Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Giro en el Sáhara | Foro de Inversión Marruecos-España

Una apuesta por el futuro de Dajla

Unos 250 empresarios españoles participan en el primer foro de inversiones organizado por Marruecos en la ciudad saharaui después del giro de Sánchez

Dos mujeres pasean junto a un mercado de construcción española por las calles de Dajla. | | E.D.

A tan solo 500 kilómetros de las Islas Canarias se encuentra Dajla –antigua Villa Cisneros–, una región saharaui gobernada por Marruecos que durante esta semana se ha convertido en el escenario de las relaciones económicas entre España y el reino alauí. La antigua colonia española acogió el primer Foro de Inversión Marruecos-España en el que participaron unos 250 empresarios españoles –60 canarios– que viajaron con la idea de descubrir las oportunidades que ofrece la ciudad africana. El objetivo de los organizadores (Ministerio de Industria de Marruecos y el Consejo regional de Dajla) era claro: conseguir que las compañías inviertan en el Sáhara Occidental y demostrar al mundo la normalización de las relaciones entre ambos países.

El foro se celebró el pasado martes y miércoles, tres meses después de que el presidente español, Pedro Sánchez, respaldara el plan de Marruecos de convertir el Sáhara Occidental en una autonomía marroquí. Una vez se abrió esa puerta, los empresarios han aprovechado el foro para sondear sus opciones de negocio en una tierra que cuenta con un gran abanico de posibilidades debido a sus recursos naturales. Así los explicaron las autoridades marroquíes que participaron en los diferentes paneles sectoriales que conformaron el encuentro en el que se puso especial énfasis en la proximidad cultural, la estabilidad económica, política y social, el sólido marco legal y la variedad de recursos naturales como motivos para invertir en Dajla, entre otros factores.

La pesca, el turismo y las energías renovables, algunas de las áreas que más crecen en la región

decoration

La mayoría de las compañías que acudieron al encuentro organizado por al empresa marroquí Silver Tours fueron pymes invitadas por la organización. Pequeñas y medianas empresas interesadas en los sectores que más crecimiento presentan en Dajla: la pesca, la acuicultura, el turismo, las energías renovables y la logística.

Las autoridades políticas marroquíes no quisieron dejar pasar la oportunidad y desplegaron todos sus encantos para convencer a los presentes de que el futuro «está en Dajla». Así los afirmaron en sus discursos de inauguración. El primero fue el presidente de la Región de Dajla Oued Eddahab –equivalente a un presidente autonómico–, Yanja El Khattat, quien insistió en la importancia de que los dos países «trabajen juntos de forma que se fortalezca la cooperación y la buena convivencia».

Un grupo de bailarines recibe a los empresarios en el foro marroquí.

El Khattat aseguró que a la región le espera un futuro prometedor como «centro regional líder» que servirá para conectar Marruecos con su extensión africana gracias, según el presidente, al plan de desarrollo económico de las provincias del sur puesto en marcha en 2015 por el Rey Mohamed VI. Una iniciativa que otorga a Dajla 2.500 millones de dólares e incluye siete programas estructurales relacionados con el desarrollo regional en áreas como las infraestructuras portuarias y carreteras, energía, agricultura, pesca, turismo, formación, cultura y medioambiente.

También participó en la apertura del foro, a través de un vídeo, el ministro de Industria y Comercio de Marruecos, Ryad Mezzour, quien aprovechó su intervención para resaltar la importancia de uno de los grandes proyectos de la zona: el nuevo puerto Atlántico de Dajla, que contará con una zona industrial y logística «de primer orden» que convertirá a la región en una «puerta de entrada a África». Una infraestructura de 1.850 hectáreas que pretende ser tres puertos en uno: comercial, marítimo y de reparación de barcos. Mezzour también aludió a la «progresiva localización de industrias pesadas en estas regiones, dado que la zona es conocida por tener uno de los mejores potenciales eólicos y solares del mundo». Según palabras del ministro marroquí, esto los convierte en un destino privilegiado para moléculas verdes como el hidrógeno, que hoy se usa para el acero, el amoniaco y los materiales de construcción.

Saharauis y turistas realizan compras en un mercado local.

Ademas del presidente y el ministro acudieron otras autoridades marroquíes como Lamine Benomar, wali (gobernador) de la región de Dakhla. Por parte de España no hubo participación oficial de la administración. La única representante de la delegación española fue la empresaria María José Tato Mera, quien explicó su experiencia inversora en la región. Aseguró que en un inicio tenía «reticencias» y un cierto escepticismo, especialmente en torno a la seguridad jurídica que podía encontrarse en el país. Sin embargo, afirmó que se ha «sentido como en casa» desde que empezó a invertir en Dajla.

A pesar de la ausencia de autoridades españolas, el foro causó revuelo en Argelia, que a principios de semana anunciaba una orden a sus agencias de viaje para que cortaran las relaciones con España después de haber suspendido a principios de mes el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación que une al país con España desde hace 20 años. El encuentro en Dajla no gustó a las autoridades argelinas pero la misma tarde del lunes la dirección regional de turismo rectificó públicamente el nuevo boicot.

Las autoridades españolas prefirieron no acudir al foro, lo que no evitó el enfado de Argelia

decoration

La parte española del foro la protagonizaron los empresarios con firmas fundamentalmente canarias, andaluzas y catalanas, aunque también castellanoleonesas, valencianas o vascas. Uno de los grupos más numerosos fue el que partió desde Canarias. La cercanía y la similitud del territorio con las Islas, en algunos aspectos, llamó la atención de unos 60 representantes de pequeñas y medianas empresas isleñas de sectores muy diversos: turismo, agricultura, construcción, comercio y pesca. «No perdemos nada por ver que ofrece este territorio», fue la frase más repetida en un viaje en el que, aunque no se llegaron a grandes acuerdos, sirvió para conocer la región y abrir las puertas a futuros proyectos.

Deportistas realizan kitesurf en la laguna de Dajla.

El presidente de la región, El Khattat, agradeció la presencia de los empresarios canarios y aseguró que la región tenía «mucho que aprender» de la experiencia del Archipiélago en cuestiones como el turismo o la desalación de agua. Propuso incluso, planes de futuro compartidos para que los turistas que lleguen a las Islas vivan también experiencias en Dajla.

En el grupo canario también viajaron representantes de algunos centros de formación del Archipiélago como la UNED, la MBA Business School o el Grupo ICSE en buscar de oportunidades de cooperación. No se alcanzó ningún acuerdo concreto en esta área, pero sí se firmó en el foro un protocolo de cooperación entre la Zona Franca de Gran Canaria y el Consejo de la Región de Dajla. Una semilla, que habrá que esperar para ver si da frutos en el futuro.

La región en cifras

Población

Habitantes

  • Dajla cuenta con una población de unos 200.000 habitantes, de los cuales un 65% conforman la población activa. 

PIB per cápita

  • El PIB per cápita de la región es el más alto de todo Marruecos, es de 8.600 euros. La media nacional se sitúa en 3.500 euros. 

Pesca

Sector con más éxito 

  • Dajla cuenta con 667 kilómetros de costa en el Atlántico con una bahía de 400 kilómetros. Tiene una capacidad anual de alrededor de 600.000 toneladas y el sector crea 40.000 puestos directos de trabajo.

Agricultura

Área potencial

  • La región cuenta con una área agrícola útil potencia de 10.000 hectáreas con 1.000 hectáreas realmente irrigadas y en funcionamiento. 

Energía renovables

Recursos naturales

  • En Dajla hay 3.000 horas de sol al año, vientos permanentes con una velocidad media de 35 kilómetros por hora y un clima templado con una temperatura de 20 grados. 

Turismo

Crecimiento

  • Actualmente existe una capacidad de 2.500 camas, pero hay 25 proyectos en curso que aumentarán la cifra hasta 6.000. En 2019 se registraron 39.000 llegadas y 70.000 pernoctaciones. 

Compartir el artículo

stats