Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Récord histórico de autoempleo con 136.000 autónomos por primera vez

Canarias suma 5.100 emprendedores en un año v Los sobrecostes provocados por la inflación suponen una nueva amenaza para mantener de su actividad

Un camarero atiende una terraza de una cafetería. E.D.

El autoempleo crece en Canarias y rebasa por primera vez la barrera de los 136.000 autónomos. Los coletazos de la crisis económica provocada por la pandemia, que abocan a muchos a buscarse los ingresos por su cuenta, unidos a la reactivación del turismo y los cambios de paradigma en el mercado laboral –donde las empresas cada vez externalizan más servicios– hacen que el número de trabajadores por cuenta propia haya tocado techo en junio en el Archipiélago. En solo un año, las Islas suman algo más de 5.100 autónomos, lo que supone un crecimiento del 3,9%, que supera con creces al 0,8% a nivel nacional. 

«Dentro de poco tiempo uno de cada tres trabajadores será un autónomo», apunta Juan Carlos Arricivita, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Canarias, quien prevé que las cifras continúen en ascenso a lo largo de este año. No solo porque se está produciendo un cambio estructural en el mercado laboral que propicia que cada vez haya más autoempleo sino también por la aparición de nuevas profesiones o la expansión de los llamados nómadas digitales, autónomos que pueden trabajar desde cualquier parte del mundo de forma online.

Sin embargo, Arricivita advierte que después de los problemas provocados por la pandemia ahora existen nuevas amenazas que ponen el riesgo la actividad de buena parte de los autónomos. Una de ellas es la inflación, que provoca sobrecostes que ahogan a los profesionales, y otra es la devolución de los conocidos como créditos ICO. «El Banco de España ya ha advertido que hay 130.000 autónomos y pymes en todo el país en el aire por estos motivos», señala, más de 5.000 en Canarias. El representante del sector advierte que hay muchos compañeros atados de pies y manos tras haber suscrito contratos a largo plazo en los que ahora es difícil repercutir los gastos adicionales. 

La externalización de muchos servicios provoca que cada vez haya más de estos trabajadores

decoration

Aún así, prevé que los números de autónomos sigan subiendo en Canarias. Pero advierte que todavía existen un alto grado de temporalidad en el autoempleo de las Islas. «Además de la cifra total se debe analizar el grado de antigüedad y la madurez de los autónomos y todavía quedan muchos con poca estabilidad», indica. 

En época de crisis, como la que acabamos de atravesar por la pandemia o la que ha provocado la inflación, es habitual que quienes no encuentran encaje en el mercado laboral como asalariados recurran al emprendimiento como vía de escape para intentar obtener ingresos. «Sobre todo es gente joven o mayor de 50 años a los que les es complicado volver a entrar en el mercado laboral», señala. Pero aclara que emprender no es un asunto sencillo. «Una cosa es la necesidad y otra la capacidad de sacar un proyecto adelante», aclara, por lo que muchos de los negocios acaban echando el cierre poco después. 

En el lado contrario, Arricivita asegura que cada vez son más los autónomos que aunque han alcanzado la edad de jubilación continúan desarrollando su actividad. «Si han cotizado por la base mínima al llegar el momento de retirarse se dan cuenta de que la paga no les da», expone. Por lo que siguen trabajando, lo que está provocando un aumento «considerable» de los autónomos sénior. A nivel nacional, los autoempleados mayores de 64 años que continúan trabajando se han duplicado solo en el último año y son más de 88.000 en todo el país. 

El número de autónomos sénior se ha duplicado en un solo año en todo el país

decoration

Ser autónomo nunca ha sido fácil. El colectivo se queja de las altas cuotas que deben pagar a la Seguridad Social, recibiendo a cambio muchos menos derechos y prestaciones que los asalariados. Durante años, el sector ha reclamado que los autónomos deben pagar según sus ingresos y ahora con la reforma del sistema, abanderada por el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, parecen más cerca de conseguirlo. 

Tras meses de negociaciones, el Gobierno y las asociaciones del sector parecen cerca de alcanzar un acuerdo sobre el nuevo sistema de cotización que regirá al colectivo durante los próximos tres años. «La propuesta actual no tiene nada que ver con las iniciales porque se han corregido muchos tramos», puntualiza Arricivita, ya que lo cierto es que el Ministerio redujo las cotizaciones mínimas para cerrar la negociación. 

Sin embargo, Arricivita sostiene que lo más justo «sería cotizar por los beneficios y no por los ingresos», ya que los autónomos tienen muchos costes «que no son deducibles», por lo que al final acaban pagando por el total de la facturación, que tras eliminar gastos se reduce de forma considerable. 

Compartir el artículo

stats