Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La CEOE rebaja la previsión de crecimiento para Canarias por debajo del 6%

La patronal tinerfeña espera que el Archipiélago pueda sortear la recesión si se mantienen los niveles de actividad turística

El presidente de la CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso y el director de Consultoría de Corporación 5, José Miguel González Ramón de la Rocha (Efe)

La economía canaria crecerá este año el 5,9%. Así lo estiman los empresarios que, ante la incertidumbre que generan la falta de medidas fiscales para contener la inflación, el alza de tipos y el frenazo en varios indicadores económicos, han acabado por rebajar las expectativas de aumento del Producto Interior Bruto (PIB) para 2022, que hace tres meses estimaban en un 6,3% para este ejercicio. La CEOE-Tenerife reduce de esta manera la previsión de crecimiento por debajo del escenario más negativo previsto por el Gobierno de Canarias, que recientemente estimó en una horquilla de entre el 6,3% y el 8% el incremento de la riqueza del Archipiélago para este año. Tampoco se salvan de la revisión a la baja las previsiones de crecimiento para 2023 que pasan a ser del 4%, tres puntos menos del 7% anticipado en el primer trimestre. 

La patronal tinerfeña presentó ayer del Informe de coyuntura del segundo trimestre del año. En un momento en el que «los tambores de recesión» se escuchan cada vez con más fuerza, los empresarios esperan que Canarias pueda llegar a sortearla gracias a su economía basada en el turismo. Por eso, aunque Estados Unidos haya entrado ya en una recesión técnica y esto pueda trasladarse a Europa y más tarde a España, la patronal confía en que el Archipiélago pueda librarse de esta situación con el turismo como tabla de salvación. 

4% 

2023

  • La CEOE-Tenerife estima que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del Archipiélago será del 4% en 2023. Una previsión que ha rebajado desde el 7% del arranque del año. 

La principal industria de las Islas ha ido aumentando de forma paulatina sus cifras desde finales de 2021 y está cerca de recuperar los niveles previos al covid. La única incertidumbre que existe de cara a la temporada de invierno es cómo se comportará el mercado alemán ante la crisis energética. «Aquello que era un hándicap en la pandemia ahora nos puede salvar de la recesión técnica», valoró José Miguel González, director de Consultoría de Corporación 5, el despacho que elabora los informes de coyuntura para la CEOE.

Pero el Archipiélago no permanecerá indemne del alza del Índice de Precios al Consumo (IPC) que fue ayer el gran protagonista. El dato avanzado del mes de julio a nivel nacional escala hasta el 10,8% y González detalló que, aunque en Canarias las subidas suelen ser más contenidas «no hay ninguna razón para esperar que no aumente la inflación en los mismos términos». 

Las familias canarias cada vez destinan una mayor parte de su renta a tres áreas de consumo: transporte, energía y alimentación, por lo que el dinero que va a parar al resto de sectores es cada vez menor. «Los precios no terminan de moderarse y no se hace nada para que se moderen», recalcó González, ya que insistió en que la inflación no se corrige solo subiendo los tipos de interés. 

La patronal demanda a la administración una rebaja fiscal para contener el alza de la inflación

decoration

Para la CEOE, la respuesta de las administraciones públicas para tratar de contener la inflación debería pasar por una modificación fiscal que se centre en una rebaja de los impuestos indirectos y el IRPF.

«Al Gobierno central no le va a quedar otra que valorar esta reducción fiscal», manifestó Pedro Alfonso, presidente de la CEOE-Tenerife, ya que de no hacerlo «no solo estamos generando un consumo irregular sino que además lo que empobrecemos a la población».

Los empresarios detallaron que las medidas implementadas hasta ahora centradas en la compensación de rentas como la subvención de 20 céntimos al litro de combustible, no provoca una moderación de los precios. Como tampoco lo hacen los nuevos impuestos a la banca y las eléctricas, que solo producen aumentos en la estructura de costes de las empresas que de una manera o de otra repercuten en el precio final.

Alfonso quiso también poner sobre la mesa otro de los riesgos a los que se enfrenta la economía canarias en los próximos meses, el retraso de los fondos europeos que aseguró no están llegando «a la economía real» y la mayor parte se está quedando dentro de la administración pública. 

6,3% 

Gobierno de Canarias

  • La previsión de crecimiento para este año en el peor escenario dibujado por el Gobierno de Canarias será del 6,3%, aunque estima que puede alcanzar hasta el 8%.

El presidente de la patronal tinerfeña señaló además que el peso que tiene la administración en la economía canaria es cada vez mayor. Algo más de un tercio de los empleos que existen en el Archipiélago están vinculados al sector público, un porcentaje que en algunas islas se eleva todavía más. «Esto no es bueno ni malo, ni todo lo contrario», manifestó González, aunque recordó que este sector sobrevive gracias al 70% restante.

Pedro Alfonso insistió también en que se deben buscar fórmulas para mejorar la productividad en la administración. «Iremos subiendo el tono a medida que no se resuelva la simplificación administrativa», señaló ya que tiene un impacto real en la economía.

Compartir el artículo

stats