50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfredo Serrano: "Las aeronaves estratosféricas de Sceye volarán desde Teruel a mediados de 2024"

El responsable de Desarrollo de negocio de Sceye en Europa, Oriente Medio y África, analiza la llegada de la empresa a Teruel y las oportunidades de negocio que abrirá su instalación

Alfredo Serrano, en la presentación de la inversión de Sceye en Teruel.

El nombre de la empresa Sceye, que recalará en Teruel con una inversión de 35 millones de euros y la previsión de crear más de 600 empleos, es un juego de palabras que, en inglés, mezcla las palabras sky, cielo, y eye, ojo. "El ojo en el cielo: eso es lo que hacen nuestras plataformas, se quedan en un punto fijo y desde ahí pueden observar y dar servicios de telecomunicaciones".

Lo explica el responsable de Desarrollo de Negocio de Sceye en Oriente Medio, Unión Europea y África, Alfredo Serrano, quien acompañó al fundador de la compañía, Mikkel Vestergaard el pasado viernes en el anuncio de la nueva instalación, que puede marcar un antes y un después en el futuro de la localidad como polo de atracción del sector aeroespacial.

¿Por qué Teruel?

Teruel tiene una serie de ventajas. La primera, que ya hay una infraestructura, como el aeropuerto de Teruel, que tiene una serie de servicios, más relacionados con la aeronáutica que con la tecnología aeroespacial, pero que ya hay un germen en lo referente a que se ha creado un ecosistema. También hay una empresa que se dedica a lanzar cohetes, PLD. Hay un ecosistema no solo de empresas privadas, sino también desde las universidades, que se han adaptado los currículos académicos para dar respuesta a la formación que requieren este tipo de empresas. Además, hay disponibilidad de espacio. También, que la climatología es bastante benigna para el tipo de operaciones que nosotros hacemos. Durante tres cuartas partes del año las condiciones son suficientemente buenas como para poder volar este tipo de naves estratosféricas. Estamos hablando de un dirigible que simplemente flota en el aire. No tiene ningún tipo de propulsión. En la parte trasera hay una hélice bastante grande, pero no sirve a baja altura, solo es para propulsarlo en la estratosfera, donde el aire es mucho más fino. Sirve para mantener siempre un punto fijo.

¿Lo más difícil es el despegue?

Al ser una nave que flota, el despegue es lo más delicado, porque cualquier tipo de viento lateral puede hacer que cuando la nave está a medio salir del hangar tenga un golpe contra la puerta. Todo el ascenso es delicado y una climatología donde no hay vientos de superficie para nosotros es súper favorable. Y obviamente, se suma que el Gobierno de Aragón siempre ha estado apoyando estas iniciativas, como la de PLD Space. Hemos visto que el Gobierno está dispuesto a apoyar y a desarrollar que el aeropuerto de Teruel dé el paso al mundo aeroespacial. Quien nos llamó la atención sobre Teruel fue la Agencia Espacial Europea. Las cosas se están haciendo muy bien, y para nosotros eso es la mejor de todas las opciones. Hace diez años el aeropuerto no era nada, y ahora es la plataforma de estacionamiento, mantenimiento y reciclado de aeronaves de Europa.

Su llegada a Teruel supondrá la creación de 135 empleos muy calificados. ¿De qué disciplinas?

En primer lugar, está la creación de la aeronave. Y luego, estas aeronaves son una especie de satélites a más baja altitud, por lo que puede dar servicios con más precisión, y comunicarse incluso con un smartphone 4G o 5G. Por un lado está el ensamblaje de la aeronave, ahí necesitamos ingenieros aeronáuticos para modelos desde 30 metros de largo a 150. También ingenieros de tecnología de sistemas, informáticos, big data, inteligencia artificial, meteorólogos, mecánicos... El hangar de Teruel será uno de los más grandes del mundo.

¿Cómo será?

Si vamos a diseñar naves de más de 150 metros de largo y 40 de ancho, el hangar tiene que tener holgura; unos 200 metros de largo. Además, habrá un área de ensamblaje, que será igual de amplia.

¿Cómo serán las aeronaves?

Utilizan unas placas solares especiales diseñadas por nosotros, unas baterías especiales más avanzadas que las que están disponibles hoy en día en el mercado, también diseñadas por nosotros._Para todas esas habilidades y conocimientos necesitamos personal, porque habrá que estudiar la creación de aeronaves aún más grandes. Asimismo, se debe seguir los procesos de calidad, misión de vuelo, que están monitorizados 24/7. Dirigimos todo el proceso del ascenso como si fuera un dron, y tenemos nuestra propia escuela de pilotos. Son naves de más de 2.000 kilos a 20.000 metros de altitud y hay que asegurarse de que en cada momento mantengan la altura y la posición adecuada.

¿Cuáles serán las funciones de los dirigibles?

Cada aeronave tiene una misión específica, puede ser de comunicaciones, observación de la Tierra, detección de incendios o control de tráfico marítimo. El equipamiento a bardo de la aeronave cambiará en cada misión, por lo que se requerirán perfiles específicos en cada caso. Por eso la implantación de Sceye significa multiplicar por cuatro los empleos directos en creación de puestos de trabajo totales. También pueden servir para descubrir yacimientos arqueológicos subterráneos, hacer un mapeo en tres dimensiones de la superficie de la Tierra... Hay muchísimas aplicaciones. Con una aeronave se puede hacer un muestreo de una franja de terreno de 30 a 50 km de ancho de una sola pasada. Además de todo eso, en tierra tenemos que tener un equipo de análisis de datos específico para cada misión.

¿Cuándo saldrá la primera aeronave desde Teruel?

No depende solo de nosotros. PLATA (Plataforma Aeroportuaria de Teruel) gestiona el aeropuerto y el desarrollo de las infraestructuras. Por el tamaño y la complejidad, la construcción de las instalaciones puede tardar un año y medio. Ahora sale la licitación del hangar y la nave de ensamblaje. Hacia finales de octubre, PLATA debería tener identificado cuál va a ser la ingeniería que haga el proyecto. El proyecto debería estar hecho en la primavera que viene, y después vendría la construcción. En la fabricación del zepelín somos más ágiles. Son materiales muy complejos, que enviaríamos a la sede de Teruel y allí haríamos el ensamblaje. Empezaremos con los de 80 o 90 metros, lo que podría estar hecho en un par de meses. Mediados de 2024 es una fecha conseguible para enviar los primeros a la estratosfera.

"El equipamiento a bordo del dirigible cambia en cada misión, por eso el empleo directo se multiplica por cuatro"

decoration

Se trata de una tecnología totalmente nueva.

Sí, estamos trabajando en los marcos regulatorios a nivel internacional. Estas aeronaves no son iguales que un satélite ni que un avión. También con las telecomunicaciones, sobre cómo se tienen que integrar nuestras torres de internet con las que están en tierra. Para todo eso, subcontratamos. Por eso se multiplica por tanto el empleo indirecto.

Aspiran a ser un nuevo polo de atracción de empresas.

Por ejemplo, con las baterías que hemos creado, puede llegar un fabricante que las comercialice. Estoy seguro que en el futuro se utilizarán en vehículos eléctricos. Posibilidades hay muchísimas. 

Compartir el artículo

stats