Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las buenas perspectivas turísticas disparan la creación de empresas

Canarias y Baleares, las dos economías más dependientes de los servicios, tiran del carro de la apertura de nuevos negocios v Las constituciones crecen un 11,5%

Un camarero sirve las mesas de una terraza. Andrés Gutiérrez

Las buenas perspectivas del sector turístico, que cada vez se parece más a lo que fue antes de la pandemia, están animando la creación de nuevas sociedades. Son precisamente los dos archipiélagos del país, Canarias y Baleares –que son también las dos economías más dependientes del sector servicios– las que encabezan la apertura de nuevos negocios en toda España. Mientras en la comunidad balear la constitución de nuevas sociedades se elevó un 19%, en Canarias las aperturas aumentaron un 11,5% en abril respecto a 2021. En total levantaron la persiana 319 empresas, un número muy similar al del mismo mes de 2019. 

Unos incrementos que se contraponen con el descenso generalizado a nivel nacional, donde la constitución de nuevas sociedades cayó un 8,2%, poniendo fin a cinco meses consecutivos de incrementos, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).  

En Canarias, la creación de empresas no recibía un impulso tan alto en un mes de abril desde 2016. Su capital total es también el más elevado desde marzo de 2020, en concreto de 12 millones de euros. De esta manera, el tejido empresarial parece estar respondiendo a las excelentes previsiones turísticas de cara al verano y también a la temporada de invierno, recuperando negocios que se perdieron debido a la pandemia.  

El Archipiélago registra en abril 319 nuevas sociedades con un capital de 12 millones de euros

decoration

Sin embargo, la alegría por este aumento en el número de nuevas sociedades debe ser contenida, ya que la mortalidad de estos negocios suele ser muy alta. Según un estudio elaborado por Iberinform, el 20% de las empresas no llegan a cumplir los tres años de andadura, mientras que el porcentaje de cierres se eleva hasta el 37% cuando llegan a los cinco años. Solo una de cada tres celebra su décimo segundo aniversario, por lo que lanzarse a constituir una empresa tiene sus riesgos, ya que son pocas las que logran consolidarse. 

Además, este estudio señala que el segundo año de pandemia empeoró de manera generaliza las tasas de supervivencia empresarial. Pero es que el contexto económico actual tampoco se lo va a poner nada fácil a las empresas que comienzan ahora su andadura. La inflación prosigue su escalada y los costes de la energía o los materiales se han disparado. Además, de la incertidumbre que genera la guerra en Ucrania, que complica realizar previsiones a largo plazo.

Aún así, el número de disoluciones bajó un 7% en Canarias en abril respecto a lo que ocurrió en 2021. Un total de 63 empresas del Archipiélago echaron el cierre en esas semanas, frente a las 68 de un año antes. La cifra más baja en lo que llevamos de 2022.

Solo una de cada cinco nuevas empresas supera los tres primeros años de actividad

decoration

Pero lo cierto es que las disoluciones empresariales se encuentran anestesiadas por la moratoria concursal, establecida por el Gobierno de Pedro Sánchez en lo peor de la crisis pandémica y que continúa en vigor. Una medida que permite a las empresas retrasar este procedimiento en casos de insolvencia. Su objetivo era evitar una avalancha de concursos de acreedores que colapsara los juzgados mercantiles y sortear la previsible sangría de liquidaciones por las dificultades económicas que provocó la crisis sanitaria. 

Aunque a pesar de esta moratoria, la disolución de empresas no se ha detenido en Canarias. El año pasado más de un millar de entidades iniciaron el proceso para liquidar la sociedad y 164 presentaron un concurso de acreedores a pesar de la moratoria del Gobierno central. En los cuatro primeros meses de este año, y según los datos del INE, un total de 403 empresas han sido disueltas en el Archipiélago. En el mismo periodo de 2021 la cifra solo ascendía a 382 sociedades. 

Salvo que el Gobierno central acuerde una nueva prórroga, la moratoria concursal finalizará este 30 de junio. Y será en ese momento cuando se restablezca la obligación de presentarlo, por lo que se prevé una avalancha de casos de empresas, empresarios, autónomos y personas físicas en situación de insolvencia de toda España. 

El ‘Año I’ del covid restó 3.900 millones al comercio

El Año I de la pandemia restó al sector comercial en Canarias un 17% de su facturación, lo que supuso que los negocios del Archipiélago dejaran de ingresar alrededor de 3.900 millones de euros. La sangría en el sector servicios fue aún mayor. La caída en su volumen de negocio alcanzó el 38%, que ocasionó pérdidas por más de 5.600 millones de euros a las empresas de este sector en las Islas. Canarias y Baleares fueron las dos comunidades en las que el comercio y la restauración sufrieron una mayor caída en su facturación, debido principalmente al cierre de fronteras y la paralización del turismo. Así lo evidencian los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que señalan que también el sector industrial canario sufrió una importante caída en el primer año de la pandemia. En concreto, el volumen de negocio descendió un 13,3% en esta actividad y la facturación alcanzó los 6.442 millones de euros. En el conjunto nacional, el sector del comercio demostró su resiliencia durante el período más duro de la pandemia, al registrar una cifra de negocio de 726.552 millones de euros en 2021, lo que supuso un descenso del 7,1% de su facturación, un impacto menor que el registrado por el sector servicios e industria, cuya cifra de negocios cayó un 19,9% y un 11,3%, respectivamente. | D. G. 

Compartir el artículo

stats