que era un «magnífico negociador y un gran estratega» además de que tenía «el liderazgo impregnado en su persona». Y reconoce dentro de sus éxitos al frente de este organismo la expansión del comercio con África occidental. Pero más allá del ámbito profesional lo que les unía era una estrecha amistad y afecto mutuo. «Era una persona extraordinaria, generosa y un gran amigo».

Lola Pérez, directora general de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, también le recuerda como un emprendedor que además de ser un empresario de referencia «era un hombre de carácter agradable, afable y que siempre se preocupaba por los temas que podían afectar a las Islas».

Ferrera se mantuvo también durante más de 40 años al frente de Toyota Canarias. Ayer su CEO y actual propietario de la compañía, Ismael Alemán, señaló que tuvo una trayectoria «brillante» no solo en lo personal sino también por cómo ayudó a desarrollar las organizaciones empresariales en el Archipiélago, además de por su apuesta por la formación. «Fue un gran desarrollador del talento joven, aunque no tuvieras experiencia te dejaba espacio, te daba consejos y escuchaba tus opiniones», recalcó. Manifiesta que fue «como un padre profesional» y una persona «muy importante para mi».

Alberto Cabré, empresario y presidente de la Fundación Universitaria de Las Palmas, mantuvo una larga amistad con Ferrera. Destaca que fue una persona de «iniciativa constante» en los temas canarios y en la relación de las Islas con el exterior. Empezaron juntos en los 70 con la Federación canaria de empresarios, embrión de la Confederación. «Fueron tiempos en los que mantuvimos una lucha por conseguir la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria», evoca. También fue definitiva su aportación como presidente de la Cámara de Comercio y de Cabré como dirigente de la Confederación empresarial en la reforma del REF de 1994.

Mario Rodríguez, presidente del grupo Hospitales San Roque, destaca que Ferrera fue uno de los empresarios que más influyó en la creación de las primeras organizaciones empresariales durante la Transición. Estaba todo por hacer. «Había que implantar esas asociaciones para que ejercieran la representatividad después de la dictadura», explicó. Hoy en día las organizaciones que él ayudó a levantar «siguen activas y han servido para mejorar el sector y darle seriedad ante el resto del país y del mundo». Además, expone que la actitud incansable de Ferrera «hacía que los demás tuviéramos que esforzarnos para ir a su trote» y reconoció que su carrera es «espectacular». «Todos los que somos de su generación y le hemos acompañado en su gran aventura tenemos que reconocer que era un gran señor, una figura irrepetible», sentenció.

Hace apenas quince días la Federación del Metal de Las Palmas (Femepa) concedió la insignia de oro de la institución a Ángel Ferrera ex directivo de la Federación Regional Canaria de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica). Rafael Pombriego, actual vicepresidente ejecutivo de Fredica fue quien la recogió en su nombre. «En aquel momento dije que era una persona extremadamente lista que siempre supo rodearse de gente valiosa para sacar sus proyectos adelante». Una afirmación que ahora mantiene. La desaparición de Ferrera supone «la pérdida de una de las figuras clave de la transición político empresarial de Canarias» y uno «de los grandes de nuestro sector».

Para Pedro Alfonso, presidente de la CEOE-Tenerife, es una lástima la noticia de su fallecimiento ya que se trataba de un hombre emprendedor «con una visión y una capacidad de representatividad y buen hacer que dejó patente en los diversos puestos en los que estuvo al frente».

«Lo conozco desde los años 90 hemos formado varias sociedades juntos, teníamos una relación buena y muy larga, ha sido una gran pérdida». Son palabras de José Carlos Francisco, empresario y expresidente de la CEOE-Tenerife que compartió con Ferrera algunos proyectos. Bajo su punto de vista esta es «otra pérdida irreparable» para el empresariado canario, ya que recordó que en los últimos tiempos «hemos perdido a referentes de los últimos 40 años y da mucha pena».

Fernando Fraile, presidente de honor de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), también guarda muchos recuerdos con el empresario fallecido. «Personalmente tenía una buena amistad con él», sostuvo. Expone que Ferrera hacía extensible la preocupación que pudiera tener por sus negocios a toda Canarias. «Era generoso en ese sentido» además de «una de las personas que mejor conocía y defendía el REF» y destaca que su etapa al frente de la Cámara de Comercio fue «brillante» especialmente en el desarrollo de sus relaciones con África. «Abrió fronteras para los empresarios canarios».

El secretario general de Coalición Canaria (CC) y expresidente del Gobierno regional, Fernando Clavijo, señaló ayer que se trata de una pérdida «que deja a esta tierra un poco huérfana». Clavijo resaltó también la figura de Ferrera en el nacimiento del asociacionismo en las Islas, «participó de una forma u otra en todos los debates importantes, en todos los hitos para el desarrollo económico y social del Archipiélago». El líder de los nacionalistas destacó que ayudó «a transformar las Islas, a construir la Canarias que conocemos hoy participando en debates desde el encaje del Archipiélago en la Comunidad Económica Europea a la aprobación y modificaciones del REF».

Manuel Domínguez, presidente del Partido Popular (PP), también quiso dar su adiós a Ángel Ferrera que destacó como uno de los empresarios más importantes de la historia reciente de Canarias. «Su amor por esta tierra lo convirtió en un referente que buscó la unidad empresarial como vía para nuestro progreso», concluyó.

María Australia Navarro, diputada regional y expresidenta del (PP) en las Islas, aseguró que se siente apenada porque ambos eran amigos desde hace muchos años. «Hemos perdido un grande de Canarias y desde luego un gran empresario, una persona que tenía una visión de futuro impresionante», lamentó. De él destacó su impulso al asociacionismo empresarial. «Estuvo muchos años al frente, diciendo lo importante que era ir unidos para conseguir los objetivos».

Compartir el artículo

stats